LA SIERRA

Este fin de semana estuve en la Sierra. Más en concreto, en Talamanca del Jarama. Quizás no sea propiamente “la Sierra”, porque el paraje era bastante llano. Tampoco era un pueblo con encanto rural y pintoresco. Tenía encanto, pero de otro tipo. En Navarra, un pueblo es un puñado de casas, con calles de piedra, un supermercado-cooperativa-droguería que vende de todo y dos o tres o cuatro bares, con un población total que oscila entre las 50 y las 500 personas. Lo reconozco, estoy hablando de los pueblos de mi valle, pero son los que conozco desde pequeño y ese conocimiento es un condicionamiento.

Además, para mí la sierra es toda esa parte de la Comunidad de Madrid que está al Norte y a la que se accede por la carretera que va al Ikea. A mí no me digáis si es la A2, la M50 o la carretera de la Coruña. Para mí existen la carretera del Ikea, la que va a Las Rozas y por la que se va a Pamplona y que pasa por Alcalá y Guadalajara. También sé que al Sur de la Comunidad está el Aquapark de Villanueva del Pardillo, pero no sabría ponerlo en el mapa. Porque está al sur, ¿no? ¿O está al Este? ¿O al Sudeste? Bueno, reconozco que también conozco la autopista por la que se va a Murcia. En un momento dado pasas por la fábrica de SOS Cuetara y yo me relamo pensando que las naves están llenas de galletas. Uno, que es muy imaginativo o está condicionado por la televisión. El sábado pasé junto a la fábrica de Amstel y pensé en donde guardarían todos los perros que usan para sarle sabor a la cerveza… como bien sabemos todos los que hemos visto Los Simpsons. Al fin y al cabo, ese episodio sólo lo habrán repetido una miriada de veces.

Resumiendo, ha sido un buen fin de semana, que tuvo un viernes muy urbanita, un sabado de canciones y confesiones, y un domingo de paseos por el campo y episodios de la Reina Cotilla. XO XO.

10 thoughts on “LA SIERRA”

  1. Uy, para ti al menos hay carreteras, que yo con esto del helicóptero ni de eso me entero, jurjur.

    Eso sí, explícanos mejor lo de “mi valle” que me ha sonado a señor feudal al que le tienen que servir pleitesía las aldeas de su marquesado… Ay, qué época, el medioevo :-D

  2. Qué de cosas me ha recalled tu escrito… Lo primero, que odio lo rural, que me aburre cantidad y que ya tuve de pequeño suficiente, y lo segundo que al decir galleta siempre pienso en la aburrida galleta maría de toda la vida, la de fontaneda, y no me parece nada sugerente para comerla, tan seca y tal…
    Eres señor feudal? Tienes feudos? Tienes un valle feudal? Por qué la gente llega a mi blog con la búsqueda “derecho feudal”? Pues nada, ahora vendrán también al tuyo. Hala!

  3. Pues claro, yo, en mi valle, me pongo la armadura, me monto en un córcel y me voy por los caminos a desfacer entuertos.

    A mí es que Cuetara me hace pensar en sus deliciosos surtidos… :-D

    Y de Willy Wonka no quiero hablar, que la película original me dejó traumatizado de pequeño…

  4. Y qué otro tipo de encanto tenía el pueblecico de marras?
    A mí lo rural me mola pero eso, para un par de días y ya, par desconectar, apagar la mente un rato y vagar física y mentalmente.

    Lo del sábado de canciones y confesiones me trae imágenes muy diversas y variopintas, pero claro, como eres tan críptico y no das más detalles
    ;-p

    Besicos!

  5. Jajaja, voy a tener que ser más claro y menos ambiguo:

    -canciones: estuvimos jugando al Singstar toda la tarde.

    -confesiones: estuvimos de charla hasta las tres de la mañana arreglando el mundo y nuestras vidas.

    Y el encanto lo poníamos nosotros, claro. :-)

  6. Vale, es que eso lo cambia todo. Que no es lo mismo jugar al singstar y pasarse la noche de “charreta” que estar toda la noche con la guitarra en plan María Ostiz y jugando a “beso, atrevido o verdad” como si estuviérais en un campamento de “Boys scouts” ;-)
    Besicos.

  7. QUé mentiroso…la mitad de esas carreteras sí te las sabes… ¡No a la falsa frivolidad!!

    Y…hmmm. yo diría que Villanueva de la Cañada (no es Pardillo, ¿no?) está tirando hacia el noroeste, ¿no? jajajaja

  8. Pues claro que me las sé, lo que no sé es como se llaman, que es lo que digo en el artículo… no me lees bien! :-D

    He tenido que mirar en el mapa, y sí, es Villanueva de la Cañada y está al Oeste. :-P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *