Eurovision 2013: Modo de empleo

Este sábado se celebra Eurovisión, que es, digan lo que digan, uno de los grandes acontecimientos anuales de la cultura pop europea. Después de la victoria el año pasado de Suecia, Malmoe ha sido la ciudad escogida para celebrar el festival que, este año, viene marcado por la crisis. Países como Portugal o Eslovaquia han renunciado a participar y son varios los que han optado por enviar baladas y reducir al mínimo la puesta en escena. Se ve que no hay muchas ganas de organizar el festival el año que viene…

Entre los temas que han pasado a la final hay de todo: baladones, música de baile, un toque de folk y alguna propuesta indescriptible, como casi todos los años. Eso sí, no parece que ninguna de las canciones tenga potencial para convertirse en un éxito internacional al nivel del Euphoria de Loreen. Veremos alguna cara conocida, viejas veteranas como Bonnie Tyler, pequeñas glorias de los 90 como Anouk o estrellitas de la música de baile como Cascada. Frente a ellos, artistas locales y cantantes surgidos de programas como La Voz y distintas versiones de Pop Idol. Es el caso de la representante de Noruega, a la que se nota cierta falta de carisma a la hora de defender uno de los temas mejor producidos de la noche.

La gran favorita para alzarse con el triunfo es, a priori, la representante de Dinamarca. Only Teardrops es una canción de las que se pega en una primera escucha, con un estribillo eficaz, percusiones evidentes y un flautín cuya melodía es su principal baza. Si a Fairytale le bastó un violín para arrasar en su edición, ¿se repetirá ese paseo triunfal en esta ocasión?

Las posibilidades de España son escasas, por no decir nulas. Contigo hasta el final podría acabar en el último puesto, según los pronósticos oficiales. Sin embargo, la canción de El Sueño de Morfeo no es notoriamente peor que otras propuestas, aunque hay que reconocer que a Raquel del Rosario le falta energía, la canción carece de garra y su única seña de identidad son las gaitas con las que arranca.

¿Será Copenhague el escenario de Eurovisión 2014? ¿O habrá sorpresas? La respuesta, la noche del sábado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *