FACEBOOK

Lo reconozco: me gusta Facebook.

La verdad es que cuando me lo abrí, hace unos meses, sólo conocía a una persona que tuviera uno. No sé de qué me sorprendo, si ella siempre va por delante en todo. Ahora ya me acerco peligrosamente a la cifra de los cien amigos. De todas formas, creo que con estas redes sociales ha surgido un nuevo tipo de amistad que podríamos definir “caramigo”, termino que denominaría a seres que se cruzaron en algún momento en tus vidas, preferiblemente en algún recinto cerrado como un colegio, universidad, escuela u oficina siniestra, y de los que ahora solo conoces sus fotos, alguna frase ingeniosa (o no) suelta y sus estados de ánimo recurrentes. Con algunos llevas años sin cruzar una palabra. De hecho, a algunos ni los echabas de menos. Es más, algunos incluso te caían mal. Pero… seamos sinceros y malvados, ¿quién se resiste a comprobar, a un golpe de ratón, cómo los estragos del tiempo y de la alopecia han convertido en señores a algunos guaperillas de tercera que te miraban por encima del hombro? Sí, estoy hablando de alguien en concreto. No, no le he agregado como amigo. Antes muerto. Pero me alegro de comprobar que la vida se ha encargado de vengarse por mí… Risas estruendosas, rayos y relámpagos.

Eso sí, Facebook es más cotilla que el Tomate y no se calla ningún secreto. Bodas, nacimientos, fotos de bebés sonrosados, salidas inesperadas del armario, maquillajes equivocados, poses haciéndose el interesante, la confirmación de que todo el mundo ha ido a Nueva York o a Londres, autofotos seductoras en el espejo, fanatismos inesperados, cambios radicales y todas las opciones que se os ocurran. De hecho, sospecho que abrir algunos perfiles y aceptar algunas amistades es más peligroso que romper los sellos del Libro de las Revelaciones.

Pero como yo soy un chico 2.0, he decidido que ya era hora de tener una mascota 2.0. A partir de ahora, Flauta tiene su página en Facebook. Él también es otra figura pública, no? Aunque sea un tanto “underground”. O mejor dicho, “upperground”, que él sólo ha pisado el suelo en muy contadas y dramáticas ocasiones.

19 comentarios en “FACEBOOK”

  1. Yo odio las redes sociales. Hace tiempo que un proyecto me recorre la cabeza, algo así como crear una red de enemigos, donde puedas insultar y despachar improperios a tus archienemigos de toda la vida: “Mira, cuando estábamos en el instituto me parecías un gilipollas, y ahora me lo sigues pareciendo. ¿quieres agregarme como enemigo”. De todos modos no soy el único que lo piensa, ya he visto gente que aboga por el Assbook, Bye5 o TuEspacioApesta

  2. Yo es que mi FB es de Otto, no de mi mismo, así que no me reuno con mi pasado… De todas formas, de mi pasado yo soy de lo mejorcito (aunque está calva, cabritooo, que luego me dices que me meto con los gordos XD)

  3. El otro día me agobié y decidí cargarme a más de 40 “amigos”, que ni lo eran y la experiencia demostró que eran tan interesantes para mi como yo para ellos. Así que chim-pún. Que lo del facebook es divertido pero, efectivamente, excesivamente cotilla.

  4. Aclaro que no tengo nada contra los calvos, ya que puede que en unos años yo me una al club… :-S

    Todo es cuestión de usar el Facebook con criterio y no volverse loco con el invento.

    Flauta ya tiene diez seguidores! Qué exitazo! :-DDD

  5. Jeje, yo le hice un perfil a mi gata hará un mes. Y de repente empezaron a llegarme invitaciones de la gata Cándida de Caracas, del gato Bucéfalo de Cadaqués… Al principio piensas: qué tipo de gente hace un Facebook a su mascota. Pero claro, como tú también lo has hecho, pues… :(

  6. Que furor de post con el caralibro! Es el tercero que leo en dos días. Que sepas que ya me he hecho fans de Flauta y que cómo mi Facebook tampoco es mío sino de Di pues no me cotillean mi pasado.

    Eso sí yo cotilleo el de los demás mogollón…

  7. Pues la gente que hace perfiles para sus mascotas es la gente original, divertida, chispeante… vamos, los frikis! :-D

    Yo también cotilleo muchísimo, Di, jajaja

  8. Flauta te lo agradece, Álvaro… :-D

    Ahora tendré que ir actualizando su página para no defraudar a los seguidores.

    Yo creo que Facebook está teniendo ahora su boom, dentro de unos meses seguro que mucha gente lo tiene abandonado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *