Lista Promusicae: Daft Punk arrasa… también en España

Como en Reino Unido y Estados Unidos, Daft Punk también ha conseguido el número uno en ventas para Random Access Memories en España, además de estar en lo más alto de la lista de canciones con Get Lucky. La maquinaria promocional ha conseguido sus objetivos y ha convertido al dúo francés en un grupo superventas en nuestro país. Chapeau.

El top 3 se completa, como es habitual, con Tanto de Pablo Alborán y la BSO de Violetta-La música es mi mundo. En el seis debuta Love Lust Faith + Dreams, de 30 Seconds to Mars, y en el once se coloca la reedición del tercer trabajo de Los Planetas, Una semana en el motor de un autobús, cuyo décimo quinto aniversario se celebra con una edición de lujo. Una buena excusa para escuchar temas ya clásicos como Cumpleaños Total o Segundo Premio.

Las otras novedades de la semana son: Momentum, de Jamie Cullum, en el 12; Trouble will find me, de The National, de 14; The Conversation, de Texas, de 21; Concierto Benefico por el conservatorio Narciso Yepes de Lorca, de Vetusta Morla, en el 58, disco en directo de la banda junto a la Orquesta Sinfónica de Murcia que se vende exclusivamente en formato digital en Itunes; Norma-Bartoli, de la mezzosoprano Cecilia Bartoli, en el 68; Black Dog Barking, de Airbourne, en el 82; All the little lights, de Passenger, en el 87; y Que mai no pari, de Teràpia de Shock, en el 93.

En la lista de canciones, aparte del número uno de Get Lucky y que Only Teardrops se coloca en el 8 confirmando que ganar Eurovision se está convirtiendo en una factoría de One Hit Wonders, destaca la entrada en el 29 de Le Métèque, la canción más representativa del cantante francés Georges Moustaki, fallecido este 23 de mayo a los 79 años.

Lista UK: Daft Punk arrasa

Como era previsible, Random Access Memories se ha colocado en lo más alto de la lista británica con unas ventas de alrededor de 165.000 copias durante su primera semana. Daft Punk pueden presumir también de que Get Lucky se haya convertido ya en la canción más vendida en lo que va de año en el Reino Unido.

Pero no sólo de robots franceses con nostalgia por los 70 vive el mercado. Otros tres discos debutan en el Top 5: Trouble Will Find Me, de The National, en el 3; The Conversation, de Texas, en el 4; y Love Lust Faith + Dreams, de 30 Seconds To Mars. Nos quedamos con el primer disco que publica la banda de Sharleen Spiteri en ocho años.

Otras novedades de la semana son Demi, de Demi Lovato, en el 10; Momentum, de Jamie Cullum, en el 20; Black Dog Barking, de Airbourne, en el 22; Seesaw, de Beth Hart and Joe Bonamassa, en el 27; Wish to scream de los candemitas Tribes, en el 45; One of us is the killer, de la banda estadounidense de Mathocre Dillinger Scape Plan, en el 64; Excuse my french, el debut del rapero French Montana, en el 78; el disco Live-The 50th anniversary tour, de The Beach Boys, en el 82; y True Believers, del que fuera cantante de Hootie & The Blowfish y ahora artista country, Darius Rucker, en el 89.

En la lista de sencillos, con 145.000 copias vendidas en una semana, se coloca en el número uno La La La, de Naughty Boy ft Sam Smith.

La resaca eurovisiva en el Reino Unido ha dejado a Only Teardrops, el tema ganador de la danesa Emmelie de Forest en el 15; mientras que encontramos al representante de Malta Gianluca Bezzina en el 66 con Tomorrow, al sueco Robin St Jenberg en el 72 con You y a la noruega Margaret Berger en el 80 con I feed you my love.

Canciones para un anuncio de cerveza: Live your life

Si unos tienen a Iggy Pop, otros a Love of Lesbian y los de más allá a Dani Martín, San Miguel tiene a Mika para su campaña veraniega de este año. Hace unos días ya comentamos como el artista libanés había estado en Barcelona para grabar el tema y parte del videoclip que le acompaña y ahora por fin podemos escuchar la canción al completo.


En el videoclip, grabado en varias partes del planeta, aparecen también Leonor Watling y varios futbolistas. En lo referente a lo que más nos interesa, la canción, Live your life recuerda más al pop feliz de Life in cartoon motion que a los aires mas electrónicos de The origin of love. Además, es la primera vez (aunque sospecho que no la última) que un tema de Mika tiene un estribillo en castellano.

Artistas para un anuncio de refrescos: Dani Martin

Música y publicidad siempre han ido de la mano. Una buena campaña puede ayudar a vender una canción y una buena canción puede ayudar a vender una campaña. La industria y los artistas lo saben y cada vez son más los que acceden gustosamente a colaborar con las marcas más importantes del mercado. Éste es el caso de Dani Martin, que siguiendo los pasos de Maldita Nerea, Dover, Russian Red y su compañero en El Canto del Loco, El Pescao, pone rostro y voz a la campaña mas reciente de Trina.


Como sucedía en otros anuncios englobados en la campaña “Al Natural”, el artista invitado realiza una versión acústica, “al natural”, de uno de sus temas. En este caso se trata de Cero, sencillo de adelanto del que será su segundo disco en solitario. Canción ya se ha colocado en lo más alto de la lista de Itunes a pesar de que no se lanza hasta el 3 de junio. Es curioso como Dani Martin ha pasado de hacer pop-rock gamberro con su antigua banda a convertirse en un baladista.

40 años de “Tubular Bells”

El 25 de mayo de 1973 salía a la venta un disco instrumental con el que se presentaban ante el público tanto un sello independiente como un jovencísimo músico que acababa de cumplir los 20 años. Pocos podían adivinar que se trataba de un disco que acabaría formando parte de la historia de la música. Estamos hablando, por supuesto, de Tubular Bells, de Mike Oldfield.

TubularBells

Y para celebrar sus cuatro décadas de existencia, hemos recopilado una serie de datos y curiosidades relacionados con ese disco, uno de los favoritos de quien escribe este blog:

Tubular Bells se grabó entre otoño de 1972 y primavera de 1973. A sus 19 años, Mike Oldfield se encargó de tocar prácticamente todos los intrumentos que suenan en el disco, incluyendo las campanas tubulares, por supuesto.

Tubular Bells fue el primer disco publicado por el sello Virgin Records. Su éxito fue, seguramente, el primer paso que permitió a Richard Branson convertirse en millonario.

-Mike Oldfield tenía planeado llamar al disco Opus One, mientras que Branson propuso titularlo Breakfast in Bed.

-El nombre definitivo se le ocurrió a Oldfield cuando escuchó a Vivian Stanshall cerrar la presentación de los distintos instrumentos al final de la primera parte del disco con un “plus… tubular bells”.

-Fallecido en 1995, Vivian Stanshall era un cantautor, pintor, poeta y humorista británico. En los años 60 fundó una banda llamada Bonzo Dog Doo-Dah Band, entre cuyos temas se encuentra Death Cab for Cutie, canción que serviría de inspiración a Ben Gibbard para bautizar su grupo.

-Debido a la muerte de Stanshall, cuando Mike Oldfield volvió a grabar Tubular Bells en 2003 su papel de “maestro de ceremonias” recayó en el actor John Cleese. En Tubular Bells II, editado en 1992, el encargado de presentar a los instrumentos fue otro actor: Alan Rickman.

coleccion tubular

-Las otras secuelas de Tubular Bells son: Tubullar Bells III, editado en 1998, y The Millenium Bell, editado a finales de 1999. En 1975 se publicó The Orchestral Tubular Bells, versión sinfónica de su obra en la que Oldfield toca la guitarra junto con la Royal Philarmonic Orchestra.

-La leyenda cuenta que Branson quería que una de las partes del disco incluyera voz. Un indignado Oldfield, que no quería introducir a ningún cantante en su trabajo, habría grabado diez minutos de gritos y aullidos después de tomarse una botella de whiskey. El resultado sería la parte de la cara B del disco denominada Caveman.

-En el Reino Unido, Tubular Bells fue subiendo poco a poco en las listas de ventas, no alcanzando el número uno hasta un año después de su publicación. El disco al que desplazó de lo más alto fue Hergest Ridge, el segundo trabajo de Oldfield. Las ventas de Tubular Bells en ese mercado superan los dos millones y medio de copias mientras que su total mundial se acerca a los 17 millones de copias.

-En Estados Unidos, el disco se conoce, sobre todo, debido a que su primer movimiento fue seleccionado por William Friedkin para formar parte de la banda sonora de El Exorcista. De hecho, se editó un sencillo que resumía los primeros ocho minutos de Tubular Bells sin la autorización de Mike Oldfield… a pesar de que el sencillo se lanzó con el nombre de Mike Oldfield’s Single. El tema alcanzaría el puesto 7 en el Billboard, una lista en la que jamás entrarían sus temas más exitosos de los 80 como Moonlight Shadow o Family Man. Misterios del mercado.

-Aparte de las secuelas de Tubular Bells, Olfield ha reutilizado partes de la composición original en otros trabajos. Por ejemplo, en la banda sonora de la primera película de Expediente X combinaba sus campanas tubulares con la sintonía de la serie en una pista llamada Tubular X. También la utilizó en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

-La que podríamos considerar la última entrega de esta saga ha sido Tubular Beats, un disco en el que remezcla junto con el productor Torsten Stenzel varios temas de su carrera. Eso sí, el resultado está más cerca de los años ibicencos de Olfield que del rock sinfónico.

El último chapuzón de The Breeders

Hoy es el día en que Blur actúa en el Primavera Sound y es de esperar que su actuación acapare todos los títulares. Sin embargo, hoy es también el día en que actúa otro gran nombre de los 90: The Breeders, el grupo que nos regaló este imprescindible himno indie de la década. Cannonball es de estas canciones que todo el mundo ha escuchado alguna vez aunque no se sepa su título ni el nombre del intérprete.

Paradójicamente, ni Cannonball ni el disco en el que se incluía, Last Splash, alcanzaron puestos demasiado altos en la listas de ventas en su momento. Sin embargo, con el tiempo se ha convertido en uno de los discos esenciales para entender qué se cocinaba en el panorama del rock alternativo estadounidense de principios de los 90. Por eso, aprovechando el vigésimo aniversario de su edición, el cuarteto que grabó el trabajo – la fundadora del grupo y bajista de los Pixies, Kim Deal, su hermana gemela, Kelley Deal, junto con Josephine Wiggs y Jim MacPherson- se han vuelto a reunir para celebrarlo con una gira de conciertos. El viaje en el tiempo a los años 90 será a las 21.30 en el escenario Primavera.

Lista Promusicae: resaca eurovisiva

Como viene siendo habitual, Pablo Alborán está en lo más alto de la lista de discos más vendidos con Tanto, seguido por la banda sonora de Violetta-La música es mi mundo. En la tercera posición nos encontramos con la entrada más alta de la semana: Heart, de Demi Lovato. En el 13 debutan Vampire Weekend con Modern Vampires of the City mientras que en el 19 nos encontramos con ¿Con quién se queda el perro?, el tercer disco de los mexicanos Jesse & Joy. Editado a finales de 2011, este trabajo contiene ¡Corre!, canción ganadora de los premios más importantes en la última entrega de los Grammys latinos. Comparado con otras propuestas que nos llegan del mercado latino, es un tema más que respetable.

Otras novedades de la semana son Aquí huele a Romero, disco que recopila las distintas colaboraciones que ha hecho Kutxi Romero, el cantante de Marea, a lo largo de su carrera, en el 24; Los Madison, con En los teatros del Canal, en el 38; el dúo mexicano-malagueño Dmei, con Calle Nueva, en el 46; Soleá Morente y Los Evangelistas, con Encuentro, en el 73; Macklemore y Ryan Lewis, con The Heist, en el 96; y Primal Scream, con More Light, en el 100.

En la lista de sencillos, Daft Punk consiguen, por fin, el número 1 con Get Lucky. En el 2 debuta el nuevo tema de Juan Magan, Mal de Amores, mientras que Abraham Mateo sube hasta el tercer puesto con Señorita y en el cuarto debuta la versión a dúo que han hecho Alejandro Fernández y Christina Aguilera de Hoy tengo ganas de ti. ¿Y qué huella ha dejado Eurovisión en nuestra lista? Pues en el 14 nos encontramos a la ganadora del festival, Emmelie de Forest, con Only Teardrops; en el 32 aparecen El Sueño de Morfeo con Contigo hasta el final; y en el 44 se cuela el representante italiano, Marco Mengoni, con L’essenziale. Al fin y al cabo, se llevó los doce puntos de España.

Como curiosidad, a día de hoy también se mantiene en buena posición entre las canciones más vendidas de Itunes Margaret Berger, la representante de Noruega, con I feed you my love.

Glee, la cuarta temporada

...and that's what you missed on Glee
…and that’s what you missed on Glee

Lo peor que le pudo pasar a Glee es haber tenido tanto éxito cuando se estrenó. Audiencias multimillonarias, discos de versiones vendidos como rosquillas, una gira protagonizada por sus principales actores, nominaciones y galardones en los Emmy y los Globos de Oro… Ahora, cuando la serie ya ha dejado atrás sus mayores cotas de popularidad, parece que sus defectos son mayores de lo que son: falta de coherencia interna en los argumentos, personajes que aparecen y desaparecen sin la más mínima lógica, versiones descafeinadas de grandes clásicos… En realidad, todos eso ha sucedido desde los comienzos de la serie, que ni entonces era tan buena ni ahora es tan mala. Glee es, simplemente, un divertimento, una excusa para pasar una hora agradable delante del televisor, un genuino placer culpable. Y en el fondo, los guionistas de la serie son conscientes de ello, no hay más que ver los comentarios sobre el propio producto que incluyen en la misma, muchas veces a través de Sue Sylvester.

La tercera temporada terminó con la graduación de varios de los principales protagonistas de la serie, así que la cuarta temporada ha supuesto un gran cambio con respecto a las anteriores. La acción ya no se circunscribe solamente al instituto McKinley de Lima, Ohio, sino que también vemos como los antiguos alumnos intentan cumplir sus sueños en Nueva York. Esto hace que las tramas de Rachel y Kurt en NYADA nos recuerden más a Fama que a Glee, pero supongo que los creadores de la serie no se atrevieron a prescindir de las grandes estellas del programa, como quizás hubiera sido lo lógico. Esto también les ha obligado a introducir nuevos personajes en la serie para interpretar a los nuevos integrantes del coro. Hasta el momento, no parece que ninguno de ellos haya calado demasiado entre el público. Además, el hecho de que algunos de ellos (Ryder, Joe, Unique…) provengan del reality The Glee Project, cuyo premio es participar en una trama episódica de la serie, no ayuda demasiado a dar credibilidad al producto final. También ha sido el momento de dar mayor protagonismo a personajes como Sam, Tina o Blaine. Darren Criss se ha terminado convirtiendo en uno de los pilares de la serie (y su personaje, por fin, ha dejado de ser el gay perfecto para convertirse en un ser humano), mientras que Jenna Ushkowitz no ha terminado de aprovechar sus oportunidades para brillar en esta temporada.

En lo referente a la banda sonora, esta temporada de Glee ha seguido la línea habitual de recuperar grandes clásicos (especialmente acertado fue dedicar un capítulo a Stevie Wonder) y éxitos actuales. Cabe preguntarse que sentido tiene que se canten temas como Call me maybe o Locked out of heaven, pero se agradece que a veces apuesten por artistas menos conocidos en USA como Tegan & Sara (Closer), Ellie Goulding (Anything can happen), Emeli Sandé (Next to me) o A great big world (This is the new year). Esta última ha sido lo más parecido a un tema original que ha tenido Glee, porque de las canciones auténticamente originales que se han cantado en ella (un error en el que han vuelto a caer en esta temporada) es mejor olvidarse.

A cambio, hemos tenido que sufrir versiones de temas como Celebrity Skin, de Hole, o A Change Would Do You Good, de Sheryl Crow, reconvertidas en temas inofensivos más propios de un telefilm de Disney. Especialmente dramático fue lo que hicieron con Creep, de Radiohead. Es de estas cosas que hay que verlas para creerlas.

Aunque ha habido episodios de esta temporada que han tenido su carga dramática (las rupturas de varias parejas, una boda frustrada y, sobre todo, un tiroteo en el instituto), muchos otros han terminado siendo un desfile de número musicales unidos por una mera excusa argumental. Eso sí, ha habido varios que han destacado por tener una puesta en escena y una coreografía por encima de lo habitual. Mi favorito ha sido el número que montaron en torno a How to be a heartbreaker, de Marina & The Diamonds.

A pesar del descenso en las cifras de audiencia, ya se ha anunciado que Glee tendrá, como mínimo, dos temporadas más, así que aun nos quedan unos cuantos números de Santana por disfrutar. Aunque comenzó como una secundaria casi reducida al papel de figurante con frase, Naya Rivera ha terminado convirtiéndose en un elemento esencial para seguir viendo Glee.

¡Y esto es todo lo que os perdisteis en Glee este año!

Lista UK: Tres novedades en los tres primeros puestos

La lista británica de discos más vendidos de esta semana se presenta con tres novedades en sus tres primeros puestos. En lo más alto se coloca Rod Stewart con Time, su primer trabajo. con canciones escritas por el propio Stewart después de años publicando discos de versiones. Es también el primer número uno en esta lista para el cantante desde 1979. El segundo puesto es para English Rain, el debut de Gabrielle Aplin, mientras que el tercero es para Modern Vampires Of The City, el nuevo trabajo de uno de los grupos preferidos de los hipsters, Vampire Weekend. Las diferencias entre un lyric video y lo que consideraríamos un videoclip como tal empiezan a ser cada vez más pequeñas.

En la sexta plaza nos encontramos con A, de Agnetha Fältskog, el primer disco que la rubia de Abba publica en casi diez años. En el doce debuta More Light, el último trabajo de Primal Scream, mientras que en el 40 aparecen los veteranos The Fall con su trigésimo disco de estudio, Re-Mit. En el 63 están She & Him, subiendo en su segunda semana desde el 183 con Volume 3, una nueva entrega de agradables canciones a cargo de M. Ward y Zooey Deschanel.

Las novedades de la semana se completan con Secondhand Rapture, de Ms Mr, en el 65; Promises, de Boxer Rebellion, en el 68; Black Pudding, de Mark Lanegan y Duke Garwood, en el 74; y American Kid, de Patty Griffin, en el 83.

En la lista de sencillos nos encontramos, una vez más, a Daft Punk en el número uno. Con más de 600.000 copias vendidas, Get Lucky está a punto de arrebatarle a Thrift Shop, de Macklemore y Ryan Lewis, el honor de ser la canción más vendida en lo que va de año en el Reino Unido. En el segundo puesto está la ascendente Let Her Go, de Passenger, mientras que el tercer puesto es para Heart Attack, el nuevo sencillo de otra de las chicas Disney más aventajadas de su promoción, Demi Lovato.

En la parte más baja de la lista nos encontramos con Believe in me, la propuesta eurovisiva de Bonnie Tyler, en el 93, y con Only Teardrops, el tema ganador del festival, en el 99. Seguramente este último ascienda bastantes puesto en la próxima semana.

Eurovision 2013: Modo de empleo

Este sábado se celebra Eurovisión, que es, digan lo que digan, uno de los grandes acontecimientos anuales de la cultura pop europea. Después de la victoria el año pasado de Suecia, Malmoe ha sido la ciudad escogida para celebrar el festival que, este año, viene marcado por la crisis. Países como Portugal o Eslovaquia han renunciado a participar y son varios los que han optado por enviar baladas y reducir al mínimo la puesta en escena. Se ve que no hay muchas ganas de organizar el festival el año que viene…

Entre los temas que han pasado a la final hay de todo: baladones, música de baile, un toque de folk y alguna propuesta indescriptible, como casi todos los años. Eso sí, no parece que ninguna de las canciones tenga potencial para convertirse en un éxito internacional al nivel del Euphoria de Loreen. Veremos alguna cara conocida, viejas veteranas como Bonnie Tyler, pequeñas glorias de los 90 como Anouk o estrellitas de la música de baile como Cascada. Frente a ellos, artistas locales y cantantes surgidos de programas como La Voz y distintas versiones de Pop Idol. Es el caso de la representante de Noruega, a la que se nota cierta falta de carisma a la hora de defender uno de los temas mejor producidos de la noche.

La gran favorita para alzarse con el triunfo es, a priori, la representante de Dinamarca. Only Teardrops es una canción de las que se pega en una primera escucha, con un estribillo eficaz, percusiones evidentes y un flautín cuya melodía es su principal baza. Si a Fairytale le bastó un violín para arrasar en su edición, ¿se repetirá ese paseo triunfal en esta ocasión?

Las posibilidades de España son escasas, por no decir nulas. Contigo hasta el final podría acabar en el último puesto, según los pronósticos oficiales. Sin embargo, la canción de El Sueño de Morfeo no es notoriamente peor que otras propuestas, aunque hay que reconocer que a Raquel del Rosario le falta energía, la canción carece de garra y su única seña de identidad son las gaitas con las que arranca.

¿Será Copenhague el escenario de Eurovisión 2014? ¿O habrá sorpresas? La respuesta, la noche del sábado.