ÁGORA

No sé bien porqué, pero tanto el teaser como el trailer de “Ágora” me causaron una mala impresión, como de película barata hecha con cartón piedra. Esto, unido a la gran decepción que supuso para mí “Mar Adentro”, hizo que le cogiera mania a la película-más-cara-de-la-historia-del-cine-español. Quizás mis bajas expectativas sirvieron para que la película me sorprendiera bastante. “Ágora” no es una película perfecta, ya que peca de cierto simplismo a la hora de exponer su mensaje. También se ve lastrada por el hecho de que los actores masculinos no tienen ni la presencia ni el carisma requeridos y quedan completamente ensombrecidos por Rachel Weisz. Puede que, en realidad, esa fuera la intención del director. Lo mejor de la película, aparte de su acabado formal y de lo bien que mueve la cámara Alejandro Amenábar, es que consigue hablar de religión, ciencia, astronomía y filosofía sin ser aburrida en ningún momento.

Agora

A estas alturas, supongo que todo el mundo sabe ya que “Ágora” cuenta la historia de Hipatia, “la primera mujer matemática de la historia de la humanidad de la que tenemos un conocimiento razonablemente seguro y detallado”, según la Wikipedia. Vivió a finales del siglo III y principios del siglo IV en Alejandría y era maestra en la Escuela Neoplatónica de la ciudad, famosa también por su enorme biblioteca. Murió linchada a manos de una turba de cristianos, y esto la ha convertido en algo así como una Martir de la Ciencia.

Yo recordaba la historia de Hipatía de haberla leido en “Cosmos”, el libro (y serie de televisión) de Carl Sagan que tenía mi abuelo en su casa. Agnóstico y muy crítico con el fenómeno religioso, Sagan utilizaba la historia de Hipatia y de la destrucción de la Bibilioteca de Alejandría como símbolos del final de la brillantez científica de la Antigüedad Clásica y del comienzo de mil años de barbarie y oscuridad a los que sólo pondría final la llegada del Renacimiento y la recuperación de los ideales clásicos. De hecho, se lamentaba de como Cirilo, obispo de Alejandría e instigador de la muerte de Hipatía, es considerado Santo por la Iglesia Católica.

Sin embargo, lo que Sagan se olvidaba mencionar es que las grandes obras de la Antigüedad sólo han llegado hasta nuestros días gracias a que fueron custodiadas en monasterios medievales y a través de copias realizadas por sabios musulmanes… o que una de las principales fuentes que tenemos para conocer la figura de Hipatía es la correspondencia con el obispo Sinesio de Cirene, discípulo suyo.

Al fin y al cabo, de lo que trata “Ágora” es de la importancia de luchar contra el fanatismo, ya sea del signo que sea, y de apostar por el espíritu crítico como único medio de llegar a la verdad. O a la Verdad.

10 pensamientos en “ÁGORA

  1. Don Otto Más

    Hmmm… Es que luego las cosas cambiaron… pero bueno, peor fue la llegada de la Iglesia del Renacimiento que sometió a la mujer y a los sodomitas, que en la Edad Media eran libres y felices (entre comillas, pero si…)

    Responder
  2. luxaurumque

    Qué gran serie Cosmos! Dios, qué recuerdos de pequeño. Yo también leí el libro que sacaron tiempo después, pero no era de mi abuelo, si no de mi hermano mayor … y mío, claro.

    Y la peli me apetecía mucho verla, pero aun no he podido y la verdad es que se me están quitando las ganas. En fin, una más para la lista de pelis pendientes.

    Besicos!

    Responder
  3. Lucía

    La recepción de Aristóteles en el mundo cristiano tuvo que pasar por todo tipo de prohibiciones y por esa gran construcción filosófica, en verdad profundamente anti-aristotélica, que es el sistema de Santo Tomás. Y seguimos pagando por ello… Hoy en día se considera que un tomista es aristotélico.

    Por otro lado, se enseña que Averroes o Siger de Brabante (perseguido por su lectura de Aristóteles) defendían algo tan evidentemente irracional como la doctrina de la “doble verdad”. Es decir, Antonio, tampoco podemos ignorar el precio que hemos tenido que pagar por esa “conservación” de la tradición clásica que realizaron los teólogos cristianos, y que todavía se consideran en posición de realizar. Carl Sagan simplificaba, pero decía la verdad.

    Tengo que ir a ver Ágora :).

    Responder
  4. ace76 Autor

    Joserra, bueno, pero yo he visto la película y tú aun no… :-P

    Otto, es los tiempos de la Reforma y de la Contrarreforma fueron muy duros… :-D

    Lux, de la serie yo tengo recuerdos muy, muy lejanos… Debería recuperar el libro, que estaba muy bien. Ve a ver “Ágora2, que está muy bien. Seguro que te gusta.

    Lu, jejeje, vale, tienes razón, pero gracias a ellos, tenemos acceso a las fuentes originales. Eso sí, se ha perdido tanto….

    Responder
  5. Diego

    Qué valor, has publicado la absurda defensa esa de la religión que hiciste. ¡Yo pensaba que era una broma!! jajaja Nada nada, como bien dice Amenábar, ¡Abajo la religión! ¡Viva la Ciencia! :P

    Responder
  6. Soliloco

    No… Sagan no se olvidaba de nada, solo que era consciente de la hipocresía de decir que los monasterios “salvaguardaban” algo que su misma iglesia perseguía y quemaba. Es decir, que no se pueden imbuir a los monasterios de custodios de la cultura cuando fue algo mas bien anecdótico y aislado, pero claro queda muy bien pa intentar lavar la carao.

    Hay una cita, tiene que ser en inglés, que lo resume perfectamente:

    There was a time when religion ruled the world. It is known as The Dark Ages

    Yo Agora me da que no… porque los que sabemos de historia por otras fuentes que no sean la Wikipedia esa super-hipatia que nos ha pintado (o al menos parece en los trailers que sabe mas que Kepler y Copernico juntos) no solo es una tomadura de pelo sino un insulto a su memoria, por cierto…. Hipatia fue lo que fue, pero veo el título ese que le han dado en la wikipedia y me imagino a Téano revolcándose en su tumba

    Responder
  7. ace76 Autor

    Jejeje, la verdad es que sí, Hipatía es una mezcla de Copernico y Kepler, pero bueno, como en realidad tampoco se sabe mucho de lo que llegó o no a descubrir, podemos tomarlo como una licencia artística.

    Sobre la labor de los monasterios, me remito a mi respuesta a Lucía. Se les puede poner peros, pero sí que eran centros de cultura, arte y conocimientos.

    Diego, la religión no tiene por qué estar reñida con la ciencia. Son cosas pefectamente compatibles. No hay que quemar libros, pero tampoco iglesias… :-)

    Responder
  8. Jose

    Bueno, abajo la religion arriba la ciencia? Pero si a ciencia ha crecido gracias a la religion!!!,. es más, en verdad, como se ve en “Pi” de Aranofsky, tanto ciencia como religión quieren responder (al igual que la filosofía) a una pregunta común. No digo que sea la unica pregunta (la ciencia tiene otras, la religión otras, la filosofia otras) pero todas buscan el principio… la formula que explique todo… la palabra que explique todo, la entidad que explique todo… En verdad todos los movimientos cientificos han venido amparados por corrientes religiosas (considerando, como considero la “No religión” y la “antireligión” como otra religión más, aunque suene contradictorio).

    En verdad, Diego, tu, al igual que Amenabar, os dejais llevar por la efimera certeza de la juventud, cuando creemos que lo sabemos todo. Lo que más me molesta de las peliculas (y declaraciones) de Amenabar es ese “yo lo se todo y os lo voy a explicar tal que azín”.

    No he visto “Ágora”, aunque lelvo años leyendo cosas de Hipatia, soy matemático como sabéis, y la historia de las matemáticas me parece increible… Esas búsquedas a través de los siglos de verdades, porque la matemática solo da por reales VERDADES demostradas. No asi la filosofía y ni siquira las ciencias empíricas…

    Ay, que rollazo, perdonad, quería entrar en facebook en mi dia de dscanso de ver y oir y conocer cosas en NYC, y no me funciona mi perfil. Ayer ya estuvo por la mañana asi.. (Mañana neoyorkina, tarde española)…

    Responder
  9. Ángel

    Yo sólo diré que cualquier película que comienza con un plano aéreo descendiente es pretenciosa (dogma de fe) y no será vista por mí sino con rabia contenida y rechinar de dientes, porque si algo no necesito yo ahora mismo es que baje alguien que no sea Dios o uno de sus Ángeles, Arcángeles, Tronos, Virtundes, Principados, Potestades, Dominaciones, Serafines o Querubines y me quiera adoctrinar con mandangas adornadas y exornadas.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *