MÚSICA DOMINGUERA

Como dice Nils en su artículo de hoy, adoro Eurovisión. Me gusta que me guste el Festival, porque, entre delirios estilísticos y horrores musicales variados, siempre aparecen tres o cuatro canciones que merece la pena escuchar, el espectáculo suele ser brillante y es de las pocas ocasiones en las que uno siente que Europa existe de verdad. El flahsmob bailado al ritmo de Madcom en varias ciudades del continente fue un bonito momento digno de ser recordado.

Mi madre, la eurofan primigenia, nos enseñó que en Eurovision siempre gana la mejor canción o la propuesta que se distingue de las demás. Quitando excepciones, el principio acaba cumpliéndose casi siempre. La canción alemana es un tema actual y su intérprete, Lena, por mucho que el cansino Uribarri (jubilación definitiva ya) la definiera como “una chica que parece que está cantando en un karaoke” es un tipo de solista femenina que está muy de moda ahora (Pixie Lott, Kate Nash, Amy MacDonald, Selena Gomez… cada una en su estilo, claro). El hecho de que, antes del Festival, fuera número uno en Alemania y estuviera en los primeros puestos de las listas de sencillos de varios países europeros como Austria o Suiza debería haber sido pista suficiente para pronosticar su victoria frente al aluvión de baladas intercambiables entre sí, las ñoñadas eurovisivas y los temas bailables de aires noventeros (y por tanto, pasados de moda).

Mis otras favoritas, Turquía y Bélgica, quedaron en buenos puestos. El baladón noruego, en cambio, quedó en los últimos puestos, seguramente debido a una puesta en escena anodina, a haber cantado al comienzo de la noche y al exceso de baladas de la noche. Daniel Diges, por su parte, dio toda una lección de elegancia y saber estar con su reacción al momento “espontáneo que se cuela en el festival”. La canción no es gran cosa, pero Diges la hizo mejor de lo que es. El año que mandemos una buena canción y a un buen intérprete, podremos ganar el Festival. El voto vecinal e inmigrante puede hacer que una canción tenga asegurados un buen puñado de votos y un puesto en la parte alta de la tabla, pero nunca asegurará la victoria.

Y ahora vamos a recordar la canción que debería ser el himno oficial de Eurovision: “Euro-Vision”, de Telex.

Telex fue un grupo belga formado a finales de los 70 y se le considera uno de los pioneros del synthpop. En 1980 representaron a su país en Eurovision con una canción sobre el propio festival que dejó a los espectadores atónitos. Tanto vanguardismo hizo que terminaran penúltimos, claro.

8 thoughts on “MÚSICA DOMINGUERA”

  1. no era mi favorito, pero me gusta.
    sólo espero que este sea el principio del fin de ese eurovisión de fuegos artificiales donde las sorpresas sobre el escenario valían más que la canción.

    incluso las canciones más “eurovisivas” (véase islandia o albania) tenían una puesta en escena sobria.

  2. ¡¡Viva Alemania!!! Yo no creo que el Diges mejore la canción, creo que la hace todavía más vomitiva y hortera, con esa voz que pone / tiene. Es escucharle y me entran ganas de matar. DE MATAR!!!!

  3. La canción española es insoportable, con un estribillo feo donde los haya y, lo que da más pena, con muchas posibilidades, a mi juicio, mal resueltas … sin embargo coincido contigo, en el directo del festival ganó mucho, tanto por la puesta en escena como por la actuación del propio Dani (incluso me atrevo a decir que a los arreglos musicales de cara a la actuación)

    La canción alemana me parece sosa, comercial y facilona. Otros años ha habido propuestas en esa dirección (facilona y comercial, me refiero) y no han ganado … Yo que sé, esto de predecir quien ganará es prácticamente imposible, puede pasar cualquier cosa, y así sucede año tras año :-)

    En cuanto a Telex … jajaja, me he reído mucho, tanto con ellos, como con la “coreografía” como por la canción en sí, qué grandes!

    Ah, el flasmob está chulo pero … no aparece España???!!!

    Besicos!

  4. Si, España es el primer país que aparece en el flashmob, luxa.
    El Flashmob es lo mejor que he visto en Eurovision en todos los años de los que tengo memoria del FEstival, fue maravilloso

  5. Tienes razón, hay que mandar algo bueno, moderno, con calidad y buena voz y seguro que quedamos en un buen puesto (victoria o no), pero sin pasarnos de modernos como los belgas de aquella época jajaja EU RO VI SION

  6. Coincido con Joserra: Ese flashmob es de lo mejorcito que se ha visto nunca en eurovisión.
    Es más, es de lo mejorcito que se ha visto nunca en la television. ¡Europa bailando al compás!

  7. Así que de este año nos quedamos, entonces, con el espontáneo, el flashmob y que haya ganado una canción por los méritos de la propia canción y no de la puesta en escena… :-)

    Pues es un buen balance! El año que viene… ¿Berlín? ¿Munich? ¿Leizpig? ¿Bonn?

  8. Coño, en L’Alfas del Pi, en mi tierra! Y eso que lo leí en el periódico hace una semana o así, que hicieron un llamamiento a la comunidad noruega de aquella zona para hacer el flasmob … joer, qué cortico soy! Y eso que había visto el vídeo dos veces!
    :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *