BIENVENIDA

Ayer por la mañana una de mis mejores amigas ingresó en el hospital para dar a luz a su primera hija. Como la niña venía de nalgas y no pudieron darle la vuelta, el parto por cesárea estaba programado desde hace una semana para primera hora de la mañana. Alrededor de las nueve, yo ya empezaba a estar nervioso y esperaba recibir noticias en cualquier momento. Es el primer bebé que nace en nuestra pandilla universitaria, por lo que ya lo consideramos como una especie de sobrina a la que mimaremos cuando sea oportuno.

A media mañana, Facebook nos anunciaba el nacimiento de Olivia y nuestros perfiles se llenaron de mensajes de bienvenida. Alguno no pudo resistirse a hacer referencia al nombre que comparten la niña y la protagonista de cierta serie de televisión… con divertidas consecuencias.

Por la tarde pude hablar por teléfono con el padre y la madre. Estaban los tres en la habitación del hospital. La voz de ella sonaba cansada, pero inmensamente feliz. “Es la niña más bonita del mundo”, me dijo. Esta tarde iré a conocerla.

7 comentarios en “BIENVENIDA”

  1. Yo escribí en su día una entrada ante este mismo fenómeno de la primera hija de tus amigos, y la titulé exactamente igual que tú :)

    Ya verás qué diver cuando hable ;-)

  2. oye pues muchas felicidades a los papás y a los “tíos”!!!!!!

    eso sí, debo hacer una corrección, la niña más bonita del mundo es martina, mi sobrina

    :D

  3. Yo también recuerdo cuando nació Noa hace 2 años y pico. Y como dice “Remené”, todo es una caña :-) No sé, lo de los sobrinos es alucinante, pero lo de los hijos de los amigos es también, a su modo, una pasada :-)

    Besicos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *