DE COPAS EN LOS NOVENTA

Yo estaba en el New Amsterdam, mirando a una mujer de pelo amarillo. A mi lado, el señor Jones intentaba empezar una conversación con la chica morena que bailaba flamenco. Ella bailaba mientras su padre tocaba la guitarra. De repente, era tan hermosa… Todos queremos algo hermoso. Ojalá yo lo fuera. Se hizo el silencio mientras ella bailaba. “¡Venga, María, enseñame esos bailes de España!”. “Pasame la botella, señor Jones”. Cree en mí, ayúdame a creer en algo. Quiero ser de los que creen.

El señor Jones y yo intercambiábamos historias y mirábamos a las mujeres guapas. “Te está mirando a ti. Ah no, no, me está mirando a mí”. Sonreíamos bajo las luces de neón. Cuando todo el mundo te ame, nunca estarás solo. “Me dibujaré a mí mismo, me pintaré en azul y en rojo y en negro y en gris, todos esos colores bonitos tan, tan llenos de significado. El gris es mi color favorito… Ayer me sentía tan simbólico… Si conociera a Picasso, me compraría una guitarra gris y tocaría”.

El señor Jones y yo mirábamos al futuro mientras contemplábamos a las chicas. “Te está mirando a ti. No, no creo. Me está mirando a mí”. De pie, bajo los focos, me compré una guitarra gris. Cuanto todo el mundo me quiera, nunca volveré a estar solo. “Quiero ser un león, todo el mundo prefiere pasar por gatos. Todos queremos ser grandes estellas, pero por muy diferentes razones. Cree en mí, porque yo no creo en nada y quiero ser alguien que cree”.

El señor Jones y yo nos tambaleábamos por el barrio. Y sí, seguíamos mirando a las mujeres guapas. “Ella es perfecta para tí. Tío, tiene que haber alguien para mí”. En esos momentos, me habría gustado ser Bob Dylan. El señor Jones prefería ser alguien más funky. “Cuando todo el mundo te quiere, eso es todo lo funky que puedes llegar a ser”, me dijo.

El señor Jones y yo veíamos un video. Cuando miro a la televisión, querría verme a mí mismo devolviéndome la mirada. Todos queremos ser grandes estrellas, pero no sabemos por qué y no sabemos cómo. Pero cuando todo el mundo me quiera, seré todo lo feliz que puedo ser.

El señor Jones y yo seremos grandes, grandes estrellas…

6 thoughts on “DE COPAS EN LOS NOVENTA”

  1. El otro día escuché la canción y pensé que la letra era “muy de los 90”, muy de Generación X.

    Flauta te da las gracias, Dorothy! :-) A ver si cuelgo algún video o algo…

  2. Es lo que tiene no saber inglés, que no me entero de las historias éstas.

    Besicos.

    PD: Generación X, Generación JASP … y ahora generación NI-NI, qué triste no? Aunque el resultado sea el mismo, que p’al caso…

  3. En el fondo, no son más que etiquetas y generalizaciones, los jóvenes de todos los tiempos siempre han tenido ciertos puntos en común…

    Aunque pasar de Jovenes Aunque Sobradamente Preparados a NiEstudio,NiTrabajo es bastante deprimente. Lo paradójico es que los de la Generacion X vivian deprimidos y angustiados y los de ahora están de fiesta y botellón todo el día. Dame pan y llamame tonto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *