AMBICIONES

Desde hace unos días tenemos chico nuevo en la oficina, y ya el primer día me dio la impresión de que es la Ambición personificada. Se nota que quiere llegar lejos y puede que lo consiga. La actitud la tiene. Pisa fuerte, camina con decisión por el pasillo… y las chicas le miran alejarse, como hechizadas.

Está claro que sin ambición no se llega a ningún sitio en esta vida. Hay que ponerse objetivos e ir a por ellos sin dudarlo.

Pero además, creo que el nuevo, aparte de ambición, tiene la inteligencia suficiente para saber que, para conseguir ciertas metas, hay que estar sobradamente preparado y hay que trabajárselo. Y por si fuera poco, me da la impresión de que también sabe que en este mundo, para llegar a ser algo, es bueno parecerlo: ropa impecable, Blackberry en el bolsillo y trato cordial con los compañeros. Una buena imagen vende mucho más de lo que se cree. Y si tienes algo más que ofrecer aparte de imagen, el mundo terminará rindiéndose a tus pies.

Siempre que sepas sortear las zancandillas de los mediocres y tengas a la suerte de tu parte, claro.

Algún día os diré de quien hablaba en este artículo.

14 thoughts on “AMBICIONES”

  1. Chicos, no siempre ser un trepa es necesariamente una mala virtud. Si utilizas malas artes para anular a los demás, es algo despreciable. Pero si lo que haces es atreverte a destacar con respecto a ellos haciendo lo que los demás no hacen, entonces creo que es algo bueno.

    Yo no necesito Blackberrys, no sé ni como se usan, ni para qué sirven. :-D

  2. No, no me ha caido mal. ¿Eso parece? En realidad, me ha sorprendido porque me ha parecido diferente a casi todos los demás que frecuentan ese lugar.

    Pero bueno, ya os iré informando. Quizás resulte ser un trepa de los malos.

  3. Tanto futuro le ves que ya prevés que va a ser un tío famoso y dentro de unos años nos dirás eso de “os acordáis de aquel día en que os comentaba que tal? pues sí, se trata de X!”?

    Qué cosas ….

    :-)

    Besicos!

  4. hola ace que hacia mucho que no te decia nada.a ver, lo que no mola es que en un trabajo cuando llegas de nuevo la gente te mire mal, como si fueras el enemigo, y si encima eres apañadito ya apaga y vámonos.
    estoy de acuerdo con tu teoria, ese tio puede ser una persona sin miedo a destacar del resto porque confia en sus posibilidades y joder si encima cuida su imagen pues ole por el, que hay mucho cutre que va a trabajar echo unas pintas y claro, como no , mirará fatal al que vaya arreglado, también muy típico.
    otro temita es que sea un joputa sin escrúpulos y vaya a cuchillo, aunque bueno tampoco creo que trabajando de administrativo pueda aspirar a Wall Street, que la gente se flipa mucho tam´bién, en cuanto ven su nombre en una simple tarjeta de visita ya se creen ejecutivos de alta dirección, pa mearse vamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *