¿EL FIN DE LA EGOBLOGÍA?

Leo en el blog del Señor Calamonte una reflexión acerca de cómo el éxito de Facebook puede traer consigo el declive de la blogosfera. ¿Traen consigo las redes sociales la muerte de los Egoblogs? Sinceramente, espero que no.

Es cierto que durante los últimos dos o tres años se ha producido una explosión del fenómeno bloguil hasta extremos absurdos. Toda marca comercial, medio de comunicación o evento que se preciara tenía su blog corporativo. Sólo por tenerlo, diría yo, ya que, ¿qué necesidad tiene, por ejemplo, la web de un periódico de tener blogs? ¿Qué pueden añadir a lo que ya cuentan como web propiamente dicha? ¿En qué se diferencia de tener columnistas? ¿Y qué independencia puede tener un bloguero si está a sueldo de alguien? Por no hablar de que los contenidos solían ser pobres y la frecuencia de actualización bastante escasa.

Para mí los blogs nacieron para dar voz al internauta, una manera eficaz de hacer presentes a las personas en la red de redes e impedir que ésta quedara dominada por las grandes empresas y organismos. De repente, todos podíamos decir al mundo lo que quisiéramos y dar nuestra visión personal sobre cualquier tema. Es cierto que los blogs más exitosos son aquellos de carácter temático, ya sean sobre música, informática, comunicación o sucios cotilleos. Sin embargo, algunos, con el éxito, han terminado perdiendo lo que, para mí, es lo más atractivo de los blogs: el carácter personal. Me gusta sentir que hay alguien con criterio detrás de los artículos. Personalmente, me gustan los blogs de algunos guionistas y periodistas que cuentan entresijos de la profesión desde la independencia y el anonimato (siempre relativo) que da Internet.

Y me gustan los egoblogs. Matizo: me gustan algunos egoblogs. Hay gente que sabe hacer que una visita al supermercado sea más interesante que una teleserie de la HBO. Quizás sean uno de cada cien, pero cuando encuentras un egoblog así es como descubrir un tesoro. Eso sí, si el éxito de Facebook sirve para que desaparezcan todos los blogs con ínfulas poéticas o espirituales, seré el primero en alegrarme. Supongo también que cada egoblog tiene su historia y su sentido, ya sabemos que todo lo que empieza tiene su fin.

Pero espero que ustedes que me leen sigan manteniendo sus blogs por mucho tiempo. Por favor.

20 thoughts on “¿EL FIN DE LA EGOBLOGÍA?”

  1. Además los egoblogs si para una cosa suelen servir es para aumentar el ego propio :)
    Yo quiero hacer una pequeña revolución y crear un nuevo blog, que me vuelven las ganas de hablar de cosas

  2. Se ve que el tema está en el aire, Ángel. Últimamente he visto cerrar muchos egoblogs, la verdad.

    Lucía, tu blog es filosófico y necesario. Todos necesitamos un desafío mental a la semana.

    Joserra, todas las redes 2.0 son un invento para aumentar el ego, jajaja… A ver si es verdad lo de la revolución! :-)

  3. Yo no creo que Facebook vaya a acabar con los blogs. Facebook está muy bien para encontrar a los compis de la facultad o hablar de cosas sencillas, pero si quieres algo con más contenido creo que para eso están los blogs.

  4. Ah…Calamonte es un pueblo donde venden unos pasteles muy ricos ;D y donde no saben de Blogs…Uy que me he liado….
    …hoy estoy un poco tonta…
    Y el Facebook es lo mismo que el blog a fin de cuentas, sólo que ahora cd abres el tuyo tienes un pequeño resumen de lo que han hecho tus amigos sin tener que ir página a página…y potencia el cotilleo…y pronto tendrán anuncios comerciales los perfiles más visitados….

  5. Pues sí, Rocío, tienes razón, voy a cambiar el título del artículo. :-)

    Yo tampoco creo que los blogs vayan a morir. Quedarán los que tengan algo de contenido, claro.

  6. [Mode EGO: ON] Me he sentido super identificado con lo de: “Hay gente que sabe hacer que una visita al supermercado sea más interesante que una teleserie de la HBO”. [Mode EGO: OFF]
    Luego he recordado que yo llevo años sin pisar un super porque Carrefour OnLine hace todo el trabajo sucio, y ya he pensado “Bah! Hablará de otros!”.

    Pues yo, sin tener ni un solo dato sobre cuantos blogs había el día que yo abrí el mío, siempre he “chuleado” de tener uno de los 1000 primeros blogs de este país. Porque me hacía ilusión inventarme un dato así. Y porque la gente me miraba raro por contar mi vida, hace 6 años y medio. Y luego todo el mundo, de golpe y porrazo, tenía blog. Y si sobrevivió cuando no habían nacido y estaba él solito en el mundo, creo que podrá hacerlo aunque los demás desaparezcan a su alrededor… ¡Que yo al FaceBook solo entro para hacer publicidad! Nunca acepté ni una sola petición de nada que no fuera de amistad, me encanta el botón de “Ignorar todo”… :P

  7. Jajaja, jgts, es que hace seis años y medio prácticamente ni existía el concepto de “blog”.

    El mío cumplirá 5 años la próxima primavera, ya va siendo un veterano, :-D

  8. Yo he abandonado mi blog y nadie me va a echar de menos. Yo creo que los blogs estan bien cuando le funcionan a uno, es decir, independientemente de quien te lea… A veces no tienes ganas de contar nada y luego tienes otra temporada más prolífica… En mi caso estoy interesado en contar muchas cosas pero… no tengo ganas de hacerlo :) Son temporadas.

    No me gusta facebook, y no voy a caer. No se porq ué me no me gusta, siquiera.

  9. Sí, en eso tienes razón, Jotas, el lector más importante del blog es el propio autor. Yo creo que lo importante es escribir, sobre todo, para uno mismo.

    Y no tienes el blog abandonado del todo… :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *