Bonnie Tyler, a Eurovision

En los últimos años, Reino Unido ha dejado de enviar a Eurovisión a cantantes de segunda fila o artistas salidos de concursos de televisión para apostar por grandes nombres y viejas glorias. Hace tres años optaron por una balada compuesta por Sir Andrew Lloyd Weber e interpretada por Jade Ewen, componente en la actualidad de Sugababes. En 2011 escogieron a la boyband Blue como representantes mientras que el año pasado el elegido fue el veterano Engelbert Humperdick. Este año nos han sorprendido designando a una gran estrella de los ochenta: Bonnie Tyler. La canción, una balada compuesta por Desmond Child (colaborador habitual de artistas como Bon Jovi, Cher, Scorpions, Kiss o Ricky Martin), se titula Believe in me.

Bonnie Tyler nació en 1951 en Skewen, un pequeño pueblo de Galés. Trabajó como cajera en un supermercado mientras trataba de abrirse camino en el mundo de la música, tocando en pequeños locales con su propia banda. Su gran oportunidad llegó en 1975, cuando fue contratada por RCA. Su sencillo de debut con este sello, Lost in France, sería su primer éxito en las listas británicas. Fue entonces cuando se sometió a una operación para eliminar unos nódulos en las cuerdas vocales que acabaría dejando a Tyler con su característica voz rasgada. La cantante pensó inicialmente que su carrera estaba acabada, pero se equivocaba. En 1977, la melancólica It’s a heartache se convertía en su primer gran éxito internacional.

Los siguientes discos de Tyler siguieron la línea entre el country y el pop marcada por este tema, aunque se quedaron muy lejos de repetir su éxito. Cansada de las imposiciones de sus managers, Tyler decidió deshacerse de ellos y aliarse con el compositor y productor Jim Steinman, conocido por su trabajo con Meat Loaf. Con él grabaría en 1983 su disco más exitoso, Faster than the speed of night, con la épica balada Total eclipse of the heart como tema estrella.

En 1984 Bonnie Tyler tendría su último gran éxito en las listas internacionales gracias a Holding out for a hero, un tema incluido en la banda sonora de Footloose. A partir de entonces, el mercado anglosajón le dio la espalda, aunque ha seguido vendiendo bastantes discos en varios países europeos. Gracias a sus fans alemanes y escandinavos, Tyler ha sobrevivido durante estos años a base de recopilatorios, algún disco de versiones y regrabando alguno de sus éxitos en francés. También puso voz a uno de los últimos escarceos de Mike Oldfield con el pop antes de volver a grabar y regrabar sus campanas tubulares: la muy reivindicable Islands.


Mike Oldfield feat. Bonnie Tyler Islands por paradixman

La pobre Raquel del Rosario no tiene nada que hacer contra esta competencia…

5 comentarios en “Bonnie Tyler, a Eurovision”

  1. Hombre, estando Boonie Tyler y Anouk, la victoria está claramente entre ellas dos.

    Aunque el año que Rusia llevó a las gemelas lesbianas, que ahora no recuerdo como se llaman, sólo consiguieron quedar segundas (aunque su canción estaba muy por encima del resto).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *