Archivo por meses: diciembre 2012

Resumen musical anual

Es el último día del año y por tanto, el momento ideal para volver la vista atrás y ver qué ha dado de sí 2012 en lo musical. En lo referente a ventas, 2011 tuvo dos nombres propios claros: Adele en el mercado internacional y Pablo Alborán en el español. La primera ha seguido despachando millones de copias de 21 mientras se dedicaba a dar a luz a su primer hijo y cantar el tema principal de la última película de James Bond, Skyfall, por el que quizás acabe ganando un Oscar (no lo creo). Por su parte, Alborán publicó un nuevo disco llamado Tanto y ha seguido vendiendo discos como churros, consiguiendo unas cifras insólitas para un mercado raquítico como el nuestro.

2012 no parece haber tenido nombres tan claros. Lana del Rey publicó Born to Die, convenciendo a algunos y despistando a muchos con su “curiosa” actuación en Saturday Night Live. Emeli Sandé cantó en la Olimpiadas de Londres y convirtió su disco de debut en uno de los más vendidos del año. Katy Perry prolongó el éxito de Teenage Dream con una edición especial. Rihanna volvió a publicar disco este año y consiguió su duodécimo número uno en el Billboard con Diamonds. Taylor Swift convenció con su giro al pop en We Are Never Ever Getting Back Together, aunque a mí me convencen más el Stronger de Kelly Clarkson o el Blow me one last kiss de Pink. Beyoncé fue madre y Lady Gaga lanzó un perfume y estuvo de gira, mientras esperamos a ver qué pasa con su próximo disco. Britney Spears se colocó de jurado en la versión estadounidense de Factor X. Christina Aguilera logró con Lotus peores cifras de ventas que con Bionic, pero se puede consolar pensando que a Nelly Furtado aun le ha ido peor con The Spirit Indestuctible, del que parece que apenas se han vendido unas 60.000 copias en todo el mundo. Madonna publicó el que seguramente sea su peor disco MDNA, demostrando que forma parte de esos artistas veteranos que piensan más en las giras que en su trabajo de estudio. Kylie Minogue celebró sus 25 años de carrera repasando sus éxitos en el más que interesante The Abbey Road Sessions. 2012 fue también el año en que dijimos adiós a Withey Houston y Donna Summer. ¿Hay chicos en este universo pop? Tenemos a Robbie Williams, que volvió a lo más alto de las lista inglesas gracias a Candy; a Bruno Mars, que parece haber superado sin problemas el desafío del segundo disco; a una serie de boybands como One Direction y The Wanted que han hecho que Justin Bieber parezca un veterano artista; a Mika, que no recuperó a sus primeros fans con The Origin of Love, aunque no le ha ido tan mal como al ya olvidado Sam Sparro; a Example, que publicó un disco desconcertante y fallido llamado The Evolution of Man; y a Calvin Harris, que por fin publicó 18 Months, un disco que parece un grandes éxitos y que le ha convertido en el nuevo rey de Maxima FM. También publicó su primer trabajo Bright Light Bright Light, un disco lleno de temazos de pop electrónico como Feel it.

2012 fue también el año en que quedó claro que el mercado actual entiende cada vez menos de idiomas y fronteras. Desde Corea del Sur, Psy conquistó el mundo haciendo el caballito en el videoclip de Gagnam Style, mientras que no fueron pocas las pistas de baile europeas que bailaron el Mama Luba de las rusas Serebro, o el Tacatá de los italianos Tacabro. La sueca Loreen ganó Eurovisión con una de las canciones más exitosas de la historia del festival: Euphoria. Pero el triunvirato triunfal del año ha estado formado, sin duda, por tres temas: We are young, de Fun; Somebody that I used to know, de Gotye; y Call Me Maybe, de Carly Rae Jepsen. ¿One Hit Wonders? Sólo el tiempo lo dirá…

2012 fue también el año en que Maroon 5 se convirtieron en uno de los grupos más vendedores, aunque quedan lejos los tiempos de temas tan redondos como This Love o Makes You Wonder. The Killers publicaron un cuarto disco tan correcto como aburrido. Scissor Sisters también publicaron un cuarto trabajo: el irregular Magic Hour no ha sido un éxito, pero ha servido para darle al grupo una de sus canciones más emblemáticas: Let’s have a kiki. The Gossip nos regaló un excelente album pop que hubiera merecido mejor suerte comercial. Green Day publicaron una trilogía de discos: ¡Uno!, ¡Dos! y ¡Tré! Algunos nombres básicos de los 90 como No Doubt, Smashing Pumpkins, Matchbox 20, Alanis Morissette o Soundgarden volvieron a publicar disco. Hot Chip, Plan B, Django Django, Alt+J y Tame Impala fueron algunos de los nombres favoritos de la crítica especializada, así como los de Frank Ocean y Jessie Ware. Algunos nombres habituales del panorama alternativo han conseguido este 2012 llegar a un público mayor del que supuestamente les correspondería: no sólo es el caso de Two Door Cinema Club o The Vaccines, sino también de The XX, los folkies Mumford & Sons, The Black Keys o los islandeses Of Monsters and Men. ¿Es el indie el nuevo mainstream? 2013 tiene la respuesta.

Lista UK: y el número uno navideño es para…

En Reino Unido siempre se ha considerado un gran honor tener el número uno en la lista de sencillos en la semana de Navidad, un hito del que pueden presumir artistas como The Beatles, Pink Floyd, Pet Shop Boys o Spice Girls, entre otros. Sin embargo, en los últimos años esta distinción ha sido acaparada por los ganadores de cada edición de The X Factor, un hecho que provocó en 2009 una campaña de protesta en las redes sociales que consiguió que el número uno de aquel año fuera Killing in the name, de Rage Against The Machine. Este año el número uno ha sido para The Justice Collective, un grupo de artistas británicos que han grabado una versión del clásico de The Hollies, He Ain’t Heavy, He’s my brother, para recaudar dinero para las familias de las víctima de la tragedia de Hillsborough.

En la lista de discos, Emeli Sandé pone fin a su triunfal 2012 volviendo a colocar Our Version Of Events en el número uno. Con más de un millón trescientas mil copias, es el disco más vendido en Reino Unido este año.

Canciones para un fin del mundo

Hoy, cuando se produzca el solsticio de invierno, se terminará el mundo. O por lo menos, así es como han interpretado algunos que el final del calendario maya coincida con esa fecha. Si eres de los que estás deseando que se produzcan cataclismos de proporciones bíblicas, no lo dudes: ésta es tu canción para celebrar el fin de los tiempos.

It’s the End of the World as We Know It (And I Feel Fine) fue publicada por REM en 1987 como segundo sencillo de Document, el disco de su carrera con el que comenzaron a llegar a un público más amplio. Con el tiempo se ha convertido en una de las canciones emblemáticas de la banda, que solían tocarla al final de sus conciertos.

Sin embargo, si prefieres tomarte el fin del mundo con algo más de dramatismo, puedes optar por este tema de U2.

Until the end of the world nació a raíz de la propuesta que el director alemán Wim Wenders hizo a la banda para que compusieran algún tema para su película del mismo nombre. Incluida en Achtung Baby, uno de los discos esenciales para comprender los noventa, la letra del tema recoge una conversación entre Jesús y Judas Iscariote. Pero aun nos podemos poner más dramáticos sin entrar en disquisiciones religiosas.

Con The End, un tema de más de diez minutos de duración que nació a raíz de una ruptura amorosa de Jim Morrison para evolucionar a algo mucho más abstracto, se cerraba el primer disco de The Doors, publicado en enero de 1967. Francis Ford Coppola lo utilizó en Apocalypse Now, aumentando aun más su popularidad. Quizás sea mejor ponerle fin al mundo con un tema un poco más optimista.

Como decían los Beatles en la última canción que grabaron juntos durante las sesiones para el disco Abbey Road: And in the end, the love you take is equal to the love you make.

Mañana seguiremos viviendo en la era pop.

Reality Song

Anoche Telecinco emitió la final de La Voz. El ganador fue Rafa Carpena, el heavy que decidió irse al equipo de Bisbal. No sabemos qué tal le irá profesionalmente, pero el espectáculo televisivo ha dado unos resultados excelentes: casi cinco millones y medio de espectadores vieron la gala de ayer, que alcanzó un 37.3% de share. Al fin y al cabo, es lo que buscan estos programas: productos de usar y tirar, a los que sacar el máximo rendimiento en el menor tiempo posibles, con el apoyo de algún que otro sello discográfico. Hasta cierto punto, la industria del pop más comercial y prefabricado de los últimos diez años no se entendería sin este tipo de fenómenos televisivos que, con sus altibajos, siguen siendo una fuente inagotable de nuevos artistas para el mercado.

Y de entre tantos idolitos, factoritos y triunfitos variados, este blog tiene sus temas predilectos:

Colourblind, Darius Danesh. El primer Pop Idol se emitió en Reino Unido en 2001, extendiéndose por todo el mundo (menos España) durante los años siguientes. El ganador fue Will Young, aunque el favorito de la organización (o por lo menos, de Simon Cowell) era Gareth Gates. Ambos han hecho unas cuantas baladas ñoñas a lo largo de sus carreras, así que yo me quedo con el tercer clasificado de aquel programa, Darius.

Con este sencillo compuesto por él y producido por el veterano Steve Lillywhite, Darius consiguió colocarse en lo más alto de la lista británica, privando a Coldplay de ocupar el puesto de honor con In my place. Dive in, su primer disco, seguía esta línea de pop comercial sencillo y con pocas pretensiones y, en este sentido, resultaba casi perfecto. Su segundo disco, Live Twice, se quedaba muy lejos de alcanzar este resultado y, como han hecho tantos cantantes surgidos de este tipo de programas, Darius se reconvirtió en actor de musicales del West End londinense.

Being nobody, Liberty X. Antes de participar en Pop Idol, Darius había aparecido en Popstars, el espacio pionero en este tipo de programas. A diferencia de los que le sucederían, Popstars era un programa documental que se limitaba a seguir el proceso de creación de un grupo de pop compuesto por varios chicos y chicas. Los cinco primeros seleccionados formaron Hear’Say, que durante sus 18 meses de existencia consiguió un par de números uno en sus primeras semanas y abucheos generalizados en todos los conciertos en sus últimas semanas. Los cinco últimos aspirantes eliminados formaron otro grupo llamado Liberty X, aunque las malas lenguas se referían a ellos como “flopstars”.

Pero como el mundo de la música tiene estas cosas, Liberty X tuvo una carrera más larga y exitosa que la de los ganadores del programa. Being nobody es un tema producido por Richard X que sigue el modelo marcado por él mismo con el Freek like me de Sugababes, haciendo en esta ocasión un mashup del Ain’t Nobody de Chaka Khan con la música de Being Boiled, de The Human League, con excelentes resultados.

Best of order, David Sneddon. Fame Academy fue la adaptación inglesa de nuestro Operación Triunfo y, aunque no alcanzó el éxito que tuvo en nuestro país, sí que permitió a su primer ganador, David Sneddon, conseguir unas ventas notables con su primer y único disco, Seven Years – Ten Weeks.

Pocos meses después de editar este disco, el triunfito anunció en octubre de 2003 que abandonaba su carrera de cantante para centrarse en la de compositor, “su verdadera vocación”. Aunque suena a excusa para justificar unas ventas decrecientes, la realidad es que Sneddon, formando parte del equipo de compositores y productores The Nexus, ha terminado escribiendo temas para Eliza Doolittle, Hurts (Illuminated, Silver Lining y Blood, Tears & Gold) o Lana del Rey (National Anthem)

Au soleil, Jenifer. Si en Reino Unido Fame Academy no tuvo demasiado éxito, en Francia sucedió todo lo contrario, convirtiéndose en el programa de referencia de este tipo. De hecho, uno de los sencillos de su primera ganadora, Jenifer Bartoli, este agradable tema pop llamado Au Soleil, llegó a colarse en las listas españolas.

The real thing, Bo Bice. A pesar de ser un enorme éxito de audiencia en Estados Unidos, apenas hemos sabido algo de los ganadores o participantes de American Idol fuera de las fronteras de su país. La excepción sería, evidentemente, Kelly Clarkson, y quizás, en menor medida, Adam Lambert o Jennifer Hudson. Quizás se deba a que muchos de ellos practican estilos poco exportables como el country de Carrie Underwood o el rock clásico de Daughty o Bo Bice.

Contigo, Juan Camus. En España hemos tenido centenares de triunfitos y similares y pocos de ellos son los que han conseguido conservar la fama y el éxito adquiridos en su paso por televisión. Ahí están, más o menos, David Bisbal y Bustamante, Rosa, Chenoa, Manuel Carrasco, Nena Daconte, Vega, Soraya, Edurne, Virginia Labuat, Angy… Pero claro, no estaría bien que en un artículo de esta temática yo no hable de Juan Camus.

Contigo fue el sencillo principal del cuarto disco de Juan Camus y un tema bastante más interesante de lo que los prejuicios nos podrían hacer pensar. Como él, muchos otros cantantes surgidos de estos programas siguen intentando encontrar el tema que les convierte en estrellas. Al fin y al cabo, si Carly Rae Jepsen, tercera clasificada en la quinta temporada del Canadian Idol, lo ha conseguido con un Call Me Maybe

Lista UK: Bruno Mars arrasa.

Con su segundo album, Unorthodox Jukebox, Bruno Mars ha conseguido el mejor debut en la lista británica de discos más vendidos para un artista solista en este 2012 que está a punto de acabarse con 136.000 copias despachadas en una semana. Se ve que el toque a lo Police de su sencillo de presentación, Locked Out Of Heaven – con producción, entre otros, del gran Mark Ronson- ha tenido una gran acogida entre su público.

En una clara demostración de lo potente que sigue siendo el mercado discográfico en las islas, los discos situados en los puestos 2, 3 y 4 (Right Place, Right Time de Olly Murs, Christmas de Michael Bublé y Our version of events de Emeli Sandé) también han conseguido superar la barrera de las cien mil copias vendidas en una semana. Visto desde España resulta un misterio casi inexplicable. Por lo demás pocas novedades más hay en la lista: Tré, el final de la trilogía de Green Day, debuta en el 31, mientras que el 61 aparece la banda sonora original de El Hobbit a cargo de Howard Shore.

En la lista de sencillos el número uno es para el ganador de la más reciente edición de Factor X, que finalizó este 9 de diciembre. James Arthur debuta con unas ventas de casi medio millón de copias con Something, una versión del tema de 2010 de la cantante Shontelle.

El segundo puesto es para Scream & Shout, el nuevo sencillo de Will.i.am en el que cuenta con Britney Spears como estrella invitada, mientras que Rihanna se coloca en la sexta plaza con Stay, el segundo sencillo extraído de Unapolegetic.

Canciones para un anuncio de bancos: Crimson and clover.

En uno de sus últimos anuncios, el banco ING Direct ha decidido utilizar una de las mejores canciones de los sesenta: Crimson and clover, de Tommy James & The Shondells.

Tommy James & The Shondells tuvieron unos cuantos éxitos en la segunda mitad de los sesenta, pero no son un grupo de los que habitualmente se recuerde su nombre. Quizás se deba a que algunas de sus canciones más conocidas pertenecían al llamado “Bubblegum Pop”, canciones brillantemente intrascedentes e injustamente despreciadas en su momento como I think we are alone now (versionada en los 80 por Tiffany y en los 00 por Girls Aloud), o a que en Reino Unido, por ejemplo, sólo tuvieron un éxito gracias a la rockera Mony Mony. De hecho, a partir de Crimson and clover la banda decidió madurar su sonido e involucrarse más en la composición de sus temas. Con ciertas influencias psicodélicas, es una canción que destaca por el uso de amplificadores para conseguir un efecto “tremolo” tanto en las guitarras como en la voz de Tommy James en la segunda mitad del tema, algo prácticamente experimental e innovador para el año 1968.

Lista Promusicae: la vida te da sorpresas (o no)

La industria discográfica sigue patrones predecibles y estos se reflejan en la lista de ventas. Pero a veces también hay sorpresas: estoy seguro de que nadie pensaba que la banda sonora de Violetta fuera subiendo posiciones hasta colocarse en el segundo puesto y amenazar el reinado de Pablo Alborán y su Tanto. La veteranísima María Dolores Pradera consigue unas ventas envidiables con Gracias a Vosotros y ocupa el tercer puesto. La entrada más fuerte es para Bertín Osborne en el 11 con A mi manera, mientras que Alex Ubago aun conserva seguidores suficientes para ponerse en el 16 con Mentiras Sinceras.

En la lista de canciones Gangnam Style sigue en lo más alto, seguida por Diamonds de Rihanna en el 2. La sorpresa de la semana es que Yurena aka Tamara Seisdedos consigue que su Go se coloque en el puesto 20. Si nos llegan a decir en invierno de 2000 que la cantante de A por ti iba a resucitar doce años después nos hubiera dado la risa. El hecho de que la canción tenga una producción más que decente es la mayor sorpresa de todas.

Pero si queréis estudiar fenómenos inexplicables en la lista de ventas, os presento al Pollito Pío, la adaptación al castellano de un tema lanzado por la emisora romana Radio Globo que este verano arrasó en Italia. Esta semana está en el 30.

Advertencia: las dos canciones se pegan a la primera escucha como un chicle al pelo… y es igual de difícil eliminarlas de la cabeza.