Cuarta época

26 de abril de 2004 -es decir, el Paleolítico-: doy mi primer paso como bloguero y comienzo a escribir una bitacora personal en Blogia. La posibilidad de escribir lo que quisiera como quisiera cuando quisiera me pareció muy interesante. Al fin y al cabo, por aquel entonces ya llevaba años escribiendo un diario y aun tenía frescos mis años de estudiante de Comunicación Audiovisual y de Guión. Incluso trabajaba en una productora de videos invisibles -en el sentido de que nadie les prestaba atención cuando se emitían en los vuelos de Iberia. El blog se fue definiendo a sí mismo con el tiempo y yo satisfacía mis ganas de escribir mientras mi vida profesional y personal atravesaba períodos turbulentos.

22 de febrero de 2008 -es decir, el Neolítico: me traslado de Blogia a WordPress y nace vivoenlaerapoppuntocom. Qué derroche, pagar un dominio y un hosting. Un pequeño capricho y una pequeña ambición, imagino. También es cierto que Blogia funcionaba cada día peor. Seguí escribiendo lo que me apetecía como me apetecía cuando me apetecía. Un día fui portada de Meneame y el contador de visitas saltó por los aires. Los artículos eran excusas para hablar en los comentarios: al poco tiempo llegó Facebook, llegó Twitter, llegaron las redes sociales y la burbuja de la blogosfera estalló.

18 de junio de 2012 -es decir, la Edad de Bronce: como buen parado español me veo en la obligación de disfrazarme de emprendedor. Dejo de hablar de mí mismo -al fin y al cabo, la vida de parado tiende a ser deprimente y repetitiva- y opto por reconvertir Vivo en la Era Pop en un blog temático sobre música y cultura pop. Quizás así me descubrían en Vanity Fair o Vogue como influencer y sabelotodo cultural. No sucedió, aunque sí que me invitaron a ir al Coca Cola Music Experience Festival y una vez escribí una columna para la revista Vanidades. Me pagaron con fama, o eso dijeron, pero de eso no se come. Sí que me pagaron algunos artículos patrocinados sobre interesantísimos temas. Sin embargo, al final escribir el blog se convirtió en una especie de obligación y no en un escribir sobre lo que quisiera como quisiera cuando quisiera. Los parados no tienen esas libertades.

8 de mayo de 2017 -es decir, el Presente: después de más de un mes de silencio en el que me he planteado cerrar definitivamente este blog, he optado por volver al pasado y al escribir lo que quiera como quiera cuando quiera. Para eso se inventaron los blogs, aunque sospecho que a estas alturas nadie los lee. Ya no soy un parado, mis fantasías audiovisuales ya quedan muy atrás y tengo cuarenta años. Pero sigo viviendo en la era pop. Alguna historia que otra me queda por contar.

Y si alguien quiere contratarme como influencer, sigo dispuesto a escuchar todo tipo de ofertas.

4 thoughts on “Cuarta época”

  1. Adoro Vivo en la era pop. Lo adoro. Lo echo de menos. Lo más, su aire intimista pero franco, personal pero universal, para nada egocéntrico, bello por dentro y por fuera. Y adoro recordar lo que un día fue (y formé parte de él) y lo que es a día de hoy.
    Adoro que escribas dónde y de qué te dé la gana. A, eres lo más.

  2. Pues yo no conocía este blog, y me alegro de que lo hayas retomado, porque pinta bien, así que lo sigo a partir de hoy. Yo también soy una visionaria, con un blog que lleva abierto desde 2003 ( eso sí, yo en Blogger y sin dominio…). Con sus parones, pero con un post escrito la semana pasada. No estamos de moda, pero ¿acaso nos importa? A mí, no. Y no puedo imaginar mi vida sin ese espacio.

  3. Cómo que dejas de escribir!!?? Leerte a diario forma parte de mis rutinas; me gustaría seguir viviendo en la era pop! (que no nos pronunciemos casi nada, no significa que no estemos aquí). Espero que sigas en ello ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *