Chicas con talento pero sin suerte

El mundo de las One Hit Wonders está lleno de grupos y solistas femeninas. Puede que sea una generalización, pero parece que a las solistas femeninas les cuesta más consolidar su carrera que a sus compañeros masculinos. Quizás sea porque la industria del pop lleva años comparando a las cantantes femeninas con dos o tres grandes referentes, mientras que no es tan exigente con ellos. En otras palabras, las discográficas llevan años (¿décadas?) buscando a la sucesora de Madonna, pero no le piden a cada chico que despunta con algún éxito que se convierta en el nuevo Michael Jackson. Sea por lo que sea, estas cinco cantantes tocaron la gloria con la punta de los dedos durante los años noventa y, por algún motivo u otro, se les escapó.

-Tasmin Archer: Sleeping Satellite

Tasmin Archer debutó en el verano de 1992 con Sleeping Satellite, una canción que en pocas semanas llegaría a lo más alto de la lista de sencillos británica y cruzaría el charco para sonar en las radios estadounidenses. Con sus pegadizas guitarras y sus evocadores teclados, el tema sigue sonando cuando las radios y la VH1 tienen arrebatos nostálgicos. Sin embargo, aunque consiguió llevarse el premio Brit al Mejor Artista Revelación en 1993 y a pesar de que su primer disco, Great Expectations, logró unas ventas notables en el Reino Unido, Archer no pudo revalidar el éxito de su primer sencillo. Su segundo disco, Bloom, publicado cuatro años después, ni siquiera entró en lista. Decepcionada con la industria y aquejada de un bloqueo creativo, la cantante decidió retirarse temporalmente del mundo de la música. Sólo rompió su silencio con On, un disco autoeditado publicado en 2006.

Sophie B. Hawkins, Right Beside You

A diferencia de otras cantantes de este artículo, Sophie B. Hawkins puede presumir de haber tenido varios éxitos: su debut en 1992, Damn I wish I was your lover, así como As I lay me down y Right Beside You, su canción más conocida en Europa y un tema pop publicado en 1994 de lo más reivindicable. Tras Tongues and Tails y Whaler, dos discos con unas ventas notables, Sophie B. Hawkins tuvo que enfrentarse a su discográfica, Sony, quien no estaba satisfecha con el sonido de Timbre, su tercer trabajo. Éste no vería la luz hasta 1999, fecha en la que Hawkins fundaría su propio sello, reeditando Timbre en 2001 tal y como ella quería que sonara y publicando dos discos más: Wilderness en 2004 y The Crossing, en 2012.

-Donna Lewis: I love you always forever

Era el verano de 1996 y una joven galesa invadía las radios estadounidenses con una canción tan sencilla como pegadiza: I love you always forever. Con ella y sus etéreos arreglos electrónicos, la debutante Donna Lewis consiguió batir un record al convertirse en el tema más radiado de la historia hasta ese momento, además de estar nueve semanas consecutivas en el segundo puesto de la lista del Billboard. Si no llegó a lo más alto fue por culpa de Los del Río y la Macarena. Now in a minute, el disco que incluía este tema, consiguió ser disco de platino en Estados Unidos y Donna llegó a aparecer como estrella invitada en un capitulo de Sensación de Vivir. Sin embargo, ninguno de sus sencillos repitió el éxito de su debut y su siguiente disco, Blue Planet, pasó casi completamente desapercibido. Lewis abandonó su discográfica y en los últimos años ha colaborado con otros artistas, además de publicar dos discos con un sello independiente: Be Still en el 2002 y In the Pink en 2008.

-Billie Myers, Kiss the Rain

A mediados de los noventa el éxito de cantantes como Sheryl Crow y Alanis Morrisette hizo que la industria comenzara interesarse por otro tipo de solista femenina, con una imagen y un sonido más rockeros y alternativos. Billie Myers fue una de ellas. Según cuenta la leyenda y la Wikipedia, Myers estaba bailando en una discoteca cuando el productor Peter Harris se le acercó y le preguntó si cantaba tan bien como bailaba. De ahí surgió un contrato discográfico y un primer disco titulado Growing, Pains. Su sencillo de presentación, producido por el veterano Desmond Child, fue Kiss the rain y pronto se convertiría en uno de los éxitos de la temporada tanto en Europa como en Estados Unidos. Myers consiguió excelentes críticas para su segundo trabajo, Vertigo, pero las ventas no fueron las esperadas. Como otras de las artistas citadas en este artículo, decidió retirarse de la industria. En 2009 publicó su tercer disco, Tea & Simpathy, publicado por su propio sello. Abiertamente bisexual, Myers ha participado en varias marchas del orgullo gay defendiendo el matrimonio homosexual.

-Jennifer Paige, Crush

En 1998 la muy rubia y muy guapa Jennifer Paige conseguía triunfar en todo el mundo con Crush, su primer sencillo, uno de estos temas que consiguen entrar a la primera. Sin embargo, el éxito de esta canción no acompañó ni a su disco de debut ni a los sencillos que publicó después. Como otros artistas antes que ella, se ha tenido que conformar con conservar cierta popularidad en mercados como Japón o Alemania, uno de los pocos países donde se publicó su tercer disco, Best Kept Secret, en 2008. Lo último que ha editado, hace pocos días, ha sido un disco de clásicos navideños.

Un comentario en “Chicas con talento pero sin suerte”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *