Horsing around

Volvíamos en coche después de cenar por ahí. En el asiento de atrás, un amiga a la que llevábamos a casa, preguntó:

-¿Y qué series me recomendáis actualmente?

Y yo aproveché para hacer publicidad de mi último descubrimiento:

-Pues está muy bien Bojack Horseman. Es una serie de animación para adultos sobre un actor que tuvo una teleserie de éxito en los ochenta y que, años después, intenta reconstruir su vida, superar los errores del pasado y encontrar su lugar en el mundo. En principio, es una comedia, pero la verdad es que habla de temas muy serios, como la búsqueda de la propia identidad, las crisis de madurez, el compromiso, las relaciones humanas… A veces me recuerda a A dos metros bajo tierra. Pero a la vez con cierto toque surrealista muy divertido, con muchas referencias a la cultura pop y juegos de palabras que los traductores no saben cómo adaptar al español. Y me llama mucho la atención el cuidado que tienen con la continuidad entre episodios, lo que piensas que es un chiste suelto o un personaje que sólo va a aparecer en una escena acaba teniendo mucho desarrollo y, además…

Diego interrumpió:

-Pero, Antonio, que el protagonista ES UN CABALLO.
-Sí, eso también.

Un caballo con problemas existenciales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *