LIGERO DE EQUIPAJE

Ayer por la tarde vinieron los pintores a casa. Durante el día anterior estuve retirando cuadros y fotos de las paredes, libros y papeles acumulados sobre la mesa y todo tipo de chorradillas decorativas que hay en las estanterías. Guardé el ordenador y los CDs para evitar cualquier catástrofe por inverosimil que pueda parecer y lo fui subiendo todo al altillo. Incluso mandé a Flauta a pasar unos días a casa de su tío Miguel. Sin embargo, hasta que no volví ayer por la noche y vi mi cuarto, con la primera capa de pintura dada y todos los muebles cubiertos por un plástico protector, no fui consciente de lo desnuda que se queda una casa cuando le quitas todas esas cosas aparentemente superficiales que, sin embargo, son las que le dan vida. Sentado en el sofá me di cuenta de que mi casa se compone, básicamente, de cuatro muebles mal contados. Tuve la impresión de estar de mudanza en mi propia casa.

Y entonces me acordé de una de las frases favoritas de mi abuelo, repetida varias veces por mi madre: “Uno de los secretos para ser feliz es querer pocas cosas, y las que se quieren, quererlas poco”. Así que sonreí: en realidad, las cosas materiales me dan igual, yo lo que prefiero es querer a las personas.

Eso sí, necesito un aparato de vídeo que funcione!!!

17 comentarios en “LIGERO DE EQUIPAJE”

  1. No creas, Di, yo también acumulo cosas absurdas. Tendrías que ver como esta mi altillo ahora mismo… Nada que ver con la austeridad Zen del salón. :-D

    De todas formas, de vez en cuando es bueno coger una bolsa de plástico y hacer un poco de limpia. Es una sensación casi catártica.

  2. Las cosas materiales se pueden tener las que se quiera pero que no importe perderlas…

    Por cierto igual te consulto con esto del pintorismo

  3. ¿has dicho vídeo?
    ¿VHS?
    Me estoy deshaciendo en estos días de uno (o dos)

    Y yo sí estoy de mudanza y pensando si organizar un rastrillo en la puerta de la calle o directamente alquilar un contenedor. Qué cantidad de tonterías se pueden acumular en (glups) 14 años

  4. Yo necesito un video porque tengo decenas de material audiovisual grabado en VHS que NO SE PUEDE PERDER. Aparte de que mi ADICCION A FAMA2 requiere tratamiento. De hecho, ya estoy cayendo en una MAYUSCULITIS MAYUSCULA…

    Así que, como el mio se ha roto, me enfrento al dilema: ¿comprar uno nuevo o arreglar mi Panasonic?

    Soli, dentro de un par de días te digo si te recomiendo mi pintor o no… Espero que sí!

  5. Ese es el eterno dilema… Echaré un vistazo a ver como son los videos que haya ahora mismo en el mercado. Si me gustan menos que mi Panasonic, llevaré este a arreglar.

    Mocho, ánimo! Las mudanzas son Grandes Situaciones de Crisis. Mi hermano ha hecho unas cinco en los últimos tres años y en cada una ha ido tirando cosas y cosas a la basura.

  6. A ver, ACE, que no te gastes el dinero, que tengo 2 para tirar.

    Y aún así nos quedaremos con un mamotreto gigantesco del tx, pero es buenísimo y a ver quién le dice que se deshaga de él.

  7. Es cierto. Cuantas menos cosas superfluas tienes mejor … pero ahí no está incluído ni el PC, ni el DVD, ni la TV, ni el iPOD, etc etc etc
    :-)

    Aun así, lo cierto es que de vez en cuando mola recrearse con las chorradas más variopintas, esas que un día decidimos guardar por alguna razón …

    Besicos.

  8. Mocho, muchas gracias por el ofrecimiento! De todas formas, ya he encontrado un reemplazo… :-) No los tires, vendelos en E-Bay!

    Mi abuelo era un hombre sabio. Pero sí, a veces, las cosas superfluas o intrascendentes son necesarias.

  9. Voy a escribir esa frase en el cabecero de mi cama, para recordarla cada noche antes de irme a dormir. Seguro que me ayudará a tener sueños salados y esponjosos.
    Gracias.
    La familia, bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *