Archivo por meses: Abril 2013

Lista UK: Primer número 1 en la lista de sencillos para Daft Punk

El mundo ha enloquecido con Get Lucky. Ya sea porque el público echaba de menos a Daft Punk o porque el ritmo funk de la guitarra de Nile Rodgers es tremendamente contagioso, el primer sencillo de Random Access Memories se ha colocado en lo más alto de la lista británica, despachando más de 155.000 copias esta semana. Es el primer número uno para el dúo electrónico, cuyos mayores éxitos en este mercado habían sido hasta la fecha Around the world y One More Time, y convierte a Daft Punk en el sexto artista francés en alcanzar esa posición (Serge Gainsbourg, Modjo, Charles Aznavour, Mr Oizo y David Guetta son los otros cinco). El cuarto disco de estudio de Daft Punk no sale a la venta hasta finales de mayo, así que los británicos están haciendo más llevadera la empresa comprando sus trabajos anteriores: en la lista de discos más vendidos, Discovery se coloca en el 23 y Homework en el 87. Una buena excusa para recordar uno de sus mejores temas.

En la lista de discos más vendidos, Michael Bublé repite en lo más alto una semana más. En el segundo puesto debuta el cantautor inglés Frank Turner con Tape Deck Heart, mientras que el disco en solitario de Will.i.am, Willpower, se tiene que conformar con la tercera posición. En la cuarta plaza está The Truth About Love, de Pink, y en la quinta, Our Version of Events. El primer trabajo de Emeli Sande bate esta semana un nuevo record al convertirse en el disco de debut que más semanas aguanta de manera consecutiva en el top10 inglés por encima del Please Please Me de The Beatles: 63, para ser exactos.

Daft Punk no son los únicos franceses a los que les va bien en Reino Unido. Phoenix coloca su quinto trabajo, Bankrupt!, en el puesto 14. El videoclip de Entertainment es una nueva demostración de que Corea está de moda.

Otras novedades de la semana son Venomous Rat Regeneration Chamber, de Rob Zombie, en el 33 y Reincarnation, de Snoop Lion, el paso al reggae del artista de rap antes conocido como Snoop Dogg (y antes como Snoop Doggy Dogg), en el 34. En el 59 aparece The Rebel, un completo recopilatorio de grandes éxitos de Johnny Cash, mientras que en el 67 debuta Made in Japan, un disco que recoge el concierto que Whitesnake, grupo emblemático del heavy metal ochentero, dieron en Japón en Octubre del 2011; y en el 72 están los indies canadienses The Neighbourhood con I love You, su primer disco.

La caza

La Caza

Cuando Lars Von Triers se sacó de la manga el manifiesto Dogma’95, lo que promulgaba era la búsqueda de un lenguaje cinematográfico puro, reducido a unos elementos esenciales donde, por ejemplo, no tenían cabida la música extradiegética, los focos de luz o los trípodes. En realidad, lo que consiguió es que se estrenaran en nuestras salas y se proyectaran en los festivales de medio mundo toda una colección de películas danesas y de otras filmografías que respondían a los principios de ese movimiento y que, con el tiempo, han terminado cayendo en el olvido, muchas de ellas de forma más que merecida (Los idiotas, Mifune, Un hombre de verdad, Italiano para principiantes…). Sin embargo, el primer título Dogma era Celebración, un potente drama familiar directo a las entrañas que nos permitió descubrir el trabajo del director Thomas Vinterberg.

Catorce años después se estrena en España La Caza, su octava película y un título que, en cierta manera, podemos relacionar con Celebración. Donde ahí se hablaba de los abusos sexuales a niños desde el punto de vista de las víctimas, aquí la narración se centra en el acusado de dichos abusos. Lucas es un hombre de cuarenta y pocos años, recientemente divorciado, que trabaja en la guardería de la localidad donde vive. Es un hombre plenamente integrado en la comunidad: va a cazar con sus amigos, se lleva estupendamente con los niños y está empezando a salir con una guapa compañera de trabajo. Sin embargo, todo se viene abajo cuando una de las niñas de la guardería, la hija pequeña de su mejor amigo, hace un comentario sobre Lucas que desencadena una espiral de sospechas y acusaciones que le convierten en un apestado social. La Caza narra la pesadilla de un hombre corriente que no sabe cómo demostrar su inocencia ante una sociedad que le ha condenando de antemano. Sin grandes aspavientos dramáticos ni sorprendentes giros de guión, la película muestra este proceso de una forma natural, con una trama que avanza de forma tan previsible como inevitable hacia su final. Vinterberg, además, crea una cierta sensación de ambigüedad e incomodidad, al lograr que el propio espectador, sin tener ninguna evidencia en la que basarse, llegue a sospechar que Lucas, quizás, no sea tan inocente como parece…

Hay muchos elementos en La Caza que nos hacen pensar en ciertas constantes temáticas que relacionamos con cierto cine de Europa del Norte. Ahí están la presencia de una pequeña comunidad donde la aparente calma y armonía esconden oscuros secretos; la relación entre los personajes y su entorno natural, donde la caza del ciervo se convierte en una clara metáfora de la caza del acusado; o la influencia de la religión en la sociedad, introducida de forma sútil en un clímax dramático que tiene lugar durante la celebración de la misa de Nochebuena. Vinterberg sabe manejar dichos elementos con naturalidad, sin que resulten impostados. La naturalidad es también la clave de la interpretación de su actor protagonista, Mads Mikkelsen, a quien hemos visto como villano de la saga Bond en Casino Royale o en la serie televisiva Hannibal y que ganó de forma más que merecida el premio al mejor actor en el último Festival de Cannes por su trabajo en este film.

Lista Promusicae: Número uno para Manel

Manel se han colocado en lo más alto de la lista de discos más vendidos de España con Atletes, baixin de l’escenari, un trabajo que les confirma como el grupo catalán más importante del momento con su mezcla de indie y folk.

Otros tres discos debutan en el top 10: Michael Bublé en el 4 con To be loved; el cantautor gallego Andrés Suárez en el 5 con Moraima, un disco de nuevas y viejas canciones grabado en directo; y Paula Rojo, concursante de La Voz, en el 6 con Érase un sueño. En el 11 aparece un nuevo recopilatorio de grandes éxitos de Bruce Springsteen, Collection 1973-2012, mientras que L.A., uno de los grupos más interesantes del indie nacional, consigue colocar en el 14 su trabajo más reciente, Dualize.

Las novedades de la semana se completan con Miguel Campello, en el 15 con Chatarrero 2. Pájaro que vuela libre; The Lumineers, en el 59 con su disco homónimo; Fall Out Boy, en el 67 con Save Rock & Roll; la recientemente desaparecida Sara Montiel, en el 70 con Inolvidable; y Olly Murs, que se cuela en el 94 con Right Place, Right Time.

Por su parte, en la lista de canciones más vendidas Pîtbull y Christina Aguilera repiten en lo más alto con Feel this moment. Lo más destacable de la semana son el debut de Daft Punk en el tercer puesto con Get Lucky y el hecho de que Psy ya esté en el 7 con Gentleman. También debuta, en el 48, I could be the one, un tema de Avicii y Nicky Romero que fue número uno en el Reino Unido y que debería ser uno de los éxitos para bailar del próximo verano.

Al menos es mejor que lo de Te pintaron pajaritos

Hiperrealismo 1967-2012

La invención de la fotografía supuso una revolución para el mundo del arte. Pintura y escultura ya no tenían que limitarse a reproducir la realidad, ya que una placa fotográfica lo hacía de una manera más fiel que cualquier pincel. El público dejó de encargar retratos y los artistas tuvieron que adaptarse a los nuevos tiempos. Liberados de la obligación de ser figurativos, pudieron explorar nuevos caminos para expresarse, llegando así hasta la abstracción más pura a comienzos del siglo XX. Y a algunos artistas estos caminos les llevaron a explorar un realismo más real que la propia realidad: el hiperrealismo.

Richard Estes, Nedick's. 1970.

Richard Estes, Nedick’s. 1970.

Heredero en gran parte de las preocupaciones e intereses del Pop Art, el Hiperrealismo surgió en Estados Unidos a finales de los sesenta. Utilizando la fotografía como instrumento de trabajo, los artistas de este movimiento reproducen el lenguaje fotográfico en sus pinturas, elevando los elementos más cotidianos a la categoría de arte, invitándonos a verlos de una manera nueva y original. En bodegones y naturalezas muertas, las frutas o piezas de caza son reemplazados por elementos propios de nuestro tiempo como coches de juguete, copas de cristal, refrescos y gominolas.

Candy Rainbow, Roberto Bernardini. 2010

Candy Rainbow, Roberto Bernardini. 2010

Motocicletas, automóviles y rincones propios del paisaje urbanita son otro elemento habitual en las obras del Hiperrealismo. De hecho, algunos de sus componentes como Richard Estes o Ben Johnson parecen discípulos de Canalleto al reproducir en sus lienzos vistas de la neoyorquina Times Square o del paisaje londinense. Esta vista de Trafalgar Square impresiona más cuando uno se da cuenta de que no hay ni una sola figura humana retratada en ella, algo prácticamente imposible en la realidad sin un apocalipsis de por medio.

 Looking Back to Richmond House, Ben Johnson. 2011

Looking Back to Richmond House, Ben Johnson. 2011

Más de sesenta obras de tres generaciones de artistas englobados en el Hiperrealismo, desde 1967 hasta nuestros días, conforman la exposición que se puede ver en el Museo Thyssen hasta el 9 de junio, un más que recomendable paseo por las fronteras entre realidad y representación.

Lista UK: Número 1 para Michael Bublé

Después del éxito arrollador en el mercado internacional de Crazy Love y su posterior disco de canciones navideñas, era fácil suponer que Michael Bublé conseguiría colocar To be loved en lo más alto de la lista de ventas británica. Lo que quizás no era tan previsible es que consiguiera despachar más de 120.000 copias en una sola semana. El público no se cansa de la fórmula del canadiense: su nuevo trabajo sigue el esquema de los anteriores, combinando versiones de clásicos como To Love Somebody, de Bee Gees, Have I Told You Lately that I Love You?, de Elvis Presley o You’ve got a friend of me, de Randy Newman con algunos temas nuevos y duetos con artistas como Bryan Adams, The Puppini Sisters o la actriz Reese Whiterspoon, que susurra en Something Stupid. En el videoclip de It’s a beatufil day, el muy pop sencillo de presentación, participa la actriz Jaime Pressly (“Me llamo Earl”).

En el segundo puesto debuta Save Rock & Roll, el disco con el que Fall Out Boy regresan al mercado, mientras que Yeah Yeah Yeahs colocan su cuarto trabajo, Mosquito, en la novena plaza. La banda de Karen O sigue en buena forma: el videoclip de Sacrilege es de los que hay que ver dos veces. O más.

También nos encontramos con el cantautor Steve Earle en el 30 con The Low Highway; Kid Cudi en el 32 con Indicud; el rappero ingés Angel en el 33 con About Time; Major Lazer, proyecto del DJ Diplo, en el 34 con Free the Universe; la cantante country Kacey Musgraves en el 38 con Same Trailer Different Park; Iron & Wine en el 40 con Ghost on Ghost; la banda de heavy metal sueca, Ghost BC, en el 58 con Infestissumam; y Charli XCX, que consigue colocar su brillante True Romance en el 85.

La lista de sencillos estrena tres canciones en los tres primeros puestos. El número uno es para Waiting all night, el segundo que consigue Rudimental en menos de un año, por lo que las perspectivas comerciales para este grupo de drum and bass británico que publica su primer disco la próxima semana son más que buenas. El número dos es para #thatPOWER de Will.i.am ft Justin Bieber, mientras que el número tres lo han conseguido Daft Punk a pesar de que Get Lucky salió a la venta el pasado viernes. Cantado por Pharrel Williams, el tema termina siendo todo un homenaje al legendario Nile Rodgers, con quien el dúo electrónico francés ha conseguido trabajar después de años intentándolo.

A todo esto, que Psy sube una cincuentena de puestos y coloca Gentleman en el 10. No, parece que no va a quedarse en One Hit Wonder.

Charli XCX: Pop Underground

Charli_XCX_-_True_Romance

Lo primero que escuché de Charli XCX fueron un par de sencillos que publicó en 2011: Stay away y Nuclear Seasons, dos muestras de synthpop de aires ochenteros y algo oscuros trasladados a nuestros días. Su autora era una jovencita británica recién salida de la adolescencia que se declaraba fan de Britney Spears, Spice Girls y las princesas Disney y que ya había grabado un disco a los 16 años con dinero de sus padres, un compacto llamado 14 que repartió entre sus compañeros de clase. Sí, en ese sentido, el comienzo de la carrera de Charli no parece muy distinto al de Lana del Rey: vídeos realizados con bajo presupuesto e imágenes de archivo, canciones que se difunden a través de Youtube y redes sociales antes de estar a la venta, una imagen peculiar en la que se confunden persona con personaje… Eso sí, donde Lana juega a ser una reencarnación de una Lolita de los años 50 condenada al drama y la perdición, Charli se nos muestra como una Lolita del siglo XXI condenada a la diversión. Ahí es donde podríamos compararla con la Lady Gaga de Just Dance, pero sin tener que recurrir después a justificaciones intelectuales para defender su propuesta estética. Charli XCX es una hija de la generación Tumblr, donde se mezclan con desparpajo múltiples referentes culturales y estéticos en una batidora donde todo tiene la misma profundidad que una viñeta gif, tan superficial como a la vez directa. El videoclip que hizo para Cloud Aura junto a Brooke Candy es toda una declaración de intenciones: Casablanca se une con Glee y Louise Brooks va de la mano de Britney, Pikachu y Emma Stone.

En este tiempo Charli XCX ha ido publicando un par de EPs y mixtapes, cautivando a los medios, los críticos, los blogueros y los aficionados a la música. Pero ahora llega la hora de la verdad: esta semana salía a la venta True Romance, llamado así en homenaje a la película de 1993 dirigida por Tony Scott y escrita por Quentin Tarantino, Amor a Quemarropa, y había que confirmar si su contenido se correspondía con nuestras expectativas.

Y por supuesto, lo ha conseguido. True Romance es uno de estos discos de pop que se disfrutan de principio a fin sin que uno tenga la sensación de que hay canciones de relleno: es fácil pensar que todos los temas son potenciales sencillos. La verdad es que, siendo sinceros, la mitad del contenido del disco ya lo conocíamos y ya nos había convencido: True Romance se abre con Nuclear Seasons y sigue con You (Ha Ha Ha), donde Charli canta “You were old school, I was on the new shit”, una frase no muy distinta en espíritu a la genial “You are from the 70’s but I’m a 90’s bitch” del I love it que compuso para Icona Pop. También están en el disco -como no-, Cloud Aura, Stay Away, You’re the one o la evocadora So Far Away. Otras canciones que conocíamos se han quedado fuera, como I’ll never know, tema con más que evidentes reminiscencias del Saturday Night de Whigfield. Entre las novedades destacan Set me Free (Feel my pain), donde Charli XCX se luce vocalmente recordando a ratos a Gwen Stefani o a su compañera de promoción Marina Diamondis, a quien ha teloneado en varios conciertos, o el que podríamos considerar sencillo de presentación del disco: What I Like. Que ese comienzo a lo Tigeraso no os despiste.

El secreto de True Romance es el mismo que define la estética de los videoclips de Charli XCX: al mezclar sin ningún prejuicio todo tipo de referentes, desde el synthpop y la new wave de los 80 hasta la indietronica de nuestros días, pasando por el electropop y hasta el eurobeat de los 90, el resultado es un disco de pop intemporal y que uno puede imaginar sonando tanto en los cascos del hipster más aficionado al postureo como en las emisoras más comerciales. Si esto último no sucede, se debe quizás a que la frescura o el riesgo no son valores muy apreciados en estos tiempos de vocoder y pop manufacturado.

Promusicae: OMD, James Blake y Carla Bruni entran en la lista

Para compensar el aburrimiento de la pasada semana, nuestra lista de ventas viene hoy cargada de novedades. Eso sí, en lo más alto sigue el segundo volumen de la BSO de Violetta, seguido por Pablo Alborán y Tanto en el segundo puesto y Auryn y Anti Heroes en el tercero. La primera novedad aparece en la octava posición y corresponde a Inferno de Duo Kie, rapperos y presentadores de la versión española del programa MTV Tunning. En el 12 se colocan Paramore con su disco homónimo y, un puesto más abajo, Pedro Guerra con 30 años, un disco triple con el que el cantautor celebra sus tres décadas de carrera a través de una cincuentena de canciones grabadas en directo. En el 18 debuta Cristian Castro con Primera Fila y en el 20 aparece Depredro con La increíble historia de un hombre bueno. Su sencillo de presentación, haciendo honor a su nombre, tiene un videoclip bueno.

En el 25 aparece Formas de Matar el Tiempo, de Jose Ignacio Lapido, el que fuera guitarrista y compositor de 091. En el 60 nos encontramos con English Electric, de los míticos OMD, y en el 63 consigue colocarse James Blake con Overgrown. Lax ‘n’ Busto, uno de los grupos catalanes más importantes, colocan Tot és més senzill en el 65 mientras que Little French Songs, el nuevo trabajo de Carla Bruni, entra al 68.

La otra aportación catalana a la lista es la de Els Catarres, que entran al 71 con Postals. Mientras tanto, en la lista de canciones nos encontramos con que Feel this moment, de Pitbull y Christina Aguilera ha conseguido llegar al número uno. Esto sí que da miedo.

Natalia parece decidida a no dejar que su carrera caiga en el olvido y coloca Nunca Digas No en el 27. Por su parte, Avril Lavigne logra que el tema de adelanto de su próximo trabajo, Here’s to never growing up, debute en el 29. También se estrenan en la lista Michael Bublé en el 42 con It’s a beautiful day y Psy, con Gentleman, en el 44.