Lista UK: Maroon 5 consiguen su primer número uno.

Con Payphone, la banda liderada por Adam Levine ha conseguido su primer número uno en la lista de sencillos británica. Aunque Moves like Jagger, la canción que rescató por sorpresa a Maroon 5 de la decepción comercial y artística que supuso el disco Hands all over, fue el segundo sencillo más vendido en las islas durante el 2011 (y en su semana 45 aun sigue en el puesto 54), nunca logró colocarse en lo más alto. Todo parece indicar que le esperan buenas ventas a Overexposed, el nuevo trabajo del grupo que se publica esta semana.

En la lista de discos más vendidos, Justin Bieber le ha impedido ocupar el puesto más alto a Cheryl Cole, mientras que Amy MacDonald desciende hasta la quinta posición. Más interesantes son otras novedades de la semana a cargo de dos viejas glorias de los noventa: Oceania de Smashing Pumpkins (o lo que queda de ellos), en el 19; y The Idler Wheel Is Wiser Than the Driver of the Screw and Whipping Cords Will Serve You More Than Ropes Will Ever Do, de la siempre sencilla Fiona Apple, en el 68.

Lista española: Pablo Alborán sigue arrasando

Ver la listas de ventas de España es comprobar que Pablo Alborán sigue vendiendo discos como rosquillas en un país que hace mucho que dejó de comprar música. Su disco en acústico continúa en el número 1, mientras que su debut está en el cuarto puesto después de 71 semanas. Además, tiene tres canciones entre las cincuenta más venidas del país. Y por si fuera poco, también ha sido número uno durante semanas en Portugal. No hay como ser mono y tocar la guitarra para conquistar a las masas, esto es así. Y por detrás de Alborán, en el segundo puesto, está la otra triunfadora del 2011, Adele con 21, disco que, aunque parezca mentira, aun no ha sido número 1 en España.

El disco que ha experimentado el mayor aumento en ventas esta semana ha sido Wrecking Ball, de Bruce Springsteen, que escala un par de posiciones hasta el tercer puesto de la lista. Venir a España y asombrar al público con conciertos de cuatro horas ha servido para impulsar las ventas de su último trabajo. Puede que el paso de Lana del Rey por el Sonar haya servido también para que su Born to die alcance la séptima plaza, su puesto más alto hasta la fecha en nuestro país. Por su parte, Love of Lesbian se mantienen en el sexto puesto después de su sorprendente número 1 de hace cuatro semanas.

La entrada más alta de la semana ha sido la de Loquillo en el once con Loquillo en Madrid. Amy MacDonald debuta en el 36, Usher en el 42 y Hot Chip hacen acto de presencia por primera vez en su carrera en la lista española colocando In our heads en el 85.

La lista de canciones más vendidas estrena nuevo número uno. Como era previsible, No hay dos sin tres, la canción de la Eurocopa, se ha situado en lo más alto. En el segundo puesto repiten Cali y el Dandee con el éxito de las últimas semanas, Yo te esperaré, quintaesencia del sonido cani, homenaje al vocoder y “guilty pleasure” en potencia.

El resto de la lista de canciones está dominado por todo tipo de temas que bailarás en los bares, bodas y terrazas menos exigentes durante este verano. La única novedad es la entrada de Marta Sánchez en el 35 con Mi cuerpo pide más. Menuda lista más tonta la nuestra.

Lista UK: Amy MacDonald debuta en el número 2.

La lucha por encabezar la lista británica estuvo muy reñida esta semana: apenas mil copias separaron a los tres artistas que se colocaron en el podio. Por tercera semana consecutiva, Gary Barlow y The Commenwealth Band repitieron en lo más alto con el disco de conmemoración del Jubileo de Isabel II y del que lo más interesante que se puede decir es que, con una duración de 27 minutos, es el disco más corto en ocupar el número uno en la historia de esta lista. Usher se ha tenido que conformar con la tercera plaza para su Looking 4 myself, mientras que el número dos ha sido para el nuevo disco de Amy MacDonald, Life in a beautiful light. Slow it down es el sencillo de presentación con un videoclip grabado en España.

Con apenas veinte años, Amy MacDonald debutó con This is the life a mediados de 2007 y fue conquistando los mercados europeos en los siguientes meses -o años en el caso de España- sobre todo a partir del éxito de su cuarto sencillo, la canción que daba título al disco. En total, la cantante escocesa vendió unos tres millones de ejemplares de su ópera prima. Sin embargo, las cifras no se repitieron con su segundo trabajo, A Curious Thing, al que los críticos tacharon de superficial y continuista. A diferencia de éste, que fue compuesto en medio de una gira mundial, Amy MacDonald ha dedicado un año a trabajar con calma en este tercer disco, con el que se jugaba recuperar su popularidad o condenarse al ostracismo definitivamente. Para ello, ha repetido una vez más con Pete Wilkinson como productor y no ha cambiado sustancialmente su estilo: melodías nostálgicas y guitarras para acompañar a su profunda voz. El resultado parece haber convencido, de momento, a los críticos y al público.

Otras novedades interesantes en la lista inglesa de este semana son la entrada en el 13 del último trabajo de Maximo Park y la del quinto disco de Hot Chip, In our heads, un puesto más abajo. Todo el mundo vuelve a hablar maravillas del pop electrónico e inteligente de este grupo que siempre acierta con sus sencillos y sus videoclips. Para Night and Day han contado con la colaboración del veterano actor Terence Stamp.

73 semanas después, el fenómeno Adele parece que empieza a remitir y 21 se mantiene esta semana en el 12. También se mantienen bien el Talk that talk de Rihanna y el Born to die, de Lana del Rey, ambas entre los veinte discos más vendidos. No pueden decir lo mismo Scissor Sister, que en su tercera semana bajan hasta el puesto 51 con Magic Hour, el trabajo más flojo de su carrera. Peor le han ido las cosas a The Gossip, que apenas han aguantado una semana en la lista con A Joyful Noise, un disco que habría merecido mucha mejor suerte. No, Madonna tampoco está entre los 100 discos más vendidos con su MDNA.

En la lista de sencillos la triunfadora absoluta ha sido Cheryl Cole que ha despachado en una sola semana 153.000 copias de Call my name, el adelanto de su tercer trabajo en solitario. El tema no es más que una canción pensada para bailar este verano, sin mayores pretensiones ni interés.

Aquí es que somos más fans de Nicola Roberts. Entre los veinte primeros puestos encontramos propuestas más atractivas como Princess of China de Coldplay y Rihanna en el 4; Where have you been, de Rihanna (y Calvin Harris) en el 11; la ubicua Somebody that I used to know de Gotye, en el 16; o Euphoria de Loreen, convertida ya en una de las canciones eurovisivas más exitosas de los últimos años, en el 20.