Archivo por meses: octubre 2013

Lista UK: Número 1 para Katy Perry

Como era de prever, Katy Perry ha conseguido colocarse en lo más alto de la lista británica gracias a Prism. Como sucedía con Teenage Dream y casi todos los discos de divas pop de la década, la coherencia interna brilla por su ausencia dentro de Prism. El disco se reduce a una colección de sencillos potenciales que recorren todos los géneros posibles, incluida esa inverosímil reivindicación del eurobeat de los 90 que es Walking on air. Su inverosimilitud aumenta cuando recordamos que este estilo de música apenas tuvo éxito en Estados Unidos durante los noventa. Así la “cantó” Katy Perry hace unos días en Saturday Night Live.


Katy Perry – Walking On Air Live @ SNL BMF por BlakMusicFirst

El número dos es para el nuevo disco de James Blunt, Moon Landing, un trabajo que parece estar trayéndole suerte al exmilitar a pesar de una portada que da un poco de miedito.

Feliz Halloween, niños. Ahora temblad.

Feliz Halloween, niños. Ahora temblad.

En el número tres nos encontramos con el número uno de la semana anterior, Tribute, la apuesta retro del debutante John Newman. Andrea Bocelli se coloca en el 5 con Live at Portofino y la ganadora de la última edición de La Voz en UK, Andrea Begley, debuta en el 7 con The Message. Otras novedades de la semana son la de los míticos Earth Wind & Fire que aparecen en el 25 con un nuevo disco, Now, Then & Forever; los indies Poliça, en el 33, con Shulamith; el antiguo guitarrista de Genesis, Steve Hackett, en el 58 con Genesis Revisited: Live at Hammersmith; AFI, en el 59 con Burials; el lider de Porcupine Tree, Steven Wilson, en el 68 con Drive Home; Def Leppard, en el 73 con Viva! Hysteria | Live at The Joint, Las Vegas; y la reedición de The Hurting, de Tears for Fears, con la excusa de su trigésimo aniversario, en el 85.

En la lista de sencillos, al igual que en el resto del mundo, desde su Nueva Zelanda natal hasta Estados Unidos, Lorde consigue el número uno con Royals, sin que se termine de entender como este tema se ha convertido en un superventas.

James Arthur se tiene que conformar con el número 2 para su segundo sencillo, You’re Nobody ’Til Somebody Loves You, mientras que Icona Pop luchan por no convertirse en una One Hit Wonder y debutan en el 31 con All Night.

Rush

rush

El cine y el deporte tienen una larga relación de amor y odio. Disciplinas como el boxeo, el beisbol o el fútbol americano han servido como telón de fondo a numerosas películas desde hace décadas, a veces con brillantes resultados. Sin embargo, otros deportes no han tenido tanta suerte. Tenemos a Carros de fuego para el atletismo, a Hoosiers, más que ídolos para el baloncesto y… ¿Evasión o victoria para el fútbol? ¿Bienvenidos a Belleville para el ciclismo? ¿Tin Cup para el golf? ¿Wimbledon para el tenis? Quizás se deba a que la épica del deporte es difícilmente trasladable al cine: ganar o perder un partido, una carrera o un torneo es algo imprevisible, que se escapa a cualquier artilugio y artimañana narrativa. El deporte es real y en la realidad no hay guionistas.

Por eso, una película como Rush, reconstrucción histórica de la rivalidad que los pilotos James Hunt y Niki Lauda mantuvieron a lo largo del campeonato de Formula 1 de 1976, funciona mejor cuanto menos se sepa de ambos personajes y de sus trayectorias deportivas. Prácticamente todo lo que se cuenta en la película sucedió en la realidad y sorprende como se ajusta a los parámetros de una narración cinematográfica: dos personajes opuestos física y mentalmente (el cerebral Lauda contra el impulsivo Hunt) el enfrentados por un único objetivo: ser campeones del mundo, una lucha de titanes llena de momentos dramáticos y tensión hasta el último segundo… para quien no recuerde o no conozca el resultado final. Aquí había una historia y el director Ron Howard y el guionista Peter Morgan lo sabían. Sin embargo, Rush queda muy lejos de los brillantes resultados que ambos consiguieron en la excelente Frost/Nixon. Por momentos, aparece el Howard más sentimental y meramente correcto de Apollo 13 o Una mente maravillosa y Morgan tira de recursos fáciles como una voz en off tan explicativa como poco interesante.

Quizás uno de los principales problemas de Rush sea haber dividido el punto de vista de la historia casi a partes iguales entre Hunt y Lauda… Aunque por momentos parece que el piloto inglés es el que lleva el peso de la trama, ésta se traslada también en numerosas ocasiones a contarnos las hazañas del austriaco. Howard y Morgan quieren ser equitativos con sus dos protagonistas y no se atreven a inclinar la balanza a favor de uno u otro. ¿Es ésta la historia de un piloto que se sabe el mejor y que por eso es capaz de esforzarse y sacrificarse hasta el límite para ganar? ¿O es la historia de un piloto no tan talentoso que aun y todo quiere aprovechar su oportunidad para convertirse en campeón? ¿Son Lauda y Hunt dos enemigos mortales o dos rivales que se respetan? Rush es todas estas historias y a la vez ninguna de ellas, por lo que acaba perdiendo fuerza dramática. A pesar del brillante trabajo de Daniel Brühl y de que Chris Hemsworth consigue que, aunque no sea un actor de muchos registros, no pensemos en Thor al verle en pantalla, la última película de Ron Howard termina quedándose a medio gas en demasiados aspectos.

Promusicae: número dos para Miley Cyrus

Cuando Miley Cyrus publicó Can’t be tamed, uno de los pocos países donde consiguió ser número uno en ventas fue en España. Ahora sucede justo al revés: Bangerz se ha colocado en primera posición en casi todos los países del mundo, menos en el nuestro donde se ha tenido que conformar con el número dos. El uno sigue siendo para Dani Martín. ¿Quién hubiera pensado que el cantante de El Canto del Loco acabaría publicando discos llenos de baladones y duetos con Joaquín Sabina?

El número tres es para India Martínez, que debuta en este puesto gracias a Camino de la buena suerte. OTras novedades de la semana son Las cosas en su sitio, de Despistaos, en el 14; Yes we are, de K-Narias, en el 49; The Paradigm Shift, de Korn, en el 70; Prokofiev 3 Bartók 2, del pianista chino Lang Lang; Soy el mismo, de Prince Royce, en el 84; 2013, de El Puchero del Hortelano, en el 87; Traces of you, de Anoushka Shankar, en el 90; y Liquid Spirit, del cantante de jazz Gregory Porter, en el 98. Por cierto, Vega baja 20 puestos en una semana y se coloca en el 22 con Wolverines, así que el premio al triunfito mejor colocado en la lista es esta semana para Pablo López y su Once historias y un piano en el 21.

En la lista de canciones, Avicii sigue en lo más alto con Wake me up, mientras que la entrada más fuerte de la semana corresponde a Justin Bieber, que se coloca en el 4 con Heartbreaker. En el 23 debutan OneRepublic con Counting Stars; en el 25, Soraya Arnelas con Plastic; y en el 28, Pearl Jam con Sirens.

Oh los 90, ya sabéis.

Querida Miley Cyrus:

miley-cyrus-bangerz-album-art

Como se ha puesto de moda escribirte cartas. esta crítica de Bangerz no podría tener otra forma. En primer lugar, estimada Destiny Hope, tenemos que darte las gracias por haber hecho un disco pop que se puede escuchar de principio a fin sin sentir que haya canciones de relleno. Otra cosa es que haya coherencia interna entre los temas, pero hace mucho tiempo que los discos se han convertido en colecciones de sencillos. Así era en los 60 y nadie se quejaba. Tiene lógica que en una época en la que lo importante de cara al mercado vuelven a ser las canciones, hayas hecho un disco así, como bien saben otros compañeros tuyos de promoción como Calvin Harris o Rihanna. Además, como bien dices, el disco se titula Bangerz, y tal y como nos cuenta Urban Dictionary, ésto es un “banger”:

1. If a Song is extremly tight or just unbelivably awesome. It is a banger.

2. An intense party, which involves large amounts of drinking, beer pong, and plenty of skanks to grind on. Always leaving the house a total mess.

Así pues, canciones increíblemente fabulosas y fiestas intensas que dejan la casa hecha un follón. Viendo el videoclip de We can’t stop, está claro que no podías haber elegido un título mejor. Como bien cantas en ese tema, es tu fiesta y haces lo que quieres y es tu boca y cantas lo que quieres. Esto es lo mejor que podías hacer para vengarte de Liam Hemsworth, porque, no nos engañemos, éste es un disco de desamor y ruptura, que empieza con declaraciones de amor (Adore you) para pasar a temas que habrían vuelto loca a la Christina Aguilera de Back to Basics (FU: “I got two letters for you. One of them is F and the other one is U”). La humildad es para las cantantes country y emborracharse es para las divas torturadas del soul, tú eres una chica pop y sabes que lo importante es pasárselo bien. Si quieres montarte desnuda en una bola de demolición, lo haces. Si quieres restregarte contra Robin Thicke, lo haces. Parece que algunos se creen que haber protagonizado una serie de Disney Channel en tu infancia te convierte en ese personaje. Como si en tu tercer disco no hubieras cantado que no podías ser domesticada, como si Britney Spears -con la que cantas el tema que da nombre al disco- no hubiera comenzado su carrera poniéndose una minifalda de colegiala, como si Christina Aguilera no hubiera grabado su disco más famoso incitando al público a ensuciarse, como si Alanis Morissette no hubiera comenzado su carrera como cantante pop en su Canadá natal para luego hablar de -OhDiosMío- sexo y conquistar el mundo. ¿Quién, a los veinte años que tienes, no ha querido ponerse el mundo por montera?

Y sí, además, sabes contratar a un productor como Mike will made-it y tienes el buen gusto de que Pharrell Williams te componga un par de canciones, el mundo se acabará poniendo a tus pies. Bangerz es un brillante disco de pop comercial, con sus momentos de reivindicación de la música negra de ahora y de siempre (hay ecos evidentes de Michael Jakckson en temas como On my own) y que además tiene muy en cuenta que la gente, en tiempos de crisis, lo que quiere es bailar y pasárselo bien, ya sea a ritmo de dubstep (Someone else) o ¿swing? (4×4). Bienvenida al mundo de los adultos, Miley, y gracias por invitarnos a tu fiesta.

Lista UK: Doblete para Miley Cyrus.

Miley Cyrus se prepara para conquistar el mundo con Bangerz a fuerza de lengüetazos, osos de peluche, bolas de demolición y una selección de canciones pop más que recomendables/reivindicables. El cuarto disco de Miley entra directamente al número uno de la lista de discos mientras que Wrecking Ball se ha colocado en lo más alto de la lista de sencillos.

En el segundo puesto de la lista de discos debuta el tercer disco de Chase & Status, Brand New Machine, entre el dubstep y el garage que tan bien ha funcionado este año en las islas. En el séptimo puesto se coloca Lucy Spraggan, cantante que se dio a conocer en The X Factor, con Join the club. mientras que en el diez nos encontramos a Panic! at the disco con Too weird to live, too rare to die. Otras entradas destacadas de la semana son las de Prefab Sprout, en el 15 con Crimson/Red; Korn en el 16 con The Paradigm Shift; The Fratellis en el 36 con We need medicine; Anna Calvi en el 32 con One Breath; The Feeling en el 22 con Boy Cried Wolf; The Quarterback, el disco con las canciones del episodio de Glee dedicado al desaparecido Cory Monteith, en el 71; la reedición de la BSO de la película protagonizada por Madness en 1981, Take it or leave it, en el 77; Live at the Academy of Music 1971, disco en directo de la mítica The Band, en el 81; Until the colours run, de Lanterns on the lake, en el 87; y Psychic, de Darkside, el dueto formado por Nicolas Jaar y Dave Harrington, en el 100.

Además de Wrecking Ball, otras cinco canciones debutan en el top10 de la lista de sencillos. Aunque lo de Eminem empieza a parecer rap de la vieja escuela, el tema con el que presenta The Marshall Matters LP2, Berzerk, se coloca en el segundo puesto. Conor Maynard sitúa en el cuarto puesto R U Crazy, mientras que The Saturdays debutan en el 5 con la muy sosa Disco Love. James Blunt entra a la sexta plaza con Bonfire Heart, su mayor éxito en las islas desde que publicó 1973, el sencillo con el que presentó su segundo trabajo (y ya va por el cuarto). En el nueve nos encontramos con Cheating, el segundo sencillo en solitario de John Newman y una nueva apuesta por el sonido retro de Love me again.

La espuma de los días

l-ecume-des-jours

-Siento que toda mi vida depende de este momento preciso. Y si fallo…
-Yo pienso lo contrario, si se falla, lo intentamos al momento siguiente, y al siguiente. Tenemos toda la vida para conseguirlo.

La Espuma de los Días es la película más reciente de Michel Gondry, director francés de anuncios publicitarios, videoclips y películas a los que se les puede calificar fácilmente de maravillosos. Gondry es un creador de imágenes oníricas donde el mundo real y el imaginario se mezclan sin ningún problema y sin ninguna razón evidente. Se puede decir que sus creaciones son algo parecido a sueños filmados, pero nunca lo había hecho de forma tan evidente como en La Espuma de los Días. Con sus antecedentes creativos, era evidente que esta novela francesa, escrita por Boris Vian en 1947, era un material perfecto para él. No en vano, el propio Vian explica en la introducción del libro: “Cette historie est entièrement vraie, puisque je l’ai imaginée d’un bout à l’autre (Esta historia es completamente verdad, porque me la he imaginado de cabo a rabo)”.

Desde el comienzo de le película, Gondry sumerge al espectador en este universo enloquecido donde todo parece posible y las reglas de la lógica no se cumplen. Los primeros cinco minutos no dejan respiro: la vida cotidiana de Colin, el joven protagonista de esta historia, se nos muestra a un ritmo vertiginoso. Apenas sabemos de él otra cosa que tiene dinero suficiente para no tener que trabajar y que es joven y guapo como Romain Duris. Tiene un abogado que cocina para él, un amigo fanático de Jean Sol Partre, a todos les gusta el jazz, un ratoncito recorre la casa a través de túneles transparentes… una casa que, por cierto, parece un vagón de tren suspendido entre dos edificios, y donde el timbre cobra vida como un insecto metálico cada vez que alguien llama a la puerta y donde la comida se retira de la mesa tirándola al suelo y parece que por las ventanas se puede ver cualquier sitio de París y… Está claro que tanto Vian como Gondry proponen un desafío al lector y al espectador: si se acepta ese universo, se disfrutará de la propuesta. Si, en cambio, la cabeza del lector y del espectador empieza a dar vueltas… mejor que lo deje.

Porque La Espuma de los Días es una sucesión de momentos donde los personajes se juegan algo importante, especialmente conforme avanza el relato y Colin conoce a Chloé, una mujer con la cara y el cuerpo de Audrey Tatou de la que se enamora locamente en una fiesta, con la que tiene una hermosa cita por los cielos y los suelos de París, con la que se casa en una ceremonia con coches y cohetes y por la que tiene que empezar a trabajar cuando ella enferma en su luna de miel. La Espuma de los Días es un festival de imágenes evocadoras, muchas de ellas conseguidas gracias a efectos especiales y trucos de cámara tan artesanales como efectivos que habrían entusiasmado a George Melies, y de diálogos surrealistas y detalles de crítica social que pueden recordar al Godard de Pierrot, el Loco. Pero aunque el mundo de Colin y Chloé no tenga lógica ni coherencia, hay algo en ellos que sí la tiene: sus sentimientos. Y es a través de ellos por los que La Espuma de los Días acaba siendo una de las películas más emocionantes de la temporada.

Promusicae: número dos para Vega

Por tercera semana consecutiva Dani Martín sigue en lo más alto de la lista de discos más vendidos de nuestro país gracias a su segundo y homónimo disco. La novedad más importante de la semana la encontramos en el segundo puesto donde, sorprendiendo a propios y a extraños, se ha colocado Vega con Wolverines, el quinto disco de su carrera, editado de forma independiente (aunque producido por Sebastian Krys al igual que sus dos anteriores trabajos). Se trata de la posición más alta alcanzada por la cordobesa en toda su carrera.

Vega puede presumir de que las cosas le van mejor que a otras compañeras de ese programa del que ella no quiere oír hablar: Operación Triundo. Esta semana, Chenoa se coloca en el 38 con Otra Dirección, con el que hace tres semanas debutó en el 5: Edurne baja del 22 al 77 en su segunda semana en lista con Clímax; y Beth aparece en el 87 con Familia, su segundo disco en catalán. David Bisbal, por su parte, se ha estrenado esta semana en la lista de canciones más vendidas colocando Para enamorarme de ti en el 16.

Otras novedades de la semana en la lista de discos más vendidos son la de Rosendo en el 5 con Vergüenza Torera; Els Pets en el 7 con L’Area Petita; Carlos Baute en el 8 con En el buzón de tu corazón; Justin Timberlake en el 22 con el segundo volumen de The 20/20 Experience (la edición con la primera y la segunda parte se sitúa en el 44); Cher en el 32 con Closer to thr truth; Haim en el 56 con Days Are Gone; Alter Bridge en el 60 con Fortress; Antonio Cortes en el 63 con Los secretos de la copla; Moby en el 65 con Innocents; y Sara Pi en el 76 con Wake Up.

En la lista de canciones, Avicii está en el número uno con esa mezcla de country y electrónica llamada Wake me up. La entrada más fuerte de la semana es la de Katy Perry, que sitúa en el 15 Walking on air, su homenaje a la música dance de los 90. Por otro lado, parece que España se rinde también a Miley Cyrus, cuyos dos sencillos suben hasta el top 10. Wrecking Ball se coloca en el 7 y We can’t stop asciende hasta el 5. Me encanta su videoclip.