Hiperrealismo 1967-2012

La invención de la fotografía supuso una revolución para el mundo del arte. Pintura y escultura ya no tenían que limitarse a reproducir la realidad, ya que una placa fotográfica lo hacía de una manera más fiel que cualquier pincel. El público dejó de encargar retratos y los artistas tuvieron que adaptarse a los nuevos tiempos. Liberados de la obligación de ser figurativos, pudieron explorar nuevos caminos para expresarse, llegando así hasta la abstracción más pura a comienzos del siglo XX. Y a algunos artistas estos caminos les llevaron a explorar un realismo más real que la propia realidad: el hiperrealismo.

Richard Estes, Nedick's. 1970.
Richard Estes, Nedick’s. 1970.

Heredero en gran parte de las preocupaciones e intereses del Pop Art, el Hiperrealismo surgió en Estados Unidos a finales de los sesenta. Utilizando la fotografía como instrumento de trabajo, los artistas de este movimiento reproducen el lenguaje fotográfico en sus pinturas, elevando los elementos más cotidianos a la categoría de arte, invitándonos a verlos de una manera nueva y original. En bodegones y naturalezas muertas, las frutas o piezas de caza son reemplazados por elementos propios de nuestro tiempo como coches de juguete, copas de cristal, refrescos y gominolas.

Candy Rainbow, Roberto Bernardini. 2010
Candy Rainbow, Roberto Bernardini. 2010

Motocicletas, automóviles y rincones propios del paisaje urbanita son otro elemento habitual en las obras del Hiperrealismo. De hecho, algunos de sus componentes como Richard Estes o Ben Johnson parecen discípulos de Canalleto al reproducir en sus lienzos vistas de la neoyorquina Times Square o del paisaje londinense. Esta vista de Trafalgar Square impresiona más cuando uno se da cuenta de que no hay ni una sola figura humana retratada en ella, algo prácticamente imposible en la realidad sin un apocalipsis de por medio.

 Looking Back to Richmond House, Ben Johnson. 2011
Looking Back to Richmond House, Ben Johnson. 2011

Más de sesenta obras de tres generaciones de artistas englobados en el Hiperrealismo, desde 1967 hasta nuestros días, conforman la exposición que se puede ver en el Museo Thyssen hasta el 9 de junio, un más que recomendable paseo por las fronteras entre realidad y representación.

3 comentarios en “Hiperrealismo 1967-2012”

  1. me encantó, ya me había encantado la retrospectiva de Estes y esta última expo me ha encantado, sobre todo ver las épocas y las técnicas y fijarte en los detalles gracias a la audioguía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *