ADIÓS OT

Hace un par de semanas se publicaba “Voy a ser yo”, el primer disco de Mario Álvarez, más de un año después de que éste ganara la séptima edición de Operación Triunfo. Aunque en la FNAC lo pusieron en un lugar destacado entre los lanzamientos de la semana, el álbum no ha entrado hasta el momento en la lista de ventas oficial de nuestro país, algo que no había sucedido con ninguno de los discos publicados por los ganadores del concurso (incluso “Confidencias”, el disco de Vicente Seguí, ganador de OT3, estuvo varias semanas en el top20). Tampoco es que sea sorprendente, ya que la penúltima edición del concurso pasó bastante desapercibida y creo que sólo Diana de Burgos puede presumir de haber conseguido algo de éxito como integrante de Venus.

Con estos antecedentes, yo pensaba que Operación Triunfo había pasado a la historia, pero Tele5 decidió darle una nueva oportunidad al concurso. Después de cinco semanas en las que la audiencia le ha dado la espalda al programa, la cadena anunció ayer su cancelación. La del próximo domingo será la última gala y seguramente OT ya no vuelva nunca más a nuestras pantallas. Y es una pena, porque como formato televisivo es un programa con mucho potencial y, como ya he comentado en otras ocasiones, programas de estilo similar siguen teniendo un gran éxito en los países donde se emiten. Desde Londres, Diego me comentaba sorprendido que las portadas de los tabloides siempre tenían noticias relativas a las galas y a los concursantes de “Factor X”.

¿Cuáles han sido las razones del fracaso de esta octava edición? Supongo que se debe a una conjunción de varios factores. OT es un programa con un esquema básico: actuaciones de los nominados + actuaciones de los concursantes + expulsión + nominaciones. Este año decidieron cambiar el esquema básico del programa con nuevas normas que parecían sacadas de la manga en cada momento: el público no elegía a su favorito por sms sino por un sistema de popularidad en Internet que nadie ha llegado a entender, los nominados eran expulsados al final de la gala en vez de estar una semana más en la Academia, etcetcetc. Esto despista al público e incluso le hace sentirse estafado. Por no hablar de que, en estos tiempos, no se puede pretender que un programa de televisión dure más de tres horas, sobre todo si el ritmo es malo, la presentadora no termina de convencer a la audiencia y la emoción brilla por su ausencia.

Seguramente ahí es donde ha estado el principal problema del programa: para que un reality triunfe, la pieza esencial son sus concursantes. La audiencia tiene que identificarse con ellos, adorar a unos, odiar a otros… En la gala de presentación de este OT, apenas se nos habló de los concursantes, sólo conocimos sus desafortunados nombres artísticos y vimos sus poco memorables actuaciones. OT no supo venderlos y ellos no aprovecharon su oportunidad. Un par de galas después, los pocos que aun seguíamos viendo el programa pudimos comprobar que hay varios concursantes con buenas voces, que se desenvuelven bien el escenario y que podrían haber dado grandes momentos televisivos y musicales, gente como Moneiba, Roxio, Alex, Naxxo, Nahuel o Josh podrían haberse lucido en otras ediciones… y al final han sido los grandes perjudicados.

Con todos sus defectos, Operación Triunfo ha sido un programa que nos deja buenos recuerdos y que ha servido de trampolín de lanzamiento para muchos de sus concursantes. Evidentemente, no todos triunfan al estilo de Bisbal o Bustamante, pero son bastantes los que han podido hacerse un hueco en la profesión, aunque sea como integrantes del grupo Vinilo en el programa de María Teresa Campos. Algunos, como Mai Meneses, Vega, Soraya o Labuat, incluso han hecho buenas canciones y discos más que decentes. Por no hablar de las risas que nos hemos echado durante estos años gracias a las galas y las personas que hemos conocido por nuestra afición común por ciertos concursantes. Algunos hasta encontramos Acompañantes Habituales en los foros de Portalmix…

7 comentarios en “ADIÓS OT”

  1. ¿Josh? xD

    Yo no creo que ellos, los concursantes, no hayan sabido aprovecharlo. En mi opinión, quemaron totalmente el programa con las ediciones dominadas por Risto. El público estaba cansado de eso, y simplemente no lo han sabido remontar. Es una pena.

  2. Josh hubiera dado grandes momentos televisivos! Musicales, quizás no tanto… El artículo que has enlazado está muy bien. Con todo lo que se está hablando de OT en Internet ahora mismo, parece mentira que el programa vaya a terminar así.

    Mce, tendremos que buscarnos otro programa con el que reirnos…

    Nils, el acompañante ya está en camino! ^^

  3. Hola, interesante entrada y bastante completa, estoy de acuerdo con lo que aqui se dice, es patético que un programa asi se vaya por la puerta de detrás… aunque según me he enterado, mucho tiene que ver el mal rollo que hay entre la productora y telecinco (como ya pasó con “la tribu” de Xardà), por lo que Telecinco no duda en eliminar programas de esta productora que ya no le da tanto exito como Cronicas Marcianas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *