BAILANDO ARQUITECTURA

Leo en Wikipedia:

El grunge, en ocasiones conocido como sonido de Seattle, es un subgénero del rock derivado del indie rock y del rock alternativo influenciado por el noise pop, tomando sonidos cercanos al hard rock, el punk y el hardcore punk y con estructuras cercanas al pop rock clásico.

Me ha quedado clarísimo, qué útiles las etiquetas, mira que nos gusta clasificarlo todo… A ver qué más cuenta la Wikipedia:

“Como género musical, se caracteriza por las guitarras distorsionadas, melodías repetitivas y batería pesada de herencia punk y heavy metal, siendo más complejo que el punk en sus melodías pero sin la pesadez del metal. Las letras del grunge destacan por su desencanto y apatía y por tratar temas como la alienación, la búsqueda de la libertad o la marginación social. A través de estos temas, los músicos del género mostraban su disconformidad con la sociedad y con los variados prejuicios de ésta, lo que los aproximaba tanto al punk como a la generación X”.

“El sonido tan particular del grunge se debió en parte al aislamiento que tuvo Seattle de otras escenas musicales. La acogida masiva del grunge por parte de la audiencia se consideró como una reacción contra el dominio popular del hair metal, representado por bandas como Poison, Ratt o Bon Jovi, que había estado dominando las listas de éxitos musicales, especialmente en los Estados Unidos, durante varios años”.

Según una expresión inglesa, “Talking about music is like dancing about architecture”. Es decir, absurdo. Por mi parte, aprovechando que el informativo de Antena3 celebraba este fin de semana el trigésimo aniversario del nacimiento del Grunge en una curiosa ruptura del continuo espacio-tiempo, me sumo a la fieshta con un ejemplo práctico.

22 comentarios en “BAILANDO ARQUITECTURA”

  1. Algo de inspiración ha habido, sí, Miguel. El Mark Arm ese era el lider de Mudhoney, me lo ha chivado la wikipedia.

    Soliloco, hoy podemos celebrar que he firmado mi seguro de vida!!! Si hasta la canción elegida pega con el tema y todo, jajajaja!

  2. Hmmm, yo creo que el Grunge sería más bien algo de Beethoven o de Wagner, algún compositor más torturado que Bach…

    A Youtube la acabará pasando como Napster, que creció demasiado en muy poco tiempo y entre todos se lo acabaron cargando.

  3. Bueeenoooo lcomo he recibido una llamanda amenazante la he vuelto a escuchar… y tengo que rehacer mi opinión. Además de caca, es larga, y aburridaaaa!!!!! El poder ese del que hablas no se lo veo por ningún lado…

  4. El compositor que buscas es Carlo Gesualdo, Príncipe de Venosa, que sorprendió en el tálamo a su mujer y a un señor que no era él. No le sentó demasiado bien, y empezó a perder la cabeza paulatinamente, sobre todo después de cargárselos a los dos en el acto -nunca mejor dicho-. Sus composiciones, del siglo XVI, suenan más contemporáneas que muchas contemporáneas.

  5. Joe, pues que si ve un muñequito que pone “Diego” con un corazoncito y dandole la mano a otro muñequito que pone “Antonio”, pues igual se mosquea.

  6. No, te escondí en el programa del Summercase 2007, ¡no puedes quejarte!
    Pero tranqui, que ya has vuelto a tu ubicación real, es decir, bien lejos del círculo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *