LA FIESTA DE LA DEMOCRACIA

Un día de elecciones es un día de fiesta. Por lo menos yo, desde que sé que existe la democracia, los he vivido con una emoción especial. Y desde que tuve edad para votar, no he faltado nunca a la cita, aunque fuera para ejercer mi derecho al voto inútil.

Ayer era la primera vez que votaba en Madrid. Mi colegio era un caserón antiguo de los años cincuenta situado en la calle Olmo, más adecuado para el rodaje de la segunda parte de El Orfanato que para dar clases. Los pasillos eran un hervidero de gente buscando su distrito y su mesa, tratando de meter en el sobre la papeleta del Senado con el menor número de dobleces posibles, o buscando su opción favorita entre las decenas de papeletas repartidas por las mesas. Mucha gente, mucha participación. Digan lo que digan, quien se beneficia de esto es el sistema democrático.

Cuando bajaba las escaleras del colegio después de votar, me cruce con una señora anciana con su tacataca que subía las escaleras apoyada en el brazo de su hijo con bastante dificultad. Él le decía que no era necesario que subiera, que le podían bajar la urna. Pero la señora no quería esperar e insistía en ir hasta su mesa para ejercer su derecho al voto. Me quedé un rato pensando en los muchos años en los que ella no habría podido votar y entendí perfectamente su insistencia. Salí del colegio con una sonrisa.

10 thoughts on “LA FIESTA DE LA DEMOCRACIA”

  1. Claro, esa señora es una demócrata convencida… Lo que no es difícil en un país en el que hemos tenido una dictadura fascista del copón… En fin, o sí es difícil? Por que se ve cada ‘demócrataaaa’…

  2. Y colegio electoral fue una oficina de correos hace tiempo…

    deberian hacer elecciones en sitios con acceso a minusvalidos y gente con dificultades, cla que si-

  3. Mi “fiesta de la democracia” duró un minuto exactamente. De esos sesenta segundos, necesité 50 sólo para doblar esa cartulina gigante que nos plantaron para elegir a los sendores. Si la calidad de una democracia se midiera por el tamaño de sus papeletas, seríamos la primera potencia mundial.

  4. Yo también me sonrío con ese tipo de situaciones, son muy especiales y te hacen reflexionar.

    Aquí en Murcia, como habreis podido saber, ha sido horrible. Y en mi colegio electoral, que además es mi cole, había 3 mesas electorales, que serían 9 personas (contando con Presidente, Vocal y Vocal), de los cuales 6 eran del PP y 3 del PSOE aprox. Pero es que había por cada mesa electoral 2 apoderados del PP y , atención, sólo 1 del PSOE para todas las mesas. Lo que luego se ha representado en las votaciones: 61.4% PP.

    Mi madre dice que se sintió en una secta. No paró de escuchar barbaridades como que “En Murcia van a abrir una librería gay (en tono despectivo)”, “No vamos a conseguir quitar la ley del aborto y la de homosexuales”… Y lo pasó realmente mal, pq estaba de Vocal en una mesa, escuchando todo el rato comentarios y sin “poder” hablar.

    Desde aquí os quiero decir y pedir a vosotros (que tenéis contactos) que tenéis que hacer algo por/en Murcia, empezando por tener una buena oposición, que se trate correctamente el tema del agua, pq no está todo perdido. La gente vota en Murcia al PP porque no conocen otra cosa mejor, démosla!.
    O que no haya tantos representantes de un mismo partido, pq sinceramente, daba miedo votar.

    Perdon por el tocho, la próxima vez dame tu msn y hablamos, XDD.

  5. Pues sí, los colegios electorales deberían de tener en cuenta esas cuestiones de accesibilidad. Más que nada, porque son edificios públicos y puede que haya alumnos discapacitados que necesiten ascensores, etc…

    Jl, está claro que, con el tema del trasvase, se perdió Murcia a costa de ganar Aragón (y Cataluña). Y sí, el gran problema de este Gobierno es su política de comunicación, que no sabe transmitir los logros a la población. Esperemos que esta legislatura mejore.

  6. En mi cole han quitado las mesas electorales de la primera planta precisamente por la gente que no podía subir. Éso sí, ha representado coooolas y coooolas como la que yo tuve que hacer: casi media horita!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *