EL VERANO YA LLEGÓ…

…y me muero de calor. Siempre he sido un enemigo del aire acondicionado, pero está claro que tendré que rendirme a la evidencia e instalar un aparato infernal de esos en mi casa.

Hoy he ido a renovarme el DNI. La señora me ha preguntado si quería conservar la dirección antigua o la cambiaba. He decidido que en vez de seguir con la dirección de mi casa de Pamplona, en la que ya no estoy ni empadronado, quizás fuera mejor poner la de Madrid. Porque puede que al final cometa la locura de comprármela y casarme con una hipoteca en estos tiempos en los que el Euribor no para de subir y de subir y de subir.

Pero bueno, si es cuestión de ser austero, lo puedo ser perfectamente. Así adelgazaré, porque no tendré ni para comer, jajaja… Por eso este año no ha habido auténtica operación bikini, que tengo que almacenar reservas para los tiempos de escasez.

Además, siempre habrá algún concurso al que me pueda presentar para sanear mi economía. Y algún día saldrán mis números en el Primitiva o en la Bonoloto. Lo sé, lo presiento.

También podría cambiarme de trabajo a uno en el que cobrara miles de euros, aunque, ahora mismo, creo que la opción Primitiva tiene más posibilidades.

Lo ideal sería ser como Carrie Bradshow y que me pagaran por escribir una columnita en un diario y un par de revistas y publicar un par de novelas en diez años. Ya vendría un Mister Big a pagarme un pisazo en la Quinta Avenida, pisazo que, por supuesto, no tendría ningún problema en aceptar. No me privaría de comprarme zapatos de Manolo Blahnik de quinientos euros de vez en cuando o de regalarle un Louis Vuitton a mi asistente personal. Evidentemente, ¿a quién no le gustaría esa vida? Así que anoche, después de ver la séptima temporada de la serie, también conocida como “Sexo en Nueva York: la película”, nos fuimos a cenar al Pink Sushi para sentirnos algo cosmopolitas mientras bandejas de colorines con arroz frío y pescado crudo desfilaban delante de nosotros en una cinta transportadora.

12 thoughts on “EL VERANO YA LLEGÓ…”

  1. El Sushi sabe más a arroz que a otra cosa. Aunque, sí, a mí también me daba asquito a priori. Ahora me gusta mucho, jejeje

    Una vez te llaman para hacer el casting, cosa que depende del azar más que de otra cosa, no es tan difícil que te cojan para un concurso. Con ser mínimamente telegénico, mínimamente simpático y saber enlazar un par de frases medianamente coherentes, basta.

    Bueno, también hay que tener suerte. Pero de eso, afortunadamente, no me suele faltar.

  2. yo espero qeu el rubio invente o descubra alguna vacuna que es la única salida posible… por cierto, jugar a los mismos números de lotería siempre, cada semana, es un error, porque como un día calcules el dinero que llevas gastado tantos años…

  3. Pues yo cuando me renové el DNI me preguntaron lo mismo, y estando empadronadísimo en Madrid dejé la dirección de mi madre, porque si me pasa algo por ahí y vienen a buscar a mi casa, solo se encontrarían con dos “compañeros de piso” que lo único que saben de mi vida es mi nombre porque lo pone en el buzón… Así que, si me encuentran tirado en una cuneta, que sepan dónde localizar a quien tienen que localizar… Como teléfono fijo, también puse el de mi madre… xD

    Y eso de que es fácil que te cojan en concursos… ¡Ays! Será que yo no soy nada “telegénico”, cero simpático y lo de enlazar frases coherentes no es lo mío porque… ¡será por castings!

  4. Nils, pero lo compensaré cuando acierte los 6… Son números que me salieron en una galleta de la fortuna, no pueden fallar! :-)

    Jgts, paciencia, en alguno te cojerán. Tú sonríe siempre… Además, tú vas a triunfar como DJ!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *