LA VIDA ES UNA PREGUNTA

Hace unas noches, volvía solo a casa. Al pasar junto a una marquesina, el cartel de una película de estreno me hizo una pregunta:

¿Serías capaz de devolver a tu hijo?

Aun no había podido contestar, cuando, un par de metros más adelante, otro cartel me interrogaba:

¿Delatarías a tu mejor amigo?

Mi mente estaba confusa. Recordé aquella clase sobre marketing cinematográfico en la que un profesor nos advertía de los preligros de abusar de las frases promocionales con forma de interrogación. Y entonces me tropecé con un nuevo cartel y una nueva interrogación:

¿Quién dice que sólo puedes ser joven una vez?

La situación estaba adquiriendo altos niveles de absurdo. Intranquilo y preocupado seriamente por la falta de creatividad de nuestras distribuidoras, me refugié en mi casa, donde ningún elemento del mobiliario está empeñado en hacerme terapia psicológica ni pretende que me sienta culpable proponiendo difíciles conflictos morales.

Preguntas, preguntas, preguntas

A todo esto, mi respuesta a las preguntas sería: “depende”.

12 comentarios en “LA VIDA ES UNA PREGUNTA”

  1. Mira que son malas las preguntas, quiero decir que esas 3 son poco originales. Vale que se adaptarán a la perfección a la trama de las pelis, pero chico, muy obvias, no?
    A los 17!!!!??? Ni de coña!!!!

    Besicos!

  2. Yo volvía encantado a los 20, pero no a los 17. A los 19 tampoco me importaría, pero no antes. Los dos últimos años de carrera sería lo mejor para revivir y no cometer algunos fallos (y volver a comerter otros, de los que nunca me arrepentiré).

  3. jejeje, Ángel se me ha adelantado en hacer la gracia, jeje, así que yo voy con otra pregunta: ¿has visto ya alguna de las pelis? ¿estan bien? Yo tenía pensado ir a ver la de Alberto Sanjuan, que es taaan guapo, pero me da como pereceja el rollo drama.

  4. Pues sí, yo soy capaz de hablar con los carteles, las farolas y los pajaritos del campo.

    No he visto ninguna de las pelis, pero me han hablado bien de “La Vergüenza”.

    Yo sí que volvería a vivir lso cuatros años de carrera en una especie de bucle continuo, jajaja

  5. Yo cada vez confío menos en las frases del tipo: “¿Sabes? en la vida siempre hay…” y lo que siga.
    Vamos, cualquiera que tenga un poco de labia puede hacer frases de guión cinematográfico que si te pones a analizarlas o son redichas o no tienen sentido, en plan: “¿Sabes? en la vida sólo hay un boli BIC y hay que saber exprimirlo, escribir con él hasta la última gota, y el boli BIC será del color que tu elijas, no dejes que nadie elija tu color por ti” o chorradas así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *