Canciones para una ceremonia de clausura: Freedom ’90

La ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres fue algo decepcionante por una combinación de varios factores: un sonido mediocre, una realización plana y sin ritmo, un número excesivo de canciones o artistas, algunas ausencias inexplicables y otras decisiones discutibles. Entre estas últimas estaría haberle permitido cantar a George Michael su nuevo sencillo, algo que en una ceremonia cuyo guión giraba en torno a la historia del pop británico no tiene ningún sentido. Afortunadamente, antes nos había cantado uno de los temas emblemáticos de su carrera: Freedom ’90. ¿Cómo olvidar aquel videoclip dirigido por David Fincher y protagonizado por supermodelos como Linda Evangelista, Naomi Campbell o Christy Turlington, entre otras?

Sin embargo, por mucho que lo dijera el comentarista de RTVE, la libertad a la que alude la canción no tiene nada que ver con la libertad sexual. En 1990 George Michael estaba aun muy lejos de ser detenido en unos baños públicos por “conducta impropia” (un hecho que sí que inspiraría su canción Outside, de 1998). Su preocupación principal era mostrarse al mundo como un artista serio y maduro tras sus años practicando pop intrascendente en el duo Wham! y alejarse de la imagen sexual que había explotado en Faith, su debut en solitario. De ahí el título de su segundo trabajo, Listen without prejudice (escucha sin prejuicios) o su negativa a aparecer tanto en la portada del disco como en sus videoclips. La letra de Freedom ’90 (llamada así para distinguirla de un tema del mismo nombre cantado por Wham!) está llena de referencias a su carrera anterior y de su deseo de mostrar al público que hay algo más dentro de sí mismo. No es de extrañar que en el videoclip termine ardiendo su cazadora de cuero y que salten por los aires la guitarra y la máquina de discos que aparecían en el videoclip de Faith.

Lo paradójico del caso es que puede que, vistas desde el año 2012, haya canciones de Wham! o del primer disco en solitario de George Michael que hayan aguantado bastante mejor el paso del tiempo que sus trabajos de supuesta madurez como Older. Curiosamente, Freedom ’90 tuvo unas ventas aceptables en Estados Unidos pero fue un fracaso en Reino Unido, donde no pasó del puesto 28. Cinco años después, otro componente de una banda juvenil utilizó el tema para debutar en solitario, y aunque es una versión más que floja y no parecía indicar que la carrera artística de su intérprete fuera a ser muy larga, Robbie Williams consiguió con ella llegar hasta el segundo puesto de la lista de sencillos británica. Pero eso es otra historia y ya la contaremos en otro momento.

One thought on “Canciones para una ceremonia de clausura: Freedom ’90”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *