COMER…BEBER…NAVIDAD

El lunes comenzó de verdad la temporada navideña con la fiesta de la empresa. Este año la cambiaron de fecha, vino menos gente y hubo menos discursos. Por lo demás, todo siguió la rutina habitual: canapés en un hotel, copas y baile en otro que está a cincuenta metros. El pincha puso prácticamente las mismas canciones que todos los años, pero da igual, siempre es divertido bailar el Y M C A dibujando con los brazos las letras en el aire. Eso sí, el momento más surrealista, considerando para quien trabajo, fue cuando comenzó a sonar la Salve Rociera, oleoleolé.

Lo mejor de la noche fue echar unas risas con antiguas compañeras que han dejado el trabajo en busca de nuevos horizontes y poder saludar a mi compañera de mesa, a la que no veía desde que dio a luz por sorpresa (por sorpresa porque se le adelantó el niño unas cuantas semanas, no porque no supiera que estaba embarazada). Como todas las madres recientes, estaba radiante. Es curioso, pero últimamente hay varias mujeres a mi alrededor que han dado a luz hace poco o están embarazadas. Debe de ser cosa de la edad. Primero toca ir a bodas, luego llegan los bautizos. O por lo menos, los sms con fotos de bebés sonrosados.

Hoy hemos hecho un lunch en la planta con embutidos, queso, paté y mucho vino. Alguno se ha traido la gaita y otros se han arrancado a cantar y a bailar. Luego ha habido reparto de regalos. Este año no habrá cesta “oficial” del trabajo, pero sí por lo menos una cestita y una botella de rioja. No está mal.

Este fin de semana quedan dos cenas más, y después Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo, cenita con los primos, cenita con la cuadrilla pamplonesa, roscón de Reyes… Menos mal que enero viene en cuesta y haremos algo de ejercicio extra.

7 thoughts on “COMER…BEBER…NAVIDAD”

  1. De pensar en los quilos que voy a coger en cuestión de dos semanas me entran ganas de echarme a llorar … joder, que luego no se van ni a tiros!

    Y eso que yo no tengo cena de empresa ni nada parecido, eso faltaba …

    En fin, pásalo bien y todo eso.

    Besicos.

  2. Bieeen, visita de Otto! :-)

    Parece que el banquete navideño de Arturo también fue ayer aquí, nos perdimos la pularda rellena de foie y frutos secos! :-(

    Nils, mejor, así te ahorras el régimen al que nos tendremos que apuntar Ángel, Lux y yo. En enero, pan y agua.

  3. ¡Ay que bien! que fiesta mas buena, que bien me lo pase, te vi estupendo., (Valle Incl´´an dec´´ia no te pongas estupendo, creo, aunque eso seguro que tu lo sabes mejor que yo, ji)
    Hoy el niño que queria salir pronto cumple 2 meses, esta divino . Mil besos. Por cierto, no me funciona los acentos del teclado
    Besos aturronados
    If (gracias)
    Por fiestas prefiero bodas a bautizos, que son muy ñoños, a ver si te animas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *