EL PARAÍSO ESTÁ EN SUECIA

Este fin de semana, mi madre se pasó por Madrid y pidió que la lleváramos a una de las principales atracciones turísticas de la ciudad: IKEA. Ella nunca había estado en uno y quería saber como eran, así que nos fuimos para Plaza Norte y le enseñamos el paraíso de los muebles hechos de maderapapel, los colores primarios y el diseño escandinavo. Pasamos un buen rato curioseando las cocinas y los pisos que tienen montados, abriendo armarios y cajones como si fuéramos a encontrar tesoros dentro de ellos. Bueno, algún objeto irresistible a bajo precio ya encontramos…

Cualquiera que haya visto “500 días de verano” ya sabe que Ikea es un lugar para divertirse. Mi hermano, por ejemplo, aprovechó para hacer chistes referenciales a series de culto con una cama dotada de mecanismos automáticos de relajación: “cama arriba, cama abajo, cama arriba, cama abajo”. A lo que yo le respondí seriamente: “nube arriba, nube abajo, nube arriba…”

Cuando terminamos nuestro paseo por los almacenes, resistí la tentación de comprarme una de esas cajas grandes de galletas dobles de chocolate, ricasricas. En ese momento, tuve la revelación de que Suecia debe de ser algo así como el paraiso en la tierra: las casas estarían decoradas con muebles de Ikea; la dieta se basaría en las galletas de chocolate, las salchichas con cebolla frita y en el salmón ahumado a precios populares; en la radio sólo sonaría música pop de ABBA, Ace of Base, Roxette y The Cardigans (comparemos con Finlandia, que sólo nos ha regalado cosas como HIM, Nightwish, The Rasmus o Lordi. Como se nota que pasan la mitad del año sumergidos en la oscuridad); y en la tele proyectarían películas de Ingmar Bergman y clásicos protagonizados por Ingrid Bergman, Greta Garbo, Max von Sydow, Lena Olin, Britt Ekland, Stellan Skarsgård, Ann-Margret, Anita Ekberg o Bibi Andersson. Por supuesto, las calles estarían llenas de bellas valquirias y fornidos vikingos. Y no nos podemos olvidar que Suecia es uno de los países fundadores del llamado “Estado del Bienestar”.

Aunque las últimas referencias culturales de Suecia nos recuerdan que por las noches salen a la calle seres extraños en busca de sangre (la solución es no dejarles entrar… o en todo caso, dejar entrar al adecuado) y que hay hombres que no amaban a las mujeres y chicas que sueñan con cerillas y bidones de gasolina… Así que puede que la cosa no sea tan rubia como la pintan.

13 thoughts on “EL PARAÍSO ESTÁ EN SUECIA”

  1. Eso, Jens Lekman, que se ofrece a cantar en bodas…

    Dinamarca, Noruega… lo que tenía es que haber fundido todos los paises escandinavos en un único ente, así podía incluir a los locos artistas islandeses, la selección de futbol danesa de cuando jugaban los Laudrup y los móviles de Finlandia. Eso sí, Lars Von Triers habría sido expulsado del paraiso nórdico hace ya mucho tiempo…

    Siempre que haya salmón ahumado, marinado o asado, puedo aceptar a las albóndigas.

    Nube arriba, nube abajo, nube arriba…

  2. Yo vi a la selección sub 21 de Dinamarca in person allá por el año 2000 y sufrí un síndrome de Sthendal que riete tú de Florencia. Ains.

    Y mucho mejor la selección musical sueca que la de los otros países… donde va a parar…

  3. Bibi Andersson?????

    Y no pillo la referencia de las nubes y las camas, jo …

    Y sí, todo un paraíso, si no fuera por el frío, qué quieres que te diga, mejor que se vengan los vikingos p’al Mediterráneo, mucho mejor, “andevaapará”

    Besicos.

  4. Mi amigo Ruffy y yo tenemos una vieja “coña” privada y no nos cansamos de decir que estamos “asueciados”, por la pasión que despierta en nosotros este país. Sobre todo su música.

    No existe la sociedad perfecta, pero, incluso leyendo el best seller de este año que habla de temas nada agradables, se intuye que en Suecia no se debe vivir nada mal.

    Este finde ha sido sueco total para mí. El viernes, concierto de The Sounds y el sábado viendo “Déjame Entrar”.

  5. Bibi Andersson es una actriz sueca habitual de las películas de Bergman. Nuestra Bibiana Fernández la homenajeó cuando se puso su nombre artístico.

    Y sí, quizás haga un poco de frío, pero alguna pega debía de tener Suecia para no ser aburridamente perfecta… :-)

    Musicalmente, Suecia es muy interesante, la verdad.

    Proud, me has recordado el concepto “suecar” que mencionaban en “Rebobine, por favor”, :-D

  6. Oyes, pues has pintado Suecia como un paraiso y creo de verdad que lo es…..yo quiero ver vikingos mientras escucho a Roxette y me como unas galletitas en mi piso decorado de Ikea!!! jejeje.

    Besos obesos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *