¿Cuál es la frecuencia, Kenneth?

En septiembre de 1994, REM publicaban What’s the frequency, Kenneth?, el primer sencillo de Monster, un disco el que dejaban atrás el sonido acústico e intimista de los exitosos Out of time y Automatic for the people para volver al rock (y seguramente el último trabajo prácticamente perfecto de la banda). Las guitarras distorsionadas con las que arranca la canción estaban muy lejos de la mandolina de Losing my religion y algunos medios en seguida comenzaron a describir Monster como el disco “grunge” de la banda. Fuera o no consciente esta decisión de adoptar el sonido de moda de la época, lo que está claro es que le sienta como un guante a una canción en la que Michael Stipe adapta el punto de vista de alguien que quiere entender lo que motiva a los jóvenes del momento (“I’d studied your cartoons, radio, music, TV, movies, magazines”) sin llegar a ninguna conclusión definitiva (“I never understood, don’t fuck with me, uh-huh”). Este espíritu noventero se ve también en su videoclip, en el que Stipe mostraba al mundo por primera vez su cabeza afeitada y en el que Peter Buck toca la guitarra Jag-Stang de Kurt Cobain que Courtney Love le había regalado poco después del suicidio del líder de Nirvana.

-Pero, ¿quién es Kenneth?

Dan Rather es uno de los periodistas más prestigiosos de Estados Unidos. Fue el primero en informar por televisión de que el presidente Kennedy había sido asesinado, se encargó de cubrir el caso Watergate para la CBS y durante más de veinte años, entre 1981 y 2005, se encargó de presentar el informativo principal de la cadena. El 4 de octubre de 1986 Rather caminaba por Park Avenue en dirección a su apartamento de Manhattan después de cenar en casa de un amigo cuando fue asaltado por un par de desconocidos. Mientras le golpeaban, le tiraban al suelo y le daban patadas, los dos hombres no paraban de repetir la frase “Kenneth, what’s the frequency?”. El incidente permaneció muchos años sin resolver (algunos los atribuyen a William Tager, un psicópata neoyorquino que pensaba que la CBS mandaba señales directamente a su cerebro y que en 1994 asesinaría a un técnico de la NBC, mientras que Paul Limbert Allan publicaba en 2001 un artículo en Harper’s Magazine en el que sugería que el responsable del ataque podía ser el escritor Donald Barthelme, fallecido en 1989) y esa enigmática frase se incorporó a la cultura popular americana, utilizándose habitualmente para referirse a una persona desorientada o incapaz de comprender lo que está sucediendo a su alrededor.

-Entonces, ¿quién es Kenneth?
-Ni idea, ¿cuál es la frecuencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *