FRÁGIL

Hay momentos en los que te das cuenta de que la vida es tan frágil como una rosa puesta a secar en una caja llena de sal. Últimamente estos momentos se repiten demasiado y hacen que ciertos acontecimientos no brillen tanto como debieran. Hace dos días Diego y yo celebramos nuestro cuarto aniversario, cuatro años desde que nos dimos nuestro primer beso de verdad en el Antik Café. Estuvimos a punto de celebrarlo pidiendo comida china y cenando pato pekinés tumbados en el sofá, pero decidimos que lo adecuado era salir a cenar fuera. Error. Terminamos yendo a un restaurante de cuyo nombre no quiero acordarme en el que yo pedí el menú degustación Mez y Diego, el menú degustación Klum. Se ve que en la cocina estaban más pendientes de los goles de Messi que de atender a que la carne pasara de estar al punto a adoptar el sabor y la textura de una suela de zapato.

Así que decidimos que, por mucho vino rosado que bebiéramos, esa celebración de aniversario no contaba. Ya lo celebraremos otra vez dentro de un mes o dos.

Afortunadamente, el martes cenamos mucho mejor en el muy recomendable restaurante Root. El 26 de abril de 2011 pasará a la historia porque fue el día en que mi madre y mi novio se conocieron por fin. Yo estuve de los nervios toda la tarde. Al final, todo salió mucho mejor de lo que esperaba. Más vale tarde que nunca. Mi madre dijo que él era encantador, simpático e inteligente. Ni siquiera dijo que “es muy joven para mí” o “qué pena que no sea una chica”. A Diego también le gustó ella. Poco a poco, se va normalizando nuestra situación.

7 thoughts on “FRÁGIL”

  1. Si que has tardado en presentarles, leñe!
    Me alegro que todo fuera bien! Mas vale tarde que nunca!!! jejeje!
    El Root no es el de la cadena VIPS? yo te puedo recomendar mil sitios mejores!!!
    Felicidades, por cierto!

  2. El Root es del grupo VIPS, sí. Es un poco como el Ginger o el Bazaar de la cadena. Evidentemente hay muchos sitios mejores, pero es un lugar agradable y la comida está bien y a buen precio. A mi madre le encantó, así que bien. Eso sí, se agradecen recomendaciones para la segunda celebración del aniversario.

    Y sí, he tardado demasiado en presentarles, pero es que mi madre necesitaba ir despacio con el proceso de aceptación. Es cierto que podría haberla presionado más, pero bueno, así han salido las cosas y de momento todo va bien.

    Y gracias a los dos! :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *