Lista UK: Cuatro novedades en el top5

Acabado el verano, llega el otoño y los lanzamientos discográficos se suceden. Cuatro novedades se colocan esta semana entre los cinco primeros puestos de la lista británica: Snapshot, debut de los irlandeses The Strypes, en el 5; Tales of us, el trabajo más reciente de Goldfrapp, en el 4; If you wait, ópera prima de los indies London Grammar, en el 2; y AM, de Arctic Monkeys, en lo más alto. Es el quinto disco publicado por la banda de Alex Turner y el quinto que debuta en el puesto número uno de la lista. En su primera semana a la venta, Arctic Monkeys han despachado más de 150.000 copias de un disco del que ya se han publicado tres sencillos. El último, Why’d You Only Call Me When You’re High?

Otras novedades destacables de esta semana son: Kiss Land, de The Weeknd, en el 12; The Electric Lady, de Janelle Monae, en el 14; la banda sonora de la “séptima” temporada de Doctor Who a cargo de Murray Gold, en el 37; el MDNA World Tour, disco en vivo de Madonna, en el 55; y Tookah, de la islandesa Emiliana Torrini, en el 86. Destacable es también lo mal que le está yendo a Right Thoughts, Right Words, Right Action: el cuarto disco de Franz Ferdinand está en el 51 en su tercera semana en lista.

En la lista de sencillos, Katy Perry repite por segunda semana consecutiva en el número uno con Roar. Ya lleva casi 300.000 copias vendidas de la canción que ha servido como sencillo de presentación de su próximo disco. En su videoclip, Perry demuestra que, si haces pop intrascendente, nada mejor que acompañarlo con un poco de sentido del humor.

Su contrincante en la batalla de divas que nos animó el verano, Lady Gaga, aguanta en el décimo puesto después de cinco semanas en lista con Applause, que al final no ha sido un gran éxito, pero tampoco un enorme fracaso. En todo caso, parece que Lady Gaga empieza a ser víctima de su propio personaje: el hecho de haberse apoyado siempre en una imagen extravagante y barroca es, en cierto modo, un obstáculo a la hora de reinventarse. A diferencia de una Miley Cyrus que puede jugar al twerking en We Can´t Stop (en el octavo puesto esta semana después de haber sido número uno el pasado mes) para luego volver a ser -si quiere- la inocente niña vaquera que conocimos, es muy difícil decir cuál es la verdadera cara de Lady Gaga y más cuando parece necesitar una coartada artística e intelectual para envolver canciones que son puro pop electrónico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *