HEY, IT’S MIKA!

En una de mis primeras conversaciones con Diego, él me recomendó una canción de Mika titulada “Relax, take it easy” cuya letra, en cierto sentido, terminó siendo profética. Jugábamos con fuego, no había nada que pudiéramos hacer, así que mejor relajarse y tomárselo con calma.

Tres años después, no es de extrañar que fuéramos con muchas ganas a ver a Mika al Palacio de los Deportes. Fuimos pronto y cogimos un buen sitio en la fila, así que cuando abrieron las puertas, echamos a correr por los pasillos del edificio y nos colocamos en el centro, muy cerca del escenario y rodeados de chicas adolescentes entusiasmadas que se pintaban el nombre de Mika en brazos y cara y que durante el concierto le tiraron flores, cartas y muñecos del hormiguero. Bueno, he de reconocer que Diego corrió más que yo, poniendo en riesgo su integridad física, mientras que yo intentaba disimular mi fanatismo.

Después de una sesión de música variopinta en la que se mezclaron McNamara con Fangoria, pasando por Billy Joel, Queen y los Jackson 5, el concierto arrancó con una conexión con Cabo Cañaveral. Los músicos veían por la TV como IanMcKellen narraba el primer viaje al espacio de un hombre normal, nuestro larguirucho y encantador Mika. Segundos después, el cantante aparecía sobre nuestras cabezas enfundado en un traje espacial para aterrizar en el escenario y abrir el concierto con, precisamente, “Relax, take it easy”. Durante más de hora y media, pudimos comprobar que la vida puede ser en dibujos animados siempre que te la cuente el chico que sabia demasiado. Hubo color, hubo emoción, hubo entierros de muñecos, secuestros a cargo de los goblins y procesiones, hubo canciones para la amargura, hubo baladas en las que Mika lució todo su registro vocal y sus falsetes casi imposibles (“Over my shoulder”, espectacular), hubo momentos para el desenfreno con “Rain” y “Love Today”, hubo espectáculo, hubo Pop y sobre todo, hubo mucha música.

Cuando volvíamos a casa, el metro iba lleno de gente feliz cargada con globos enormes de colores.

10 thoughts on “HEY, IT’S MIKA!”

  1. Globos?¿daban globos? como el vips… guay
    joooo, si hubiera estado de mañanaaaaaaaaa, por no cambiar el turnoooo….
    Mika mola un huevo, sería un novio majo

  2. El concierto estuvo muy bien. Fue muy divertido!

    Los globos eran enormes y los soltaron al final del concierto. Con lo grandes que eran, seguro que duran bastante. :-)

  3. suena fantastico!
    es lo malo de no tener pasta
    o compro billetes de avion para ver a mi novio o voy a conciertos
    :(
    de todas formas no me decidí por culpa del segundo disco… que para mi fue un poco flop… pero tenía que haber ido, si…

  4. Soli, pues yo estaba convencido de que os vería por ahí!

    CT, El segundo quizás no entre tan fácil como el primero y a simple vista puede parecer más de lo mismo, pero es más heterogéneo y tiene sonidos más variados. Y temazos como “Rain”.

  5. Yo no es que sea un gran fan de Mika… Pero “Relax, take it easy” es de lejos mi favorita! La estuve utilizando como despertador durante mucho tiempo.
    Y yo no creo que hubiese ido a un concierto de Mika, pero da tan buen rollo leer cómo os fue que dan ganas de haber ido! :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *