LA CUARTA TEMPORADA

Antes uno organizaba su vida por cursos. Una vez que pudimos escapar de los exámenes y la obligación de culturizarnos académicamente, la vida parecía una larga recta infinita cuyo sentido último se perdía en el horizonte. Tanto vacío terminaba siendo inabarcable, descorazonador y mareante, así que llegue a la conclusión de que lo mejor es estructurar la vida como temporadas de una serie. En principio, se suponía que la vida iba a ser una sitcom, llena de risas, pero como les sucede a todas las comedias, desde “Friends” hasta “Los hombres de Paco”, las risas se van contagiando de dramas y telenovelismo sentimental. Eso sí, a diferencia de ellas, mi serie aun no ha saltado al tiburón… espero.

Las tres primeras temporadas de “Universitario en Madrid” estuvieron ambientadas en la ECAM y se podrían agrupar en un pack titulado “Promesas que no valen nada”. Mucha lucha de egos, mucha inmadurez, mucha pretensión artística, pocos resultados prácticos y alguna que otra decepción. Después de unos cuantos episodios surrealistas ambientados en el mágico mundo de las relaciones públicas del BurgerKing, la segunda temporada finalizó con la entrada de su protagonista en el mundo laboral. La ECAM fue sustituida por la producción audiovisual de reportajes de altos vuelos. Mucha lucha de egos, mucha inmadurez, escasas pretensiones artísticas, enamoramientos unidireccionales, trepismos varios, sueldos irrisorrios, alguna que otra decepción y alguna que otra satisfacción. Esto ocuparía desde la temporada cuarta a la sexta, más o menos. Podríamos agruparlas con el título de “Bailando sin salir de casa”, porque en realidad fue una época bastante más divertida, surrealista y enloquecida que mis primeros tiempos en Madrid.

En mayo de 2004, el mundo audiovisual fue sustituido por mi actual ocupación laboral, esa de la que no hablamos en voz alta. 2004 trajo otros cambios y la serie adoptó un tono más adulto que afectó a todos los integrantes del reparto. Como en aquellos tiempos ya existía la blogosfera, sabéis de lo que hablo. Los antiguos episodios aun están colgados en la red. Ya que estamos haciendo paquetes de tres en tres, vamos a englobar las temporadas séptima, octava y novena con el título de “Viviendo en la Era Pop”.

Y así llegamos a un día como hoy, hace tres años, en el que comenzó la cuarta etapa de esta serie con la incorporacion definitiva del Acompañante Habitual al reparto. Extrañamente, en lugar de estar englobada en tres temporadas, hoy comenzamos una cuarta sin que haya visos de finalizarla por el momento. El departamento de marketing aun no sabe que título ponerle…aunque sí se está estudiando la propuesta del Sr. Q, de llamarla “Sunshine, Lollipops & Rainbows”.

11 thoughts on “LA CUARTA TEMPORADA”

  1. Jajaja, el nombre sería para la etapa que empezó en el 2007, así que sí, reconozco que de momento ha habido mucho de eso… pero aun habrá más!

    De hecho, en esta cuarta temporada está planeado que el Acompañante vaya a hacer el Erasmus a Londres, así que puede ser “The London Season”… con largas escenas de conversaciones telefónicas (o de messenger) que no tendrán nada que envidiar a las de Doris Day y Rock Hudson.

  2. Estas entradas tuyas tienen la capacidad de pintarme un sonrisón en la cara. me alegro mucho por vosotros, pero mogollón. ahora, a producir más capítulos que Santa Bárbara!

    un besote

    A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *