45

Cuando llegué a la fiesta, tuve que llamar varias veces al timbre para que me oyera alguien y me abrieran la puerta. No eran ni las diez y media de la noche y la casa estaba llena de gente. De hecho, cuando entré, me pareció que había más gente que nunca, una impresión que se vio confirmada cuando me enteré de que no estaba entre los cincuenta primeros en llegar y me había quedado sin el regalo conmemorativo del evento (aunque a lo largo de la noche conseguí quedarme con uno gracias a Almatosa). En el dormitorio desmontado estaban entregándole regalos al anfitrión, así que esperé mi turno. El regalo útil no triunfó tanto como el regalo inútil, que, como suponía, fue muy bien recibido. Dorado, no plateado.

Pasé al salón. Me sorprendió ver que Soliloco no había montado su fiesta alternativa en la cocina. Me serví un cubata y comencé a saludar. Este año tocaba ponerle cara y cuerpo al alto y esbelto RMN. Nils me presentó a su rubio. También conocí a la Casta Diva y al ya legendario BH mientras Don Otto, con los pectorales aun más desarrollados que el año pasado, repartía chupitos de absenta entre los invitados más alcoholizados o desprevenidos. Como yo ya conozco los efectos de ese líquido infernal, pasé. Entre otras cosas y personas, hablé de muebles de metacrilato, de FCUK y de Anne Hathaway con Adidas y Jotagé y de grupos de música inverosímil con el Mocho.

A la una y pico algunos asistentes estaban ya impacientes por echarse a la calle. Hay que tener en cuenta que muchos de ellos habían empezado la fiesta en la Pensión Corredera a la siete de la tarde. Acabamos yendo a The Angel, antro en el que nunca había estado y que está lleno de hombres barbudos. Volví a casa cuando ya eran las cuatro. Ahora sólo hay que esperar un año para que llegue la fiesta de cumpleaños número 46, que seguro que será tan divertida, como mínimo, como las anteriores. Estoy convencido de que Manuel ya la está planeando…

10 comentarios en “45”

  1. Estaba la casa mu llena!!! Si hasta me echaron de mi rincón y todo.. y la cocina era zona peligrosa con los zombis aguadevalenciafagos

    Un plasé coincidir, como siempre

  2. Pues sí, de hecho, ni siquiera sabía donde estaba el lugar ese.

    Claro, que creo que la otra opción que se mencionó fue el Tabata. Ahí habría habido posibilidades de que pusieran a Chicasss, jejeje.

    La verdad es que lo pasamos genial!

    Ángel, y tu de “semianónimo” ya tienes poco, :-)

  3. Estoy pensando en contratar a unos cuantos triunfitos (están de saldo. Bueno, siempre lo han estado) y meterlos en el w.c. para que, desde allí, amenicen la fiesta.

  4. Al The Angl??? por dios, lo peor de lo peor… joer.. cada vez que voy tengo que estar tres dias con los ojos a remojo, tanto humo y tanta oscuridad (y tanta droga..)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *