DE BODA

A mí me encantan las bodas. En serio. No entiendo a la gente que se queja de tener demasiadas bodas a lo largo del año. Será, quizás, porque yo voy a una boda al año, más o menos. Mis amigos y amigas no son de los que se casan. El caso es que me encanta toda la parafernalia que las rodea. Además, ésta era boda de amigos, que son mucho más divertidas que las bodas familiares, en las que te tienes que pedir las copazas a escondidas, no te puedes poner la corbata como si fuera un pañuelo pirata ni arremangarte los pantalones, tienes que saludar hasta a la última tía abuela perdida por las ramas más frondosas del árbol genealógico (y encima se supone que te tienes que acordar de sus nombres, apellidos y parentesco, incluso cuando te dicen cosas como “la última vez que te vi eras un bebito”. Señora, si era un bebito, ¿cómo quiere que me acuerde de usted?) y siempre acabas descubriendo que tienes una tía cincuentona que aun se cree que puede ser la reina de la pista… En las bodas de amigos, sólo estás con tu cuadrilla, a tu aire, y la puedes montar como te parezca.

Como ya adelanté, mi madre dio su aprobado al traje de rayas, a la camisa lila, a la corbata morada y a no haberme cortado el pelo. Sólo me dijo que me peinara un poco y me llevó en coche hasta el hotel donde salía el bus. Si es que tengo una madre que no me la merezco… Todas mis amigas me dijeron que estaba muy guapo con mi abrigo de Caramelo. Pero, ¿quién no está guapo en un día de boda?

La ceremonía fue en un pueblecito perdido por el Pirineo navarro al que se llegaba por carreteras locales. No llovía, pero hacía mucho frío y las chicas tiritaban. Es lo que pasa si te pones un vestido de tirantes en el mes de abril. La boda no fue muy larga, el cura era majo y empezamos a devorar canapés. Y a beber vino tinto para entrar en calor. Así que cuando volvimos al bus, algunos ya estaban un poco alegres, jajaja.

Para la comida nos pusieron a todos los amigos en una mesa redonda. Las camareras empezaron a traer platos y platos de comida. Que si jamón de bellota, que si pirámide de foie y praliné, que si timbal de langostinos, que si panchineta con hongos (que me la comí, por cierto, a pesar del asco que les tengo a las setas). Después, un sorbete de manzana verde para reposar el estómago, y los platos principales: lubina Y cordero. A mí me vuelve loco el cordero asado, pero llega un momento en que sientes que la cómida se te va a salir por la boca y no lo disfrutas tanto. Imaginaos que, de cuatro pastelitos que nos sacaron para el poste, sólo me comí dos… Eso sí, por la noche, cuando estábamos ya en el bar de la Trave que habían reservado los novios, nos sacaron tortilla de patatas y pinchos variados y todos nos abalanzamos sobre ellos como si no hubiéramos comido nada en todo el día.

El disc-jockey de la boda (y el del bar de después) no le hizo ascos a nada. Lo mismo te pinchaba a Kili, que a Leo, que a los grandes clásicos de OT, que al canto del Loco, que a Conchita Velasco o a Paquitoelchocolatero. Vamos, lo que se dice charanga y pachanga de las güenas. Eso sí, lo que es imprescindible en cualquier fiesta pamplonica que se precie son… ¿los pasodobles? ¿las joticas? Pues no, queridos lectores, lo que no falla nunca son… ¡las rancheras! ¿Por qué? Pues ni idea. Es un misterio. ¡Pero qué grande la Durcal!

A las dos de la mañana nos fuimos para nuestras respectivas casas. Con el paso del tiempo y nuestras cada vez más ajetreadas vidas, sólo nos juntamos todos en ocasiones especiales como éstas. Pero lo bueno es saber que, aunque no nos veamos tanto como antes, siempre puedes contar con ellos. Son gente especial.

¿Y las fotos? Pues las podéis ver en Flickr, aquí al lado.

20 thoughts on “DE BODA”

  1. La Durcal no es grande es inmensa.. eso si, una seta no es un hongo :P

    Y de acuerdo con tu madre, a pesar de que la descripcion daba un poco d emiedo, estabas muy wapo con ese conjunto

    Que daño ha hecho leer esos platos a estas horas…

  2. Botánicamente hablando, una seta es un hongo, como el moho. Son todos del reino Funghi. Otra cosa es que los cocineros hagan sus propias clasificaciones, jajaja

  3. Oye, y la explicación de la foto?. Queremos saber!.

    Por cierto, a mi tb me gustan las bodas, me lo paso genial y conoces gente y familiares perdidos.

    Mi madre más que el ama de la pista, es el ama del micrófono. Me viene de familia. XDD

  4. A mi me encanta cuando en el baile de sobremesa siempre hay abuelillas que bailan agarradas, como en las fiestas de los pueblos, y bailan igual sea el ritmo que sea.
    Mola lo de casarse: bien visto, fiesta, regalos, te dan dinero, te vas de viaje, vacaciones en el trabajo…. Si no te casas, ¡nada!, jajaja…

  5. botanicamente hablando una seta es un hongo como una manzana es un manzano…. otra cosa es que los de mixtas os lieis entre fruto y micelio ;)

  6. Ace…el debate se ha dirigido hacia un tema de interés para tu madre…podrías enviarle el link a ver qué opina de la clasificación de los hongos??jeje. Pues sí, eso es Soliloco, la seta es el cuerpo fructífero de un determinado tipo de hongos, si no recuerdo mal los basideomicetos, los mohos…pues son otra historia, con otro cuerpo fructifero (u órgano reproductor) diferente…

  7. Pero todo es funghi, hale.

    Jl, la foto del teaser me la hice al salir del hotel donde había sido el banquete. Delante de la puerta hay una estatua del encierro, con un par de toros y corredores y para allí que nos fuimos, jajaja. Una de las chicas se montó encima de los toros y todo…

  8. Ainss las bodas. Que bien te lo pasas, que de pasta te gastas, que pedos te coges y que ridículo que terminas haciendo siempre. Pero siempre siempre.

    Pero… ¿por qué se casaron en semejante páramo? ¿De quién huían?

  9. Bueno, entonces supongo que nunca comerás pan, ni tartas, ni pasteles, ni cualquier cosa que lleve levadura!! Aunque no, creo que esas cosas mucho asco no te dan no…jajaja.

    Hmmm ahora a ver las fotos, miedo me da… :P

  10. ¡Me das miedo!

    Estoy contigo únicamente en una cosa,¡Rocio de la mancha¨ es la más grande, no se le ha dado el lugar que merece en este país, cosa que si hicieron en Méjico.

    ¿Hay algo peor que las bodas?

    Únicamente voy a las bodas de la gente que aprecio, y por el significado que tiene.

    Por cierto, que susto con los modelazos de las nenas, ¡que horror!

  11. Plutonico, no era un páramo, era un entorno pintoresco, jajaja… Es que tanto la familia del novio como de la novia son de esa zona de Navarra.

    Joserra tiene razón en lo de que casarse es un chollo. Yo algun día haré como Carrie Bradshow en un episodio y organizaré una boda conmigo mismo.

    Miguel, es que te gusta comer… jajaja.

    La levadura no es un hongo, es un producto químico, jajajaja

    Pobres amigas mías, pero si iban muy sencillas y sobrias, con sus abrigos.

    Jajaja, entonces esto de las rancheras debe de ser cosa de norteños.

  12. Si los pasteles eran como el vestido de la Dúrcal no me extraña que sólo pudieras con dos.
    Odio las bodas. Las odio a muerte. Vamos, que casi prefiero un funeral. Pero voy a alguna, muy de vez en cuándo, más que nada por si algún día me caso yo… Ayns!

  13. jejeje encontre esto de casualidad y aun me estoy riendo, con las rancheras pasa igual en asturias y la puñetera raspa que por algun motivo siempre hay algien que se pisa el vestido y se cae normalmente la novia.
    odio las bodas

  14. a mi me han invitado a 10 y no he ido a ninguna , va contra mis principios, odio la burocracia y mas en temas de relaciones personales , yo las prohibiria bastantes cosas nos obligan en esta sociedad impuestos , carnet de conducir etc para algo que nadie te obliga hacerlo, si alguien se enfada conmigo por no ir a su boda me da igual esa persona no me merece la pena ,ademas luego la mitad de la gente se separa, el 90 por ciento de los tios son infieles , no se yo me niego a participar en esa farsa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *