Amaral en La Riviera: Estrella de Rock

Después de grabar su disco doble Gato Negro, Dragón Rojo, Amaral concluyeron su contrato con EMI y decidieron hacer el camino de vuelta hacia la independencia, produciendo ellos mismos el que es su sexto disco de estudio, Hacia lo Salvaje, publicado en su propio sello. Quizás sentirse liberados de las imposiciones de una gran multinacional les ha permitido ser más ellos mismos que nunca y hacer un disco más intenso, directo y oscuro que sus anteriores trabajos. Esta evolución se nota claramente en su directo: basta comparar cómo Estrella de Mar deja de ser una etérea canción de pop electrónico en su versión grabada para transformarse en una canción rockera, contundente y casi sucia, una metamorfosis que también experimentan otros temas de su repertorio como No sé qué hacer con mi vida, cantado por una sinuosa Eva Amaral enroscada al micrófono.

Eva ya lo había dejado claro al inicio del concierto: había llegado el momento de poner fin a la gira de presentación de Hacia lo Salvaje, así que tocarían las doce canciones del disco “y otras cosas”. Fue precisamente la canción que da título al disco con la que arrancó el concierto, seguida de Esperando un resplandor, El Universo sobre mí y Kamikaze. Tanto los temas nuevos como los viejos fueron coreados por igual: hubo momentos en que toda la Riviera cantaba al unísono junto a Eva, en una especie de sing-along colectivo. Daba la impresión de que en vez de en una sala de fiestas estábamos en un gran estadio escuchando a los zaragozanos.

No faltaron otros clásicos de la banda como Días de Verano, Como Hablar o Moriría por Vos. A estas alturas Amaral tiene un repertorio suficientemente amplio como para que un concierto suyo no decaiga en ningún momento, canciones que uno podía considerar quemadas a golpe de radiofórmula y que en directo vuelven a revelarse como pequeñas joyas entre el rock y el folk. Entre las sorpresas que nos dio la banda estuvo la interpretación de Tardes a cargo de Juan y las versiones de Have you ever seen the rain de Creedence Clearwater Revival y un homenaje a Chavela Vargas, Rogaciano. También hubo guiños a otros clásicos durante el bis: Sin ti no soy nada se fundió por momentos con el Only the Lonely de Roy Orbison y Revolución con el Heroes de David Bowie. Cuando suba la marea puso fin a más de dos horas de concierto que dejaron claro por qué Amaral son de los pocos grupos de este país que han vendido millones de copias sin haber perdido ni un ápice de credibilidad.

3 thoughts on “Amaral en La Riviera: Estrella de Rock”

  1. Ayer, dia 18, fui una de las 2500 voces que cantaban junto con Eva. Sinceramente, recomiendo ver a esta pareja en directo, merece la pena ver a estos dos grandes profesionales. FELICIDADES AMARAL!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *