Lori Meyers: Impronta

lori_meyers_impronta-portada

Esta semana ha salido a la venta Impronta, el quinto disco en la carrera de los granadinos Lori Meyers. Al igual que Cuando el destino nos alcance, en este nuevo trabajo la banda ha contado con la participación de Sebastian Krys (Vega, Amaia Montero, Kinky) en la producción pero han optado por grabarlo en Alomartes, un pueblo granadino, para después mezclarlo en Los Angeles. Así, entre lo intimista y la energía cosmopolita, se mueve el disco a lo largo de sus doce canciones.

Impronta se abre con los potentes guitarrazos de Planilandia, un tema que, según explican los componentes de la banda, es un resumen de todo lo que es Lori Meyers, una canción muy completa y con muchos contrastes, con unas estrofas rockeras y un estribillo más desnudo. Esta combinación entre rock y pop es, seguramente, el secreto de la fórmula de una banda que aquí da sus mejores frutos. El grupo liderado por Antonio López demuestra que no tiene ningún complejo a la hora de hacer temas bailables, incluso con un punto disco o funky como El tiempo pasará, además de responder a los que les criticaron por el uso de los sintetizadores dedicándoles el juego de palabras que da título a A-Sinte-Odio. Los arreglos electrónicos son también los protagonistas de Una señal, una excelente muestra de power pop. Entre este género y el más puro indie nacional se encuentra Emborracharme, una canción muy directa y con una letra en la que seguramente más de uno podrá identificarse. Nos encontramos ante un potencial himno a los domingos de resaca.

Una de las cosas que personalmente siempre me han gustado de Lori Meyers es que es un grupo en el que se puede escuchar la impronta (nunca mejor dicho) de las mejores páginas de la historia del pop español de las últimas décadas. Mientras otras bandas españolas parecen no tener referentes artísticos que vayan más allá de los ochenta o sólo se fijan en lo que se cuece en el panorama musical anglosajón, Lori Meyers tienen momentos en que suenan a los mejores grupos nacionales de los sesenta y setenta. Ahí están los toques psicodélicos de Huracán o Tengo un plan para demostrarlo o el aire etéreo y atmosférico de la emocionante Deshielo (“…y cómo decirte que te quiero y ser sincero”). Con la acústica Despedirse se cierra Impronta, un paso adelante en la carrera de Lori Meyers hacia la madurez artística y seguramente el disco que les acerque a un público cada vez más numeroso. Nosotros ya somos fans incondicionales.

3 pensamientos en “Lori Meyers: Impronta

    1. ace76 Autor

      Yo tampoco he sido un gran seguidor de Lori Meyers, pero este disco me parece que es casi perfecto de principio a fin. Me gustan todas las canciones.

      Responder
  1. Sergio

    Un disco que no puedes parar de escuchar de principio a fin, buenas letras y esos sintetizadores que embellecen las canciones, bien por lori meyers!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *