EPIDEMIA DE SUEÑO

Ayer me acosté tarde porque me quedé escuchando el nuevo disco de James Morrison, un chico feo inglés que tiene una voz cálida y envolvente como una mantita, y luego estuve releyendo antiguos tebeos de Zits hasta que casi eran las dos. Seis horas más tarde me he despertado con el gato acurrucado contra mi cuerpo, la cabeza apoyada en el brazo, y como estaba ronroneando, no he querido molestarle y me he quedado en la cama unos veinte minutos más. Al final no he tenido más remedio que apartarle para poder iniciar mi ritual de ducha-desayuno con galletas-rebusco ropa en el armario mientras pienso, como todas las mañanas, que debería acostarme más temprano y levantarme un poco antes.

Más que nada, porque luego me siento en la mesa de mi oficina y noto que no tengo el cerebro tan despierto como debiera. Pero veo que a otros les pasa lo mismo y me empiezo a preguntar. ¿Estaremos dentro de un libro de Saramago, sólo que en lugar de ciegos, nos vamos a quedar todos dormidos? Sería un Apocalipsis tan placentero…

17 comentarios en “EPIDEMIA DE SUEÑO”

  1. Me ha encantado la imagen del gato :)
    A mi me pasa lo mismo duerma 4 ó 7 horas, chico. Hoy he dormido 8 y en el tren casi me quedo en brazos de Morfeo… El sueño es chachi y ya está, y hasta que no adelantemos el reloj, esto está fatal XD

  2. ¿Lo ves? Es una epidemia, en Murcia acabamos de localizar otra víctima.

    Otto, el problema del cambio de hora es que luego anochece tan pronto que parece que vivimos en la Tiniebla…

  3. A mi me pasa un poco lo mismo pero peor. Yo me quito horas de sueño para ver Dexter, y si a la perra se le ocurre dormir conmigo está como una moto a las 6 de la mañana para que la saque a hacer pis.

    Hoy me acusesto cuando lo digan los lunnies (no me lo creo ni yo…)

  4. Jajaja, pobre James, entonces diré que es de “una belleza extraña”.

    Si tengo que ponerme a hacer Sudokus, me tendría que levantar media hora antes…

    Proud, esa gatofobia hay que superarla!

    Menos mal que yo ya veo pocas series y cero televisión, si no, no podría dormir… Claro, quedan los libros, el ordenador… el curro…

    Suecia! Todos rubios y cantando canciones de Abba… Voy a por mi peluca!

  5. Yo esta mañana he llegado 30 minutos tarde a la oficina porque me he dormido.. anoche estuve hasta altas horas enganchado al pc y viendo un reportaje de adolescentes depravados que no acababa nunca..
    y despertarte junto al gato mola.

  6. Yo duerma poco, duerma mucho, tengo muchísimo sueñooooo, creo que mi sueño es por el madrugón, hasta cierto punto independiente de las horas que duerma.

  7. Sí, me imagino que es cosa del reloj vital de cada uno, que está acostumbrado a ciertos ritmos y es muy difícil alterarlo. Para mí, por ejemplo, es muy difícil que me duerma a las once de la noche, así que siempre me termino acostando demasiado tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *