David Bowie en cinco canciones

Hoy, día de su 66 cumpleaños, David Bowie nos ha sorprendido publicando su primera canción después de diez años de silencio en los que ha habido todo tipo de rumores sobre su estado de salud. El tema, una melancólica balada titulada Where are we now?, sirve como adelanto del que será el vigésimo cuarto disco de estudio en la carrera de Bowie.

The next day se publicará el próximo 11 de marzo y está producido por el veterano Tony Visconti, con quien David Bowie lleva trabajando desde el comienzo de su carrera. De hecho, fue el productor de su segundo trabajo, el disco que le lanzó a la fama, aunque no de la canción responsable del éxito del mismo: la legendaria Space Oddity.

Inspirada en 2001, una odisea en el espacio y, seguramente, en algún que otro viaje lisérgico, Space Oddity se publicó en junio de 1969 con la intención de que coincidiera con el lanzamiento del Apollo XI y la llegada del hombre a la Luna. La canción consiguió colocarse entre los sencillos más vendidos ese verano en Inglaterra y, aunque pasó desapercibida en Estados Unidos, alcanzaría ahí el éxito en un relanzamiento en 1973. Ya nada podía parar a David Bowie, quien dio rienda suelta a todo su talento musical y escénico durante la década de los setenta. Son los años del Glam, de Ziggy Stardust, de The man who sold the world, Life on Mars?, Fame, Heroes o Rebel Rebel.

David Bowie llegaba así a los ochenta convertido en uno de los artistas más importantes del panorama musical. Publicado en 1980, Scary Monsters (and Super Creeps) contenía Ashes to Ashes, una canción que Bowie ha descrito como su epitafio personal para los setenta y en la que retomaba al personaje de Major Tom de Space Oddity. Su vídeo, con Bowie vestido de payaso, terminaría siendo uno de los clips emblemáticos de los ochenta.

Bowie seguiría acumulando éxitos durante los ochenta, como sus duetos con Queen (Under Pressure) o Mick Jagger (Dancing in the street), su disco Let’s Dance, editado en 1983 y el más vendido de su carrera, o su papel como Rey de los Goblins en Dentro del Laberinto. Sin embargo, a finales de la década, comenzaba a dar señales de desgaste creativo con discos mediocres como Never Let Me Down. Consciente de ello, Bowie formó Tin Machine, un grupo que le sirvió para recuperar las ganas de hacer música y experimentar con nuevos sonidos menos comerciales. Con energías renovadas, volvería a publicar un disco en solitario en 1993: Black Tie, White Noise. Durante la década de los noventa, Bowie jugaría con los sonidos electrónicos en discos como Earthling y con lo alternativo en trabajos como Heathen. Prueba de estas ansias de experimentación es el sencillo Hallo Spaceboy, editado en 1996 y remezclado por los Pet Shop Boys.

Hasta la fecha, Reality era el último disco de David Bowie. Diez años de silencio son demasiados años, pero parece que la espera ha valido la pena.

Un comentario en “David Bowie en cinco canciones”

  1. Buen resumen de la carrera de Bowie. La verdad es que es complicado resumirla en sólo 5 canciones, especialmente su etapa más prolífica de los 70.
    A ver si se ha recuperado completamente de sus problemas de corazón, lo mismo hasta hace gira y todo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *