ALL I WANNA DO

“All I wanna do is have a little fun before I die”, says the man next to me out of nowhere. Apropos of nothing, he says his name is William but I´m sure he´s Bill or Billy, Mac or Buddy. He´s plain ugly to me. And I wonder if he´s ever had a day of fun in his life.

Sheryl Crow, All I wanna do

Éste es uno de mis arranques de canción favoritos. Me imagino el bar cochambroso de carretera, los cercos de los vasos sobre la barra sucia, Sheryl con la guitarra a la espalda y las botas sucias de polvo del desierto y a su lado, el avejentado William, aunque estoy seguro de que era Bill o Billy, Mac o Buddy.

Aunque si tuviera que quedarme con unos primeros versos, me quedaría con estos, que son toda una lección de Literatura.

“Siempre que se hace una historia
se habla de un viejo, de un niño o de sí”.

Silvio Rodríguez, Canción del Elegido

En mi época universitaria, mi grupo de cabecera eran Oasis. Entre todas sus canciones, me quedo con estos versos:

“Some might say they don’t believe in heaven
Go and tell it to the man who lives in hell”

Oasis, Some might say

Y el grupo de cabecera de mi hermano eran U2. Y entre todas sus canciones, me quedo con estos versos:

“In my dream I was drowning my sorrows
But my sorrows, they learned to swim”

Sí, eran los noventa y todos sufríamos mucho. Como todo no va a ser rememorar antiguos ataques de angustia adolescente, termino este artículo con una estrofa que siempre me hace reir. Una chica de clase alta, un pobre diablo, una cita en un supermercado y la gente común.

“I took her to a supermarket,
I don’t know why but I had to start it somewhere,
so it started there.
I said pretend you’ve got no money,
she just laughed and said,
“Oh you’re so funny.”
I said “yeah?
Well I can’t see anyone else smiling in here”.

Pulp, Common People

Y ésta está siendo mi mañana, limpiando, navegando y escuchando música. Sí, a veces presto atención a las letras, pero sólo valen la pena en muy pocas ocasiones.

8 comentarios en “ALL I WANNA DO”

  1. Ay que sí, que tediosos los 90 y el sufrimiento y esos cortes de pelo de diseño… A veces las letras son una pasada. Yo cuando escucho “Sílbame” me se arrasan las niñas de los ojos cuando llega a eso de…
    …Hay que ser amigos eso es lo fundamental
    si tu vas delante yo vigilo desde atrás
    y si yo te ayudo se que tú me ayudarás…
    En serio, me se arrasan las niñas de los ojos! Y la llevo en el móvil. Ya ta. :D

  2. A esas alturas de década, mis tardes transcurrían en la academia de solfeo. Y cuando salía, tiempo me faltaba para enchufarme el último elepé de Mecano o cualquier otra popería.

    Qué tiempos…

  3. Los 90 fueron estupendos. Y punto. Todo nos lo tomábamos mucho más en serio (quizás demasiado, por eso hemos frivolizado tanto en los ceros, menos mal que la década se acaba en seguida), jejeje… Yo sigo pensando que lo menos importante de las canciones son las letras.

    Mecano… el “Aidalai” fue una de las primeras casettes que me compré, allá por 1991. Qué mayores nos vamos haciendo…

  4. Ya estás en casa! (ahora te llamo, jajaja). Está claro que lo piensas y que lo seguirás pensando siempre, pero eso no quiere decir que no valgan la pena; eso son cabezonerías tuyas.

  5. Pero si casi todas las canciones van sobre temas manidos, repiten tópicos sin fin o simplemente, no van de nada. La melodia, el ritmo, los arreglos, el timbre de voz, la produccion… aportan muchisimo más. Al menos, a mí.

    Aunque eso no quita para que, evidentemente, haya letras que sí me gusten.

  6. Bueno, como comprenderás, no te van a contar en una canción la historia de un extraterrestre que bajó a la tierra, robó un banco y secuestró al presidente de los EEUU. Las mismas canciones que comentas no tienen nada de especial en cuanto al tema, pero lo que hace que te puedan gustar mas o menos es la forma de contarlo, como encaja en la melodía, en la canción en general….

    Está claro que no te vas a poner a leer letras de canciones como si fuese poesía, pero sigue siendo una parte importante de una canción. En mi caso, puede hacer que me encante una canción, o que no me guste nada de nada.

  7. Aggg, me revienne tgébocú pensar que uno de mis primeros discos no fue el último de Mecano, sino… ¡el primero! Por la diosssa!
    Y hablando de ellos, me encantan sus letras más estúpidas. Las de “Focas”, por ejemplo, “Busco algo barato” o “La bola de cristal”, (la de Mecano, no la de Alaska, aunque la de Alaska también es divertidísima). Por dios, y todas las de Alaska, hablen de zombis o de replicantes o de lo que sea XD
    A veces nos parece que una letra no es buena sólo porque es graciosa. Es como no darle un oscar a un peliculón sólo porque es una comedia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *