AUTOAYUDA

-Desde que no trabajo ahí, lo que más valoro es la sensación de haber recuperado el control de mi propia vida.

Yo me sonreí.

-Pero no te rías, hombre.
-No, no me río. Bueno, sí, un poco, es que me ha hecho gracia escuchar una frase tan paulocoelhesca en el mundo real.
-Claro, ahora te ríes, pero luego la leeré en tu blog.
-Es posible, porque en mi blog hablo muchas veces de lo importante que es sentir que uno lleva las riendas de su existencia.
-Pues eso.

Aunque, luego, en el fondo, somos pequeños juguetes del destino.

4 thoughts on “AUTOAYUDA”

  1. uffffffffffffff le acabo de decir a mis jefes que me quiero ir, y espero que esta sea la definitiva, no sabes cómo entiendo al que te lo dijo… estoy harta, harta hasta límites insospechables, y mira que no está la vida para ir lanzando órdagos, pero si me despiden no me va a doler.

  2. Ros, aunque suene paradójico (o luego me digan que estoy frivolizando con el tema), que le despidieran de su trabajo es de las mejores cosas que le ha pasado a mi amigo en los últimos tiempos. A veces es necesario lanzar un órdago. Espero que tengas suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *