CUESTA DE FEBRERO

Después de las compras de Navidad, mis paseos por las rebajas para renovar el armario y la subida de la retención del IRPF, he decidido inaugurar el mes con un slogan sencillo pero claro y directo:

En Febrero, gastos cero.

Lo cual significa ser un poco más inteligente a la hora de comprar, no dejar que los alimentos perecederos perezcan, olvidarme de que existen las tarjetas de crédito, convertir Amazon en un “sitio indeseable y repleto de troyanos que se introducen subrepticiamente en tu cartera para vaciarla” y renunciar a algún que otro capricho.

No debería de ser tan difícil. Pero luego llega fin de mes y te das cuenta de que no has ahorrado nada. Claro, que hay tantas cosas en la vida que no deberían ser tan difíciles de hacer y luego cuestan horrores…

7 comentarios sobre “CUESTA DE FEBRERO”

  1. Nils, yo en mi anterior trabajo tenía paga extra en marzo y la verdad es que se agradecía mucho… es una paga que te gasta exclusivamente en ti, como no hay que hacer regalos, jejeje.

    Maggie, ambas cosas van relacionadas, no? Pero sí, comparando nóminas, la retención ha subido punto y medio. Al fin y al cabo, dinero que se deja de cobrar.

  2. Se acabaron las vacas gordas, eso está claro.

    Y sí, Lux, lo que pasa es que también hay que saber medir la capacidad de endeudamiento que puede tener uno.

Responder a Di Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.