Canciones para una película gamberra: Give it up

En Kingsman, Mattew Vaughn demuestra un sentido del humor negro e iconoclasta durante todo su metraje, alcanzando uno de los momentos cumbres en una explosiva secuencia ejecutada al son de Pompa y Circunstancia, además de rodar escenas de acción y violencia de ritmo frenético y claramente planificadas. Quizás le falte algo de la inteligencia que sí tenía Kick Ass para ser algo más de un chiste a costa de las películas de espías, pero el buen rato está más que asegurado. Lo que sí tienen en común ambas películas es una banda sonora igualmente iconoclasta, al estilo de los caprichos musicales de Tarantino. Sólo así se entiende que la canción escogida para acompañar su clímax sea un clásico de KC and the Sunshine Bang: Give it up. El videoclip puede dar pesadillas, aviso.

KC and the Sunshine Band fue uno de los grandes grupos del sonido disco, combinando letras intrascendentes y toques de funk en las guitarras para firmar algunos himnos de las pistas de baile de finales de los 70 como Get Down Tonight, That’s The Way I Like It o I’m Your Boogie Man. Give it up fue su último éxito, publicado en 1983 cuando la música disco era un neblinoso recuerdo de flecos y lentejuelas. Aun y todo, consiguió ser número uno en el Reino Unido durante tres semanas después. Sin embargo, muchos adolescentes de los noventa conocemos la canción por la versión eurodance que hizo el grupo danés Cut ‘N’ Move en 1993 y que sonó hasta la saciedad en radiofórmulas y todo tipo de recopilatorios. El videoclip, como todos los de su estilo de la década, está hecho con cuatro duros.

No sé cuál de las dos versiones del tema da mayores ganas de matar…

Un pensamiento en “Canciones para una película gamberra: Give it up

  1. starfightergc

    Indudablemente me quedo con la original, un clásico para bailar en cualquier pista de baile. Que recuerdos, por favor.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *