NADA TE TURBE

Anoche fui a ver “Camino”. A pesar de algún defecto menor como una duración un tanto alargada o algún personaje secundario ligeramente plano, me pareció una película más que notable, con unas interpretaciones excelentes y una estética que acompaña perfectamente a una historia que se atreve a hablar sin miedo de la fe, el amor y la muerte.

Aunque había leido que Javier Fesser había querido mantener cierta objetividad con respecto al tema del que trata la película, tenía miedo de que en realidad se diera un tratamiento caricaturesco a la religión, con numerarios de opereta y curas siniestros. Bueno, de estos últimos sí que hay, pero el retrato que se hace de los miembros del Opus, para cualquiera que haya conocido de cerca a alguno de ellos, es bastante exacto, tanto para lo bueno como para lo malo.

Está claro que, según sus ideas respecto a la religión, cada espectador va a tener una visión diferente de la película. Algunos pensarán que es una caricatura de la fe religiosa, otros lo interpretarán como una denuncia de la manipulación y de la exaltación del dolor que hacen ciertos sectores de la Iglesia. Yo me quedé con la idea de que es el Amor (a Dios, al niño del grupo de teatro o al farmaceútico del pueblo) lo que le da sentido a la vida, y lo que le permitió a Camino afrontar su enfermedad y morir de una de las formas más hermosas que he visto en una pantalla de cine. Salí del cine impresionado. Muy recomendable, tanto para ateos como para creyentes de todos los tipos.

20 comentarios en “NADA TE TURBE”

  1. A mí lo que realmente me llama la atención de la peli es que trate sobre el Opus, aunque sea como contexto. Creo que desde “La trastienda” no se había hecho nunca algo así (“El código da Vinci” no cuenta ni como película).

    Ni para bien ni para mal, porque no la he visto, pero me llama la atención.

  2. Yo la vi el viernes pasado y me gustó. Y creo que la niña que hace de amiga de la protagonista es de lo mejor que he visto en mucho tiempo. Una de las mejores actuaciones de la historia del cine. Cuando está desayunando con Camino contandole las batallitas del cole me pareció la escena más redonda de la peli.

  3. Pues yo tengo muchas ganas de verla, la verdad… Lo poco que he visto me atrae un montón, y que sea de Fresser, más, no sé por qué… Así que gracias por la recomendación, que la seguiré (estoooo, si está en torrente, claro XD)

  4. La verdad es que el tema hospitales, médicos, operaciones, enfermedades está muy presente en la película, eso hay que advertirlo.

    A mí el personaje de la enfermera de la quimio sí me gustó, el que me pareció más caricaturesco el cura amigo de la familia, no el de la Clínica (Universitaria) Navarra.

    Del Opus se podrían hacer mil películas, jejeje… Y claro que hay muchos tipos de creyentes y muchas maneras de vivir la fe.

  5. Yo no he visto la película ni me interesa mucho el tema. ¿Por ser del Opus?, no, por la historia en sí misma. Como tú, también tengo mis propias vivencias, con numerarios que merecen un altar por buenazos, otros que nunca en su puta vida entendieron que no están en este mundo para ser tan hijos de puta, curas que sólo pueden calificarse de increibles y buenagente, cuervos con alzacuellos que encarnan el mal más absoluto, médicos de la CUN que piden a las enfermeras en prácticas no agarrarse de un modo tan “impúdico” a una barandilla de escalera (gente enferma) y otros que se preocupan tanto o más por sus amigos y conocidos que por ellos mismos. Vamos, que será por ejemplos.

  6. Iré a verla mas por el tema del Amor (que asi lo vi desde el principio, tal y como tu lo cuentas) que por el OPUS, aunque me aprece de una valentia auténtica el mostrar ese tipo de vida.

  7. Yo quiero guardar a Manuela Vellés en mi habitación, ya con la coletita bien recogida, para sacarla y que me cante y me sonría siempre que quiera. <3 <3 <3

  8. Lo que está claro, Nils, es que todas las generalizaciones son malas. Por eso sigo que hay muchas formas de ser creyente, ya que el Opus sólo es una pequeñísima parte de toda la Iglesia.

    De todas formas, el retrato del Opus me parece, en el fondo, algo secundario dentro de la película. Hacedle caso a Diego. Y sí, Manuela Vellés se ha redimido de aquella “Caótica Ana”. Y Nerea Camacho es como un ángel.

  9. Pero decir “todas las generalizaciones son malas” es hacer una generalización (por el todas), asi que en verdad entras en una paradoja lingüistica

    jajaja

    Yo en el Opus conocí de todo, muy muy muy buena gente que no veía mucho de lo que tenía delante (no podía o no quería), monstruos obsesivos manipuladores y ruines, etcétera. Eso si, me repitieron y me hicieron tanto pensar en Dios, que consiguieron hacer lo que soy: un ateo.

  10. A mí el Opus siempre me ha resultado muy curioso, no sé, parece como si fuera una iglesia paralela o dentro de la historia con su propio Papa al que veneran más que al propio Papa, parece, no sé.

  11. ¿Y ahora como salgo yo de la paradoja? :-D

    No sé muy bien como se define el Opus Dei dentro de la organización de la Iglesia, pero sí es cierto que tienen mucha devoción por su Prelado (“El Padre”, le llaman). Es uno de los detalles que salen en la película.

    Los numerarios que yo conocí me parecieron, sobre todo, niños grandes que cerraban los ojos ante ciertas realidades de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *