CRASH BOOM BANG!

Ace76, sus patines y una cuesta incontrolable. Superé la velocidad de la luz y entré en el Hiperespacio como un halcón milenario sobre ruedas. El universo se convirtió en un tunel de colores borrosos. Farfullaba entre dientes. Cuando entré en Velocidad Absurda supe que mi destino era hacer un aterrizaje forzoso en el suelo. Y para ahí que me fui, frenando con la nalga izquierda, que ahora ha dejado de ser blanca para ser morada. Menos mal que mi culo es de acero como el de Cindy Crawford.

Mi culo es de acero y mis abdominales están hechos de plastilina. Aunque el último día que fui al gimnasio, me pesé en la báscula, y me sorprendí al comprobar que ya estoy más cerca de los 77 que de los 80. ¿Se habrá estropeado? ¿O será que lo de comer espárragos en vez de pasta italiana está surtiendo efecto? Para celebrarlo, ayer cené en el BurriKing. Y el sábado, en el Fridays, ese restaurante donde los entrantes ya llenan tanto como el plato principal. Salí del local como siempre: con la sensación de tener un globo aerostático hinchándose lentamente en mi estomago. Y eso que me quedé con ganas de zamparme una Oreo Madness. Ésta es mi peculiar “operación bikini”.

El sábado acompañé a Joserra a comprarse una bicicleta pegable mientras España se arrastraba ante Suecia y ganaba de puro Villa (sí, ya se ha convertido en sinónimo de “milagro”). Al menos, esa es la impresión que me dio durante los quince minutos que estuve viendo el partido en la tienda mientras Joserra contemplaba una preciosa bicicleta y decidía si se la llevaba puesta o no. Al final, se la llevó. A mí me encantaría que Madrid fuera como Amsterdam o San Francisco y pudiéramos ir en bicicleta a todas partes. Yo sería el primero en tener mi modelo SaintTropez e ir pedaleando a todas partes. Pero Madrid no es una ciudad pensada para las dos ruedas… y no me apetece nada suicidarme.

Y ya que hablamos de suicidios, si queréis pasar un buen rato en el cine, no vayáis a ver “El incidente”. Pero si queréis disfrutar de risas mil con ese género llamado Comedia Involuntaria, no dejéis de verla. Destaquemos las siguientes escenas (tranquilos, no llegan ni a la categoría de spoilers): un señor se deja arrancar los brazos por unos leones; los protagonistas huyen del viento para terminar en la casa de una anciana loca de manual de guionista novato (hasta tiene una muñeca deforme de porcelana en una cama… oh qué original es este Shamalayan); el héroe de la historia negocia con una planta de plástico; la protagonista tiene un grave conflicto matrimonial consistente en que un día se fue a tomar tiramisú con un amigo; y de las escenas en las que recurre a esa cosa que debería estar prohibida llamada “cámara lenta” mejor no decir nada… En fin, que todo lo bueno de la película salía en el trailer. Qué lástima de idea desperdiciada.

21 thoughts on “CRASH BOOM BANG!”

  1. Dios, ¿hay hasta cámara lenta? jajajajajaja! qué pena habérmela perdido! ¿Al final quién pagó?

    ¿Y te chocaste con unos kinkis? Siempre te dejas lo mejor! jjajaaajaja menos mal que está Miguel…

  2. No eran kinkis, eran una pandilla de adolescentes simpáticos…

    Fue junto al estanque, Gallardón habia colocado unos cables gordos en el suelo y yo pasé por encima de ellos y perdí el equilibrio. Para no caerme me agarré a las cinturas de unos chavalotes. Y si me cai fue porque mi hermano se empotró contra mi espalda cinco segundos después. Por supuesto, me levanté del suelo con una sonrisa y saludando a mi estimado público.

    Adidas, no hay que tener miedo a los patines, el miedo sólo lleva a Lado Oscuro… :-D

  3. Anda, que no debe ser mierda ni nada la peli,…. con lo bien que pintaba en el trailer… supongo que se trata de eso, de quedarse con la idea. Y desde luego, ya sabemos que debe de ser el modus operandi de este director, prometer mucho y ofrecer mierda… ains!

  4. Acabo de decidir que yo también debo escribir sobre “El incidente” que vi el viernes (así, sin coma). Menuda deyección. Esta tarde hiperbolizaré en mi blog.

    Tranquilo por la hache de “hinchar”. Es por culpa de inflar.

  5. Oye…por cierto fueron ideas mias el final de la pelicula: En que triunfa el amor entre los protagonistas y logran vencer a las plantas???

    Vamos….que lo unico interesante de la pelicula fue encontrarme con Alex de la Iglesia y Almodovar en la sala

    Un saludo

  6. Pero si ya lo pone, Jose, jajajaja. A ti lo que te pesa es que eres fan de Shyamalan, director que, en mi opinión, es capaz de lo mejor y de lo peor en una misma película.

    Oso, eso mismo pensé yo, jejejeje, pero me pareció excesivo…

    Ángel, no te cortes. Yo propuse volver a ver la película una tarde con los amigos, pero en clave de comedia. Las risas están garantizadas. En el fondo, es una obra maestra al estilo “Showgirls”.

    Otto, de la próxima peli de Shyamalan sólo veré el trailer y ya está.

  7. ¿Por San Francisco en bici? Uys, yo debo ver unas series de televisión rarísimas… ¿No sería en esas cuestas donde sí que alcanzarías una plena velocidad absurda? ¿O es que sólo hay una cuesta y sale en todas las pelis? Ayns, este desconocimiento mío…
    Por cierto entre tú con el incidente y mi amiga Isa con Indiana ya me habeis jodido las dos pelis que más me apetecía ver… posvaya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *