NO PARECE ESPAÑOLA

Este domingo se entregaron los premios Goya. La ceremonía fue entretenida, especialmente por la ausencia de pausas publicitarias, por el buen hacer de Buenafuente y por la sobriedad del guión y de la realización, que no se esforzaron en ser epatantes o extremadamente ingeniosos. Los galardones se repartieron, sobre todo, entre “Agora” y “Celda 211”, como era de esperar. “Gordos”, “Yo también”, “Planet 51”, “Tres días con la familia”, “Los abrazos rotos” y “El secreto de sus ojos” completaron la lista de largometrajes que se llevaron alguna estatuilla a casa. Quizás “El secreto de sus ojos” se hubiera merecido algún reconocimiento más por parte de la Academia. Yo dije en su momento que me pareció una película irregular, pero conforme pasa el tiempo uno recuerda sobre todo sus momentos más brillantes y estos son muy brillantes: la escena del partido de fútbol, la del interrogatorio, el final…

Por otra parte, “Celda 211” me parece una buena película, pero un tanto sobrevalorada. De ella me gusta, sobre todo, el guión, que tiene giros argumentales que lograron sorprenderme, y también las actuaciones, por supuesto. Sin embargo, me da la impresión de que la película se está llevando alabanzas un tanto exageradas. Pero lo que más me molesta es el tópico supuestamente elogioso que dice “No parece española”. Como leí en Meneame, ¿pero cómo que no parece española? Ambientada en una carcel de Zamora, con Antonio Resines, Luis Tosar o Manuel Morón en el reparto, la importancia que tienen unos presos de ETA en el guión… ¿Qué va a parecer si no española?

Lo de que “no parece española” se puede aplicar a películas como las que ruedan en inglés Alejandro Amenábar, Alex de la Iglesia, Jaume Balagueró o Isabel Coixet, pero aplicarlo a una película como “Celda 211” no hace más que demostrar los prejuicios de quien lo dice. Se supone que una de las razones por las que no parece española es por ser una película de género… como si en España no se hiciera nunca cine de género. Pueden salir mejor o peor, pero películas como “Rec”, “El orfanato”, “Tuno negro” o “El arte de morir” funcionaron bastante bien en taquilla. También se han hecho thrillers como “La distancia”, “La caja 507”, “Incautos”, “La noche de los girasoles”, “Sólo quiero caminar”, “Los lobos de Washington” o “Días Contados”. Hasta se han hecho películas sobre viajes en el tiempo (“Los cronocrímenes”) y meteoritos que se van a estrellas contra el planeta (“Tres días”). Otra cosa es que no se sepan vender y promocionar. Y desde luego, no se han dejado nunca de hacer comedias de todo tipo… Evidentemente, no todas las películas que hace el cine español son buenas. De hecho, el porcentaje de películas españolas buenas es bastante reducido, pero así pasa en todas las filmografías y en todas las industrias culturales.

La otra gran razón por la que supongo que “Celda 211” no parece española es por su acabado técnico. Bueno, cualquiera que haya visto una película española con un presupuesto razonable se daría cuenta de que hace ya bastante tiempo que los profesionales españoles se han puesto las pilas en ese sentido. Algunos hasta trabajan en Hollywood sin el menor problema…

El problema, supongo, es saber qué entienden quiene recurren al tópico por “película española”. Generalmente, caben tres posibilidades. La primera posibilidad es que digan “no salen prostitutas y travestis”, como si todo el cine español se redujera a la filmografía de Almodóvar… y como si la filmografía de Almodóvar se limitara a “enloquecidas-comedias-sobre-transexuales-llenas-de-colorines”. Es cierto que la influencia almodovariana mal entendida nos ha traido horrores como las películas de Menkes y Albacete y las de Ayaso y Sabroso, pero eso no es culpa de Almodóvar. La segunda posibilidad es que digan que “no salen tetas y culos”, como si todo el cine español se limitara a las películas de Vicente Aranda y Julio Medem… y como si las películas de estos directores sólo fueran excusas para enseñar carne. Los tiempos del Cine “S” quedaron ya muy atrás.

Y la tercera posibilidad es que digan lo de “por fin una película española que no habla de la Guerra Civil”. Vale, es un hecho que en España se hacen películas sobre la Guerra Civil. Pero, ¿cuántas de ellas van realmente sobre la guerra? Es decir, ambientadas en los campos de batalla, el frente o las ciudades sitiadas. Tenemos “Libertarias”, tenemos “Las trece rosas”, tenemos “Tierra y libertad” (que es de Ken Loach, tampoco debería contar mucho), tenemos “Soldados de Salamina”… y no se me ocurren muchas más. Supongo que la gente debería decir “por fin una película española que no habla de la Posguerra”. El problema es que España fue una dictadura durante cuarenta años… y esto pesa mucho. Seguro que a todos nos gustaría hacer películas ambientadas en los elegantes años 40, los coloristas años 50, los revolucionarios años 60 o los desprejuiciados años 70 como hacen los cineastas estadounidenses, franceses, ingleses o suecos sin ningún prejuicio. Pero es que España no era así en absoluto y sería ridículo hacer cine sobre esa época sin tenerlo en cuenta, ya sea a la hora de hacer comedias como “Los años barbaros”, “Besos para todos”, “Torremolinos 73” o “El amor perjudica seriamente la salud”, sofisticados melodramas a lo Garci tipo “You are the one” o películas fantásticas como “El laberinto del fauno”.

En definitiva, a mí una de las cosas que más me gustan del cine español es, precisamente, que parece español.

7 thoughts on “NO PARECE ESPAÑOLA”

  1. Estoy de acuerdo contigo y como no tengo ganas de hablar y ya lo has dicho tú, pues eso, hale.

    Ah, que vaya peñazo de galas nos hemos tenido que tragas algunos años, ufff (yo hace tiempo que no las veo enteras, pero antes quedaba con mi amiga M. o con mi hermana y me las veía de principio a fin)

    Besicos!

  2. (Perdón por la intromisión. “Quizás” es correcto, que es que a mí me pasaba igual, que siempre me ha sonado raro y siempre pensaba que la forma correcta era “quizá”. Pero vamos, que viene recogido en el diccionario de la RAE como adverbio de duda y remite a “quizá”)

  3. Jejeje, Diego se refiere a que el “quizás” sobre y habría que sustituirlo por un “sin duda” o “seguramente”, :-)

    Viva el (buen) cine español!

  4. En laa peli “La niña de tus ojos” de Trueba hay un dialogo que siempre uso cuando dicen estas cosas

    Maria Barranco: No me gusta el cine español, son siempre españoladas.

    Resines: ¿Y que se supone que debemos hacer? ¿Alemanadas?

    Genial.

    Hay mucho paletismo

    QUIZAS

  5. (Por eso pedía perdón de antemano. A mí es que en cierta época me surgía la duda, el “quizás” me parecía más vulgar que el “quizá” … hasta que acudí al diccionario para curarme la tontería. Y eso, que no lo pillé por lo de que sobraba … si es que a ciertas horas más me valdría no abrir la boca … o escribir, en este caso)
    :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *