AVATAR

avatar

A la tercera va la vencida, así que después de dos intentos infructuosos de ver “Avatar” en los Cinesa Príncipe Pío, ayer por fin pudimos ver la nueva película de James Cameron en tres dimensiones.

Antes de la nueva fiebre por el 3D, yo sólo había visto películas tridimensionales en sitios como EPCOT, DisneyWorld, la Expo de Sevilla o los cines IMAX, espectáculos donde lo que menos importa es la historia y lo fundamental era sorprender al espectador lanzándole cosas a la cara, poniendole objetos flotantes delante de los ojos o haciéndole creer que se caía por túneles subterráneos, toboganes o montañas rusas de todo tipo. En resumen, un circo.

Confiando en Pixar, este verano fui a ver “Up” en tres dimensiones. Menudo chasco. O la tecnología ha retrocedido, o mi memoria infantil magnifica las cosas, pero lo del 3D me pareció una chorrada sacacuartos, ya que no aportaba nada a la película e incluso molestaba. De hecho, creo que la película me hubiera gustado más si la hubiera visto en una pantalla de cine normal y, después de la decepcionante experiencia, decidí dar la razón a los que dicen que el 3D es, en resumen, un circo y que no aporta ningún valor añadido a una película.

Pero algo en mi mente me decía que eso es como decir que la aparición del cine sonoro o el cine en color no aportó ningún valor añadido a una película. Confiaba en que “Avatar”, que según parece se planteó desde el principio para ser vista en tres dimensiones, me sacara de mi escepticismo. Hubo suerte: estoy seguro de que, vista en 2D, la película de James Cameron debe de seguir siendo espectacular, pero también debe de perder bastante fuerza visual. Es cierto que la tecnología 3D aun tiene que progresar, porque la imagen sigue perdiendo bastante nitidez cuando hay movimientos rápidos o cuando hay objetos en un primerísimo primer plano, pero hay momentos en que uno siente que realmente camina por el colorista y fosforescente mundo de Pandora y que le envuelve esa jungla habitada por animales planta y alienígenas descendientes del gato.

He leido en muchos sitios que el guión de “Avatar” es malo o inexistente. Tampoco es para tanto: James Cameron ha hecho un guión que sigue fielmente los manuales de escritura cinematográfica y aplica las fórmulas que han demostrado mil veces su eficacia. Es cierto que el desarrollo de la trama es previsible, que los personajes no dejan de ser arquetipos básicos y que la historia de amor entre Jake y Neytiri avanza a trompicones y le falta bastante emoción, pero no se puede decir que aburra en ningún momento, ni que caiga en el absurdo o la ridiculez infantiloide tan habituales en la típica superproducción americana (sí, Michael Bay, puedes darte por aludido). Quizás el secreto de su éxito, y del de “Titianic”, es que ambas cuentan historias clásicas, universales y reconocibles por todo espectador, presentadas de una forma vanguardista y con un acabado técnico impecable. Y viendo las cifras en taquilla, está claro que la fórmula funciona.

17 comentarios en “AVATAR”

  1. Es bonita. Ya dicen por ahí que hay gente que se suicida cuando sale de verla porque se deprime con el mundo gris al que regresan, jajaja…
    Los escenarios son bonitos aunque por momentos me recordaban a los cuadros de cascadas de los restaurantes chinos.

  2. Es entretenida, hay cosas del 3D espectaculares…pero ya. No sé, hace menos de un día que la he visto y ya casi se me ha olvidado. Comparándola con Titanic como dices, esta no tiene ningún plano especialmente recordable, ni ningún personaje, ni ninguna cita…nada. ¿no?

  3. Jejeje, sí que es verdad que los vegetales fosforescentes eran un poco de Todo a Cien Malasañero…

    La verdad es que hay muchos ecos de “Titanic” en “Avatar” (y no lo digo sólo porque la canción de Leona Lewis del final sea un calco de la de Celine Dion). “Avatar” tiene secuencias muy buenas, como la del derrumbamiento del árbol o los rituales mágicos de los indígenas y algún plano bonito con la vegetación pandoresca, pero sí, no hay frases memorables en el guión y, quitando el personaje de Sigourney Weaver y el trabajo que se adivina de Zoe Saldaña, el resto son demasiado planos.

  4. A mí me ha pasado más o menos igual. Llevo tiempo queriendo verla y ella esquivándome. El día 23 será el definitivo. Ya tenemos sacadas las entradas en 3D. Hasta entonces dejaré tu entrada en barbecho, que luego tu opinión me condiciona y eso no lo puedo tolerar.

  5. Pues eso, Mocho, Leona Lewis ayudada por James Horner… aunque me da a mí que no va a tener tanto éxito como la buena de la Celina.

    Nils, por lo visto hay gente que no puede verlas por algún tema de visión, pero yo, que soy muy miope, no he tenido problemas.

  6. Los cánticos de misa escena buena???? jajaja A mi no me gustaron, ninguno de los rituales. La escena de árbol es lo mejor de la película, desde luego, y visualmente de lo más espectacular que he visto nunca. Pero al final no tiene mucho peso en la trama, se queda demasiado corta… Así que me quedo con la vuelta final de Speed Racer, jajaja.

  7. Al fin y al cabo, la literatura, o, mejor dicho, el arte en general (y el cine lo es), lleva siglos contándonos una y otra vez la misma historia porque, en el fondo, no nos importa sabernos ya “la película” ni cómo va a terminar, lo importante, donde realmente se pone de manifiesto si estamos ante un buen narrador, ante un buen contador de historias, no es el “qué te cuenta”, sino el “cómo te lo cuenta”, y que se atreva alguien a decir que James Cameron no es un buen contador de historias.

  8. A mi me pareció un rollo que solo mejoraba cuando salía Ana Lucía metiendo caña, básicamente lo que ocurre en las pelis de Cameron como en Titanic que hasta que se hunde el barco es un rollo tremendo. Vamos que me gustó más la Pocahontas original, porque menudo plagio el argumento…

    Visualmente, pues tampoco me pareció para tanto, pero yo creo que es por que llegado a cierto punto ya me dolía tanto la nariz por las puñeteras gafas que lo único que quería era quitármelas.

  9. Tengo muchas ganas de verla, pero no sé cuando podré ir.
    Lo de las gafas, la verdad, me tira p’atrás, que no quiero que me pase como a Di, que además es ponerme gafas sobre gafas y tiene que ser incomodísimo :-(

    Y bueno, no sé si me gustará … creo que soy uno de los pocos habitantes del “mundo civilizado” que no ha visto Titanic (por convicción) y, también como Di , me encanta Pocahontas (sí lo sé, soy raro …) Así es que no sé, me encuentro con sentimientos encontrados, por un lado no sé si me gustará por mi irracional aversión hacia James Cameron (jejeje)y por otro me siento irrefrenablemente atraído por las imágenes que he visto y mi fascinación por la ciencia-ficción/fantasía/aventuras …

    Ya te contaré ;-)

    Besicos!

  10. Hmmm, ¿cómo habría sido “Speed Racer” en 3D?

    James Cameron es un director más que interesante, aunque a veces tienda demasiado a lo excesivo, como en “Mentiras Arriesgadas” (pero qué bien estaba Jamie Lee Curtis en esa peli). Deberías ver “Titanic”, Lux! Seguro que te gusta!

    Las gafas que nos dieron en Principe Pio eran bastante cómodas, pero yo creo que lo del 3D será una moda pasajera… como en los años 60.

    Otto, bueno, hay mucho músculo azul digital y algún soldado cachas, jejeje

  11. “sólo había visto películas tridimensionales en sitios como EPCOT, DisneyWorld, la Expo de Sevilla o los cines IMAX, espectáculos donde lo que menos importa es la historia y lo fundamental era sorprender al espectador lanzándole cosas a la cara”

    Pues eso, Avatar :P

    Es lo que es, una orgía visual pero intelectualmente nula. Cuidao que eso no tiene que ser malo, de hecho por algo es un taquillazo.. al igual que el programa del Motos es líder de audiencia, da a la gente lo que quiere.

    Una cosa a su favor no se me hizo NADA larga, y eso en una peli de casi 3 horas es un merito sí o sí, a pesar del mundo neon-luz negra y que realmente no viese nada que me sorprendiese, fue como una animación de juego de última generación la verdad.. y con menos chicha que la mayoría de ellos :P

    Otto, tienes que verla, aunque de paquetones mas bien nada que son básicamente asexuados.

    Nils, yo no tuve problema claro que llevaba las lentillas asinque.

    Y tampoco he visto titanic

  12. Sí, la verdad es que las tres horas se pasan casi volando y eso tiene mucho mérito.

    Los juegos de ordenador acabarán siendo en 3D con el tiempo… aunque yo no creo que los disfrute, Diego puede contaros lo bien que se me da el Super Mario Galaxy… :-D

  13. Un avatar es una imagen que se utiliza en los foros y chats para suplantar la personalidad…. evidentemtente “Avatar” es un cojunto de imagenes que suplantan a una pelicula.

    Me niego a ver esa puta mierda (estoy cascarrabias).

  14. Yo quería verla en 3D, pero el Deivid dice que las pelis vistas en 3D le marean….así que, tendré que verla “normal”, cachis!. Eso sí, el cuando la veré es un misterio, sobre todo porque me quedan 100€ para terminar el mes.

    Besos obesos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *