La vida secreta de Life

Dirigida y protagonizada por un Ben Stiller que procura sacarse a sí mismo más guapo y con más acero azul en la mirada que en Zoolander, La vida secreta de Walter Mitty es un bienintencionado cuento correctamente escrito y con una estética demasiado cercana al videoclip y la publicidad. Todos los paisajes son bellos, todos los objetos en pantalla están en el sitio preciso y la banda sonora está repleta de temas de Arcade Fire, Of Monsters and Men, David Bowie y Jose Gonzalez, entre otros. Pero además de su mensaje vitalista que encantará a los que escriben las frases de las tazas de Mr. Wonderful, La vida secreta de Walter Mitty es un homenaje a una de las publicaciones esenciales del periodismo estadounidense y mundial: la revista Life.

Como publicación, Life ha tenido varias vidas. La primera transcurrió desde 1883 hasta 1936, un período en el que la revista se caracterizó por el uso de ilustraciones para tratar temas de información general. En la década de los 90 (“The Gay Nineties”) alcanzó su momento de mayor esplendor gracias al trabajo de ilustradores como Charles Dana Gibson, una de cuyas creaciones, la “chica Gibson”, alta, voluptuosa y elegante, se convertiría en el ideal de belleza femenino en los Estados Unidos de la época. Life también fue una de las primeras revistas en publicar dibujos e ilustraciones realizadas por Norman Rockwell, cuyas obras ocuparon la portada de Life en 28 ocasiones entre 1917 y 1924.

1917-11-22-Life-Norman-Rockwell-cover-Polley-voos-Fransay-400

Después de la Primera Guerra Mundial, los gustos del público comenzaron a cambiar y el humor blanco y familiar de Life empezó a quedarse desfasado. A pesar de los intentos de modernizarse, la llegada de nuevos competidores al mercado como The New Yorker o Esquire hizo que esta primera vida de Life llegara a su fin en 1936. En ese año, el magnate de la prensa Henry Luce, creador de Time y de Fortune, compraría la revista con la única intención de utilizar su nombre. Esta nueva versión de Life, ya con su famoso logo de letras blancas sobre un rectángulo rojo, se basaba en el uso de grandes imágenes fotográficas para hacer un retrato de la actualidad y terminaría convirtiendo en una de las publicaciones de mayor éxito durante las décadas siguientes, apareciendo en sus páginas algunas de las imágenes más icónicas del siglo XX. Destacaría especialmente su cobertura de la Segunda Guerra Mundial, publicando instantáneas del conflicto obtenidas por fotógrafos como Robert Capa. En los 50, políticos, artistas y estrellas de cine serían los grandes protagonistas de sus páginas, donde también tenían cabida los escritos de autores como Ernest Hemingway: fue en la revista Life donde se publicó por primera vez su relato El viejo y el mar.

Tomada por Alfred Eisenstaedt y publicada por Life en agosto de 1945

Tomada por Alfred Eisenstaedt y publicada por Life en agosto de 1945

Se puede decir que, hasta la llegada de la televisión, la audiencia estadounidense conoció el mundo a través de las imágenes publicadas en Life. Sin embargo, a lo largo de los años 60, a pesar de su creciente prestigio y de continuar publicando grandes fotografías, las ventas de la revista fueron descendiendo a la par que aumentaban sus gastos. El 29 de diciembre de 1972 salía a la venta el último ejemplar de Life como semanario… y gracias a la magia de Google Books podemos leerlos todos como el primer día.

10_lc-specialeditiontomoonandb

Life volvería a resucitar una vez más como revista mensual en 1978, publicándose con moderado éxito hasta marzo de 2000, y aun tendría una última vida como suplemento de varios periódicos entre 2004 y 2007. Su última portada está muy lejos de la épica y el sentimiento que se muestra en La Vida Secreta de Walter Mitty.

Ultima portada revista Life

Life es ahora una parte de Time.com donde se recuerda el rico legado fotográfico de esta publicación a lo largo de sus décadas de vida.

Un pensamiento en “La vida secreta de Life

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *