ELEFANTES SUELTOS

Madrid se ha convertido en una ciudad en la que, a veces, nieva. Y siempre hace frío. Cuando sales de un restaurante donde has cenado una milanesa que tenía más reboz que carne, empiezas a tiritar y echas a correr para salvar tu vida. Como eres un buen compañero, agarras de la mano a la persona que tienes a tu lado y la obligas a seguirte. Al final, ella corre más que tú y piensas en lo que pensarán los demás peatones. Y te das cuenta de que da igual, a veces es mejor imaginar que Madrid es como un escenario y la vida es una película. El que quiera mirar, que mire, que es gratis. Y si aplauden, mejor que mejor. Eso sí, no quiero catarsis del tomatazo. Y confieso que los denominados “figurantes con frase” me dan un poco de miedito, empezando por los orates que a veces me cruzo en el metro y siguiendo por las pandillas chandaleras que gritan y escupen. Supongo que son reminiscencias de mis tiempos de niño marginado en el colegio. Eso sí, si hubiera que pegarse con alguien, se hace, claro que sí. O se sale corriendo, solo o de la mano de alguien. Está bien tener a alguien al que dar la mano cuando se le necesita. O cuando no se le necesita. Abrazos gratis, eso sí que es un gran invento. No es de extrañar que me den ganas de cantar y bailar por las calles. Y a veces, cuando es de noche, finjo que nadie me ve, y me atrevo a hacerlo. Al fin y al cabo, uno es un poco exhibicionista y un poco histriónico. ¿Y qué? No me van a meter en la cárcel por ello. Si uno puede hacer que la vida sea un poco más divertida y un poco más bonita, ¿por qué reprimirse? Los elefantes sueltos y hostiles sólo aparecen en los sueños, a lo lejos, entre los árboles. Así que decido caminar con paso firme por las calles y sonreir.

16 thoughts on “ELEFANTES SUELTOS”

  1. Qué ñoñada mondié. así que paso del post y voy a lo que voy: no, no se trata de actualizar la versión de wp, que lo del follow-up no viene nunca por defecto (ni siquiera para activarlo). Es un plugin que hacía tiempo tenía yo controlado (bueno, mi mucamo wordpressero) pero que no habían actualizado acorde con las nuevas versiones de wp. Las modernas de mierdas que estamos a la última no podiamos usar porque era incompateibol con las versiones modernas de wp. Pero, leyendo lo del follow-up, me ha dado por volver a buscar y tachán ¡alguien lo ha actualizado!

    http://txfx.net/code/wordpress/subscribe-to-comments/

  2. Mmmm, creo que yo tengo parecidas reminiscencias, y por eso también me dan miedo los orates y las pandillas en chándal. Aunque yo, si hay que pegarse, que no, que no me pego.

    Es estupendo lo de correr asido de la mano a alguien, no tanto lo de bailar desaforadamente en la calle, jaja.

  3. Tres o cuatro pasos de baile no hacen daño a nadie, lo peor que puede pasar es que te tropieces… :-)

    A falta de otra mano, siempre puedes juntar una con la otra. Wall-E lo hacía y así aguantó 700 años a que llegara Eve.

    A ver si me pongo un día y actualizo la plantilla y los plugins, aprovechando mi primer aniversario con WordPress.

  4. Para mí, ir de la mano con alguien es sinónimo de felicidad, y bailar por la calle de locura transitoria, provocado por… la felicidad al cuadrado.
    Ojalá nadie se reprimiera de hacer cosas bonitas,
    Uy que ñoño ha quedado!

  5. Yo también lo hago. No por la calle porque normalmente solo la piso con prisas, pero en el curro, que tengo más tiempo, sí me dan momentos “de alegría”. Y mola ver como, de vez en cuando, arrancas una sonrisa a alguien. Es una chorrada, pero a veces da hasta la impresión de que eres capaz de cambiarle un poquito, un poquito nada más, la vida a las personas que te rodean, y aunque estes muy jodido, en ese momento también tú te sientes mejor … ufff, qué de chorradas digo cuando me pongo …

    Besicos.

  6. Por mucho que te empeñes, este post es pop y no grunge. ¿Vivoenlaeragrunge? Ni hablar. Me gusta así.

    Y ojo con lo de bailar por las noches. Puede que haya gente mirando.

  7. Veo que os contagio la ñoñería, jejeje.

    Lux, sí, a veces yo también hago el payaso para alegrar un poco a los demás. La verdad es que no cuesta tanto hacer sonreir a quienes te rodean, y es muy gratificante.

    Gracias! :-)

  8. Exhibicionista en el sentido de que, en el fondo, no me gusta pasar desapercibido. Aunque, por lo general, y por suerte, mi humildad y mi cordura suelen prevalecer, jejeje

    Voy a ver si puedo actualizar eso sin cargarme todo el blog… miedo!

  9. Pues sí, para lo bueno o para lo malo, es mi show y me gusta… :-)

    Tampoco te acostumbres a los abrazos indiscriminados, Proud, a ver si te vas a meter en líos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *