Antony and The Johnsons en concierto en Madrid, ya a la venta!

Hace unos meses se publicó la noticia de que Antony Hegarty volvería al Teatro Real de Madrid en julio de 2014 como parte de la serie de conciertos con los que está repasando su discografía acompañado de una orquesta sinfónica. El escenario, que no le es desconocido ya que el el 2012 representó en este escenario la ¿opera? “Vida y muerte de Marina Abramovic”, me pareció un acierto ya que aumentará, aun más si cabe, la asombrosa presencia de Antony.

Pero pasó el tiempo y nada más se supo; en antonyandthejohnsons.com hacían referencia al avance de temporada que no daba información de la fecha de venta de las entradas. Tampoco las webs especializadas que suelo seguir daban pistas, así que hubo que optar por la fuerza bruta, a mirar cada par de días a ver que pasa y, oh sorpresa!, hoy me encuentro que están a la venta.

Así que, a quien le pueda interesar, Antony and The Johnsons en concierto Madrid el 18,19 y 20 de julio a los siguientes precios:

  • Área Precio A 86,00 – 90,00  €
  • Área Precio B 78,00 €
  • Área Precio C 55,00 €
  • Área Precio D 39,00 €
  • Área Precio E 28,00 €
  • Área Precio F 16,00 €
  • Área Precio G 11,00 €
  • Área Precio H 8,00 €

Se agradece la variedad de precios, habiendo entradas muy económicas para ayudar a asistir a un concierto muy recomendable. Yo estuve el año pasado en el Kursaal de San Sebastian y aseguro que merece la pena. Muy pocos conciertos transmiten la misma emoción que uno de Antony. Ahí va una pequeña muestra de ese concierto.

El repertorio será similar al del disco en directo Cut the world que grabó con la Danish National Chamber Orchestra en Copenhague:

  • 1. Cut The World
  • 2. Future Feminism
  • 3. Cripple and the Starfish
  • 4. You Are My Sister
  • 5. Swanlights
  • 6. Epilepsy Is Dancing
  • 7. Another World
  • 8. Kiss My Name
  • 9. I Fell In Love With A Dead Boy
  • 10. The Rapture
  • 11. The Crying Light
  • 12. Twilight

Miami, una ciudad muy pop

Ya están emitiendo la octava temporada de una de nuestra series favoritas, Dexter. Esto nos sirve como excusa para comentar una reciente visita a la ciudad en la que está ambientada la serie: Miami, una ciudad muy pop.

El cine y la televisión han hecho que Miami esté muy presente en el imaginario popular: además del psicópata forense, a todo el mundo se le vendrá rápidamente a la cabeza la imagen de gangsters cubanos desquiciados, policías horteras, “bad boys”, el tupé de Cameron Diaz… Sólo por esto la ciudad ya puede considerarse un icono, pero aún hay más, el arte pop está muy presente en alguno de los sitios más interesantes a la hora de planificar una visita.

Esta foto (ésta en concreto no es mía sino de Wikipedia; el resto sí, lo prometo) es un ejemplo de las esculturas pop-art del brasileño Romero Britto que podemos encontrar por la calle. ¿Quien es Britto a todo esto? Pues viendo sus obras resulta una mezcla entre Lichtenstein, por la estética comiquera, y Warhol por la reinterpretación de la imagen de iconos populares. ¿Y quién es mas popular que Darth Vader?

Miami

Quien tenga interés en el artista y esté en Madrid puede pasarse por Pop Gallery 11 (Maldonado 11) donde se puede ver una exposición permanente desde mayo del año pasado.

Otro de los lugares más bonitos, más pop y visita obligada es el barrio Art Deco de Miami Beach. Aunque ganaría mucho si hicieran peatonal Ocean Drive, cosa que no creo que suceda, pasear por aquí es como viajar en el tiempo y zambullirse en la imagen colorida que todos tenemos en la cabeza de la ciudad. Hoteles y restaurantes se van alternando entre las palmeras a pocos metros de la playa. La experiencia de tomar un cocktail y observar el ambiente es altamente recomendable.

Miami

Por desgracia, y por unos pocos días, no pude disfrutar del Art Deco Weekend que se celebra anualmente. Como pequeña compensación se puede ver The Art Deco Shop perteneciente a la Miami Desingn Preservation League donde tienen todo tipo de simpáticos objetos retro. Yo ya tengo mi Kit-Cat de recuerdo colgado en mi habitación.

Kit Cat

 

Todos quieren su pedazo de tarta

En estas últimas semanas ha habido varios movimientos de las empresas que pelean por la tarta de la música en internet. Ahí va un pequeño resumen:

  • Amazon ha dado una buena noticia a los compradores de vinilos de su tienda on-line: comienza el servicio de AutoRip. ¿Qué quiere decir esto? Nada más y nada menos que, al comprar un vinilo (o un CD), disponemos de su versión en mp3 de forma gratuita. De esta forma ya no dependemos de la existencia de un código de descarga que, aunque cada vez es más frecuente, no siempre está incluido, como por ejemplo en The Next Day, en el que Columbia/Bowie no se molestan en ofrecerlo. Este servicio complementa Cloud Player. en el que se dispone de espacio gratuito para las compras de mp3 en Amazon, los discos AutoRip-eados y 250 canciones que podemos subir a la nube, extendibles a 250.000 por 25€/año.
  • A los que trabajamos en tecnología nos parece que fue hace un mundo de la presentación de iOS 7 pero en realidad no ha pasado ni un mes. iTunes Radio, uno de los nuevos servicios presentados, se espera para otoño como respuesta de Apple a Spotify o Pandora (que en España solo pudimos disfrutar durante unos meses). ¿Que ofrecerá? Radios personalizadas según las preferencias de oyente, esto es, indicaremos un artista/género e iTunes nos pondrá música similar según sus algoritmos (que esperemos que funcionen mejor que el sistema Genius actual) con un acceso rápido a la tienda. Esta funcionalidad será gratuita con publicidad salvo que seas suscriptor de iTunes Match (25€/año – 25.000 canciones en la nube), lo que te evitará los incómodos anuncios.
  • Hay rumores del desarrollo de un reproductor musical al estilo iPod por parte de Google. Mientras esperamos a ver si consiguen sorprendernos, ya podemos disponer de nuestra biblioteca musical en nuestra cuenta de Google gracias a Google Play, que hace unos meses comenzó a ofrecer en España el servicio de subidas de música a la nube sin hacer demasiado ruido. En este caso podemos disponer de espacio para subir 20.000 canciones, que no está nada mal teniendo en cuenta que no cuesta ni un céntimo.
  • Para terminar, por último y no por ello menos importante, Spotify tampoco está quieto ni desde un punto de vista funcional ni desde un punto de vista comercial. Desde hace unos días la infame sección de novedades ha sido sustituida por una mucho más útil de recomendaciones llamada “Descubre” a la par que continúan desarrollando el concepto social en la herramienta. Por lo demás, aunque se siguen manteniendo las modalidades de precios, destaca la oferta conjunta que hacen con Movistar para disponer del modo Premium por 6€/mes durante dos años. Teniendo en cuenta lo impresionante de su catálogo (con la inclusión de Pink Floyd solo echo de menos a los Beatles y Led Zeppelin), se me ocurren pocas mejores maneras de invertir 1000 pesetas.